Index | Análisis 2004-2005
Enlaces relacionados


La malnutrición infantil se ha duplicado en Iraq tras la invasión del país por EEUU

Rick Kelly* - World Socialist Web Site, 26 de noviembre de 2004
IraqSolidaridad (
www.nodo50.org/iraq), 2 de diciembre de 2004
Traducción para IraqSolidaridad de Paloma Valverde

"Una investigación llevada a cabo por el Instituto Fafo de Ciencias Sociales Aplicadas, grupo de investigación noruego, ha descubierto que la malnutrición aguda entre los niños y niñas iraquíes de entre seis meses y cinco años se ha incrementado de un 4,4 % hasta un 7% desde que se produjo la invasión de Iraq en marzo del año pasado. . La directora ejecutiva de UNICEF, Carol Bellamy ha avalado este dato."

Una investigación llevada a cabo por el Instituto Fafo de Ciencias Sociales Aplicadas, grupo de investigación noruego, ha descubierto que la malnutrición aguda entre los menores iraquíes de entre seis meses y cinco años se ha incrementado de un 4,4 % hasta un 7% desde que se produjo la invasión [de Iraq] en marzo del año pasado. "Desde luego no son los niveles de cualquier país africano" manifestó a [la agencia] Associated Press, Jon Pederson, diputado y director del Instituto. "Evidentemente ningún niño debe sufrir malnutrición, pero cuando alcanzamos los niveles del 7 u 8% [de menores desnutridos] ello es un claro signo de preocupación".

Los resultados están basados en una investigación llevada a cabo durante los meses de abril y mayo [de 2004] en 22.000 hogares iraquíes. El estudio, que aún tiene que publicarse oficialmente, fue apoyado por la Oficina Central de Estadística e Información Tecnológica de
Iraq, así como por el Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas (NNUU).

Carol Bellamy, directora ejecutiva de UNICEF, la agencia para la infancia de NNUU, condenó la guerra por su impacto en los niños y niñas iraquíes: "La guerra la hacen los adultos, pero quienes más la sufren son los niños y niñas". "Esta prolongada guerra, junto a la inestabilidad está destruyendo la infancia iraquí", añadió Bellamy [1].

400.000 niños y niñas desnutridos

Aproximadamente, unos 400.000 niños y niñas iraquíes sufren ahora desnutrición. Los niños y niñas afectados normalmente sufren atrofia en su desarrollo físico así como retrasos irreparables en su desarrollo mental. La situación también hace que los niños y niñas sean vulnerables a otras enfermedades infecciosas, incluidas la neumonía y la gastroenteritis.

La situación de la infancia iraquí es otro motivo para llevar ante los tribunales la ocupación estadounidense. La guerra, que ha agravado las devastadoras consecuencias de la primera Guerra del Golfo junto con el subsiguiente régimen de sanciones, ha destruido lo que una vez fue una sociedad y una economía comparativamente avanzadas. Como recordó The Washington Post el pasado sábado [20 de noviembre de 2004], el mayor problema nutricional a que se enfrentaba la generación anterior de niños y niñas iraquíes era la obesidad.

La malnutrición [infantil] solo se convirtió en un serio problema tras la guerra del Golfo. Con EEUU imponiendo en [el Consejo de Seguridad] de NNUU el embargo de comida y medicamentos, la malnutrición aguda infantil aumentó hasta el 11% en 1996. Sólo tras la puesta en funcionamiento del programa "Petróleo por Alimentos" [en diciembre de 1996], este porcentaje comenzó a disminuir. En 2002 [la tasa de malnutrición infantil] se situaba en el 4%.

Remonte de la malnutrición bajo la ocupación

El número de menores con malnutrición ha vuelto a aumentar con la ocupación. El problema está ligado a una crisis social y económica que ha destruido Iraq desde la invasión. Unos seis millones y medio de iraquíes aún dependen de las cartillas de racionamiento [2]. Los iraquíes más pobres frecuentemente comercian con [el contenido de] esas cartillas para compensar sus necesidades desesperadas de medicamentos y ropa. La economía [iraquí] ha sido destruida con un desempleo estimado entre el 60 y el 80% [3]. La generalización de la pobreza hace que millones de familias tengan grandes dificultades para poder comprar la comida adecuada para los niños o los suplementos alimenticios básicos para el tratamiento de la malnutrición infantil.

The Washington Post publicó informaba [20 de noviembre] sobre la situación de los hospitales infantiles más importantes de Bagdad: "Las cosas han ido a peor desde el inicio de la guerra", afirmaba a este medio Kasim Said, un trabajador que estaba visitando a su hijo Abdullah. El niño, cubierto con una almohada con dibujos de Winnie the Pooh [4] para impedir que las moscas se le acercaran a la cara, sólo pesaba 11 libras [5]. "Durante el régimen anterior, yo trabajaba en proyectos para el gobierno. Ahora ya no hay proyectos", manifestó el padre [de Abdullah]. "Cuando encuentre trabajo podré llevar a casa entre 10 y 14 dólares diarios [6]. Si su mujer tiene la suerte de encontrar Isomil, el complemento nutricional que los médicos han recetado, pagará siete dólares [7]. La mujer que está en la cama de al lado dijo que "acababa de pagar diez dólares [por el Isomil]", afirmó Suad Ahmed sentada en una cama de la misma sala, mientras intentaba consolar a su nieto, un bebé esquelético de cuatro meses llamado Hiba, que sufre diarrea crónica.

Colapso de los servicios básicos

La falta regular de electricidad y de agua potable en la mayor parte del país ha contribuido al incremento masivo de la malnutrición infantil. Los constantes cortes de electricidad hacen muy difícil para la mayoría de la gente poder hervir el agua. "Incluso yo misma, sufro trastornos debido a la mala calidad del agua", afirma Zina Yahya, enfermera de la maternidad del hospital. "Si pones el agua en un vaso, está turbia", manifiesta Yahya. "He oído de casos de tifus".

El sistema sanitario iraquí está completamente colapsado. "desde agosto a octubre de 2004, el sistema de salud iraquí ha sufrido un considerable retroceso desde la situación de avance en la que se encontraba [antes de la guerra]", concluye un reciente estudio llevado a cabo por el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales. "De hecho, todos los sectores del sistema sanitario estudiados para esta investigación muestran su peor momento. El sistema sanitario iraquí es actualmente incapaz de dar asistencia adecuada a la mayoría de la población".

La crisis sanitaria en Iraq pone de manifiesto el cinismo de las manifestaciones de la Administración Bush afirmando haber liberado a Iraq. De los 18.400 millones de dólares autorizados por el Congreso [estadounidense] el año pasado para la reconstrucción de Iraq, sólo dos mil millones se han invertido en el sistema sanitario. El mes pasado, el Departamento de Estado canceló el presupuesto destinado a la reparación de la red de suministro eléctrico de mil millones de dólares y de otros mil novecientos millones de dólares que irían destinados a la reparación de la infraestructura de suministro de agua para invertirlo en recursos para la policía y el ejército iraquí.

Notas de IraqSolidaridad:

1. Véase la Nota informativa de UNICEF del 23 de noviembre en la que Bellamy avala el dato de la duplicación de la malnutrición infantil en Iraq desde el inicio de la ocupación.
2. El gobierno iraquí estableció en el verano de 1990 la cartilla de aprovisionamiento alimentario (que incluía también detergente y productos de higiene personal) inmediatamente después de aprobarse el régimen de sanciones por parte del Consejo de Seguridad de NNUU en agosto de ese año tras la invasión de Kuwait por Iraq. Elogiada por las Agencias especializadas de NNUU, el sistema evitó la hambruna generalizada en el país durante más de una década y permitió que el pueblo iraquí pudiera afrontar los seis primeros meses de ocupación en 2003 gracias al adelanto que el gobierno efectuó de los cupones correspondientes, antes del inicio de la invasión, lo cual además evitó acaparamiento y ansiedad entre la población antes o ya durante la guerra. Tras la invasión, las autoridades de ocupación y las nuevas instancias iraquíes procedieron a monetarizar parcialmente este sistema (es decir, dar dinero a las familias en vez de productos), lo cual, dada la liberación del mercado interior, ha supuesto la pérdida del valor efectivo del contenido de la cartilla.
3. Esta tasa de desempleo es similar a la existente en la Franja de Gaza (datos de agosto de 2004) después de tres años de cierre intermitente de las fronteras.
4. Dibujo animado de la multinacional Walt Disney.
5. Una libra es una medida de peso equivalente a algo más de 450 gramos.
6. Un dólar equivale a 0,75 euros, por lo que su salario diario oscilaría entre 7,5 y 10,5 euros.
7. Compuesto nutricional elaborado a partir de proteínas de soja; en los países desarrollados se utiliza para sustituir las proteínas de la leche en lactantes con alergia a los lácteos.

World Socialist Web Site

Nota informativa de UNICEF

* Rick Kelly es redactor de 'World Socialist Web Site', donde ha sido publicado este texto

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2004