Index | Documentos 2004-2005

Enlaces relacionados


Resistencia en Iraq: certezas y falsedades

Entrevista de David Pestieau a Muhammad Hasan*

Uruknet-Solidaire, 16 de junio, 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 23 de junio, 2005
Traducción del inglés para IraqSolidaridad de Sinfo Fernández

"El ejército de EEUU solía detectar el pez en el mar y lo pescaba junto con algunos de sus vecinos. Ahora, intenta desaguar el mar donde está el pez aunque sea a costa de matar a todos los peces. Una política de ese calibre sólo consigue ensanchar la base social de la resistencia, por cuanto cada vez hay más familias sufriendo en su carne los ataques estadounidenses."

David Pestieau (D.P.): Coches bombas, ataques suicidas: el panorama que los medios de comunicación más importantes explicitan sobre la guerra en Iraq es el de una guerra librada por un grupo de terroristas dirigidos por al-Zarqawi. ¿Está sucediendo que la resistencia ante las fuerzas de ocupación está derivando hacia una especie de terrorismo ciego, que está afectando principalmente a civiles iraquíes y no a militares de EEUU?

Muhammad Hasan (M.H.): El problema actual es que las acciones de la resistencia auténtica, dirigida por el Mando General de la Resistencia (que abarca a los principales grupos de la resistencia) [1], no aparecen recogidas en nuestros principales medios de comunicación. Un dirigente de la resistencia nacional declaró a una emisora de televisión árabe de Jordania que: "Hay dos resistencias en Iraq: la auténtica, con un proyecto nacional que persigue expulsar a las fuerzas ocupantes y que ataca al ejército estadounidense y a sus aliados locales; y la falsa, que se ha creado para desacreditar a la auténtica resistencia y que ataca las mezquitas y los mercados".

D.P.: Nuestros medios de comunicación hablan de la red de al Qaeda en Iraq, la de al-Zarqawi, presentándolo como el jefe de la insurgencia.

M.H.: Eso es verdad. Si fueras a creerles, el grupo de al-Zarqawi está prácticamente llevando a cabo todos los ataques en Iraq, bien sean ataques a los estadounidenses o coches-bombas que explotan en los mercados o frente a las mezquitas.

Eso no es así y los expertos militares estadounidenses tienen que admitirlo. Es absurdo pensar que un jordano, sediento de sangre y ansioso de lanzar Iraq a una guerra civil pueda estar dirigiendo la resistencia, como han confirmado muchos observadores, que incluso cuestionan la existencia de al-Zarqawi [2].

Al-Zarqawi no es más que un arma de desinformación masiva en manos del ejército de EEUU, que les permite por otra parte esconder sus actividades de "propaganda negra", empleadas para poner a la población en contra de la resistencia. Muchos iraquíes dicen lo mismo. Véase un registro de una página de internet como Riverbend, escrita por una joven mujer desde Bagdad, que el 18 de mayo pasado expresaba lo siguiente:

"Las bombas son un misterio. Algunas explotan en medio de la Guardia Nacional o cerca de las tropas estadounidenses o de la policía iraquí y otras explotan cerca de las mezquitas, las iglesias, las tiendas o en medio de los mercados. Lo que nos sorprende de las noticias que informan sobre estas bombas es que van unidas inevitablemente a suicidas. La realidad es que algunas de esas bombas no provienen de suicidas ­ son coches-bomba que han sido detonadas por control remoto o con bombas de relojería. Todo lo que sabemos es que las técnicas difieren y, aparentemente, también las intenciones. Algunos os dirán que son de la resistencia. Hay quien dice que Chalabi [viceprimer ministro, próximo a EEUU] y su banda de criminales son responsables de un buen número de ellas. Otros culpan a Irán y a la milicia al-Badr [del Congreso Supremo de la Revolución Islámica en Iraq, uno de los partidos chiíes en el gobierno]." [3]

Este relato de primera mano confirma otra información. Se pueden distinguir dos tipos de acciones, las de la resistencia auténtica y los ataques contra civiles llevados a cabo con bombas detonadas a distancia y perpetