Index | Documentos 2004-2005

Enlaces relacionados


Reunión de la Delegación de la CEOSI con el Partido Baaz, la Unión del Pueblo y la Alianza Patriótica Iraquí

Comunistas, baazistas y otras corrientes nacionalistas discuten la creación de un Frente de Liberación Nacional

Delegación de la CEOSI en Iraq, 23 de abril, 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 17 de mayo, 2005

"Estas formaciones consideran necesaria la constitución del Frente de Liberación para dotar a la resistencia armada de una interlocución política, si bien afirman que el proceso de negociación con EEUU y sus aliados para poner fin a la ocupación deberá llevarse entre éstos y la propia insurgencia, a la que consideran sujeto esencial del proceso en curso de liberación nacional, muy avanzado en el terreno militar."

En la mañana del viernes, 23 de abril la delegación de la CEOSI se reunió con representantes de las organizaciones que están debatiendo en estos momentos la constitución de un Frente de Liberación Nacional (FLN) o Nacional e Islámico, según distintos borrados programáticos que nos entregarán nuestros interlocutores. Para ellos el precedente histórico es sin duda 1958, fecha de la revolución republicana, si bien consideran que la actual convergencia de las corrientes nacionalistas laicas e islamistas no salafistas otorga al proceso mayores posibilidades de éxito.

Estas organizaciones son el Partido Baaz Árabe Socialista (PBAS), ilegalizado por los estadounidenses inmediatamente después de iniciarse la ocupación; la Unión del Pueblo (UP), que integra a los disidentes del Partido Comunista Iraquí (PCI), entre ellos al histórico dirigente comunista Yusuf Hamdan; la Alianza Patriótica Iraquí (API), en la que se agrupan los exilados y disidentes baazistas y naseristas opuestos al anterior régimen pero no vinculados a EEUU y Reino Unido en su política de asedio y posterior invasión; y el Movimiento de Oficiales Libres (MOL), formado por ex militares de orientación nacionalista del disuelto ejército iraquí [1].

El PBAS, en la clandestinidad, vive en estos momentos un proceso de recomposición interna, reintegrando a los disidentes del exterior y recuperando a cuadros del interior marginados durante la anterior época, como es el caso de nuestro interlocutor en esta cita, Abu Ali.

Por su parte, Yusuf Hamdan, presente también en la reunión, representa a la corriente del comunismo iraquí que rompiera ya en la pasada década con la actual dirección del PCI por su apoyo a la política de sanciones internacionales impuestas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a Iraq en 1990 y, tras la invasión, por su participación en las sucesivas instancias designadas por los ocupantes a partir del Consejo Gubernativo establecidos en junio de 2003. Hamdan, que retornó a Iraq en la primera mitad de la década de los años 90, acusa al PCI de "[...] haber convertido en escombros" la historia revolucionaria y nacional del PCI, ahora situado, dice el viejo dirigente comunista, "en el campo de la traición".

Finalmente, dos representantes de la API atienden asimismo a la delegación de la CEOSI en este encuentro.

Brazo político de la resistencia

Esencialmente, las mencionadas formaciones consideran necesaria la constitución del Frente de Liberación para dotar a la resistencia armada de una interlocución política, si bien afirman que el proceso de negociación con EEUU y sus aliados para poner fin a la ocupación deberá llevarse entre éstos y la propia insurgencia, a la que consideran sujeto esencial del proceso en curso de liberación nacional, muy avanzado en el terreno militar según nuestros interlocutores.

Preguntados sobre las relaciones de estas formaciones con la plataforma anti-ocupación Congreso Fundacional Nacional Iraquí (CFNI), a la que al menos hasta el momento han estado vinculados algunos dirigentes comunistas como Hamdan y baazistas, nuestros interlocutores señalan que son buenas, "[...] si bien nos unen [a las organizaciones promotoras del FLN] lazos ideológicos; [...] además tenemos mayor solidez y mayor presencia sobre el terreno". "El CFNI muestra un cierto pragmatismo que no expresa la voluntad de un pueblo bajo ocupación", señala uno de nuestros interlocutores. Ciertamente, el CFNI ha planteado recientemente como condición para participar en cualquier proceso institucional interno una calendario concreto y avalado internacionalmente para la retirada de los ocupantes, cuyos efectivos habrán de replegarse previamente, como gesto de buena voluntad, a sus bases en Iraq antes de su salida [2].

Igualmente, mientras que el CFNI está procurando romper el campo colaboracionista atrayendo a su seno a algunas formaciones que hasta ahora han estado participando en las instancias designadas por los ocupantes (caso, por ejemplo, del Partido Islámico), las organizaciones que están promoviendo el nuevo Frente rechazan todo contacto con formaciones asociadas al proceso de institucionalización en curso promovido por EEUU.

Finalmente, si bien no ha habido veto estricto en este sentido en el seno del CFNI, las formaciones promotoras del Frente de Liberación consideran que el Partido Baaz -a cuyos militantes y mandos militares se les atribuye una parte considerable de la actividad armada- ha de estar inexcusablemente en cualquier proceso de convergencia nacional anti-ocupación.

Notas:

1. Ver en IraqSolidaridad: "Lo importante no es el número de combatientes, sino el número de civiles que les apoyan". Una entrevista con la resistencia iraquí
2. Véase en IraqSolidaridad:
Comunicado del Congreso Fundacional Nacional Iraquí tras las elecciones: Un proyecto soberano, democrático e integrador para Iraq
Véanse en IraqSolidaridad próximas crónicas del encuentro de la delegación de la CEOSI con la Asociación de Ulemas Musulmanes y otras organizaciones del CFNI.

Nota informativa preliminar, enlaces a mensajes y crónicas de la Delegación de la CEOSI en Iraq (17-26 de abril) y otros documentos relacionados:
Mantener abierto Iraq a la solidaridad y el compromiso internacional: Una delegación de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq viaja a Iraq

English A delegation of the Spanish Campaign against the Occupation of Iraq and for the Iraqi Sovereignty travels to Iraq

"Lo importante no es el número de combatientes, sino el número de civiles que les apoyan". Una entrevista con la resistencia iraquí

Comunicado del Congreso Fundacional Nacional Iraquí tras las elecciones: Un proyecto soberano, democrático e integrador para Iraq

Proyecto de creación del Frente de Liberación Nacional para liderar la lucha nacional y la resistencia a la ocupación, y para la reconstrucción del Estado central de un Iraq libre y unificado*

Comité Preparatorio del Frente de Liberación Nacional

Bagdad, 9 de abril, 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 17 de mayo, 2005. Traducción del árabe para IraqSolidaridad de Houmad El Kadiri

"Ésta es una gran batalla imposible de asumir por una sola facción o un solo partido; tiene que ser asumida por todas las fuerzas patrióticas que rechazan la ocupación y que luchan contra ella: nacionalistas progresistas, religiosas islámicas, democráticas de izquierda, marxistas, además de personalidades y figuras sociales, científicas, literarias, religiosas y políticas independientes."

Con la guerra agresiva anglo-estadounidense contra nuestra patria y su consiguiente ocupación, ocurrió la catástrofe pronosticada por los revolucionarios iraquíes y se plasmaron sus terribles consecuencias para Iraq y para el movimiento de liberación árabe, sobre las que ya habían aquéllos advertido.

La valoración objetiva y la evaluación critica del proceso del Estado y de la sociedad [iraquíes] antes de la ocupación es una tarea imperativa, no solamente para delimitar las responsabilidades personales y colectivas sino para sacar lecciones y para formular el programa del Frente unido, a fin de iniciar la lucha de liberación y liderar la lucha nacional y la resistencia contra la ocupación. Ésta es una gran batalla imposible de asumir por una sola facción o un solo partido; tiene que ser asumida por todas las fuerzas patrióticas que rechazan la ocupación y que luchan contra ella: nacionalistas progresistas, religiosas islámicas, democráticas de izquierda, marxistas, además de personalidades y figuras sociales, científicas, literarias, religiosas y políticas independientes.

A pesar de que el mapa del alineamiento social y político indica que ha habido cambios continuos a causa de la fragmentación en el campo revolucionario internacional y a causa del unilateralismo estadounidense, traducido en la realidad en políticas de dominación y de transgresión de la legalidad internacional, a pesar de todo ello, se ha producido en el ámbito iraquí, en particular, y en el ámbito del mundo árabe, en general, movimientos políticos que actúan como fuerzas de reconocimiento de los servicios de inteligencia de las fuerzas enemigas. Y como la acumulación cuantitativa puede generar cambios cualitativos, quizás parte de estos escombros (de los movimientos políticos señalados arriba) puedan servir en el proceso de la reconstrucción.

La historia nacional y política de Iraq vivió la creación del Frente de Unidad Nacional en febrero de 1957, que abrió el camino a la revolución del 14 de junio de 1958. También, en julio de 1973 fue creado el Frente Nacionalista Progresista. Esta formación y las fuerzas que la compusieron están siendo objeto de evaluación como parte de la revisión global del proceso histórico de los movimientos políticos iraquíes.

La guerra y la invasión de Iraq han sido ilegales y han sido condenadas por la opinión publica internacional a través de las manifestaciones multitudinarias celebradas por las fuerzas contrarias a la guerra en Europa, EEUU, Canadá y en el resto del mundo. La resistencia iraquí contra la ocupación y para la liberación es legítima. El clima para el nacimiento del Frente unido para liderar la lucha de liberación es favorable, y las fuerzas que lo van a construir existen sobre el terreno.

El Frente unido va a asumir grandes responsabilidades y le ha de tocar realizar tareas históricas. Por ello va a ser blanco de muchas reacciones, entre ellas las de focos teológicos preparados con antelación para desempeñar un papel de apoyo logístico a las fuerzas de ocupación. Estas autoridades religiosas han incitado a muchos sectores para que informen a los ocupantes sobre la actividad de la resistencia y su ubicación, facilitándoles sus ataques y bombardeos.

El Frente unido, tendrá que llevar a cabo una campaña de concienciación y de sensibilización incitando a la resistencia, como obligación igualmente [religiosa], recordando que la traición a la patria es un pecado. Disponemos de un legado precioso que es el del movimiento de liberación nacional árabe que nos proporciona un ejemplo a seguir: la revolución argelina no está lejos, y la resistencia palestina sigue dándonos ejemplo.

[La creación de]l Frente unido para liderar la lucha nacional y la resistencia no es un objetivo táctico, sino un objetivo estratégico, porque implica al estado mayor de las fuerzas patrióticas contrarias a la ocupación y que luchan contra de su presencia. Sus acciones tienen un carácter continuado que engloba la fase de la liberación así como la posterior, donde sus tareas consistirán en la reconstrucción del Estado, de las infraestructuras de la sociedad, de los fundamentos de su liberación nacional y de su emancipación nacionalista, de su progreso social y de la democracia.

Este documento, está abierto a todas las contribuciones.

Las grandes líneas del programa del Frente unido y sus prioridades son:

1. Unificar a todas las fuerzas políticas y organizaciones profesionales democráticas, sindicatos, asociaciones, etc. que están en contra de la ocupación, y movilizarlas en la lucha de liberación por todas las vías, incluida la armada, puesto que es un derecho legítimo para la expulsión de las fuerzas de ocupación y el derrocamiento de todas las instituciones que pretenden sustituir a los ocupantes.

2. Dado que la lucha nacional es una obligación y un honor, los componentes del Frente no tratarán nunca con las fuerzas que, en nombre del islam y del patriotismo, no han cumplido con el deber de defender el país y lo han traicionado. El trato con estas fuerzas se equipara al trato con los ocupantes.

3. La ocupación y la invasión de Iraq han sido condenados por la opinión publica mundial, y, por lo tanto, todas las leyes, reglamentos e instrucciones emanadas de las autoridades designadas por la ocupación se consideran nulas.

4. La dirección del Frente encargará a un comité, conforme a sus estatutos y en aplicación de su programa, que prepare un dossier para presentarlo al Tribunal Penal Internacional solicitando el enjuiciamiento de los responsables estadounidenses y británicos y sus aliados por Crímenes de Genocidio cometidos contra el pueblo iraquí y por la usurpación de sus riquezas, exigiendo indemnizaciones por los daños causados.

5. [Los objetivos estratégicos e inmediatos del Frente son]:

a) reconstruir el Estado central iraquí libre y unido sobre la base del cúmulo de leyes y legislaciones en el marco de la Constitución iraquí.

b) aplicar el estatuto de autonomía [del Kurdistán] de 1974, basándolo en las líneas maestras del manifiesto de 11 de marzo de 1970, garantizando los derechos nacionales de los kurdos y de las minorías étnicas de la zona autonómica.

c) trabajar junto a las organizaciones internacionales y árabes que defienden los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos para lograr la liberación de los detenidos y de los presos políticos, tanto en manos de las autoridades de ocupación, como en cárceles locales.

d) luchar contra los asaltos a viviendas, las detenciones arbitrarias y los robos de los ahorros llevados a cabo por las autoridades de ocupación y por las autoridades locales.

e) publicar un órgano del Frente, nombrar un portavoz y un buró político.

f) elaborar los estatutos, el programa y la constitución del Frente para que sus instancias y comités puedan iniciar sus tareas principales.

Se entrega este documento a los componentes del Frente para que lo debatan y lo suscriban.

* Documento interno no definitivo entregado a la delegación de la CEOSI en Bagdad y elaborado a partir de un primer borrador más extenso presentado por el PBAS, que incluye una valoración sobre la etapa previa a la invasión y el compromiso del baazismo iraquí con la construcción de un Estado democrático tras la liberación (disponible en árabe).

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2005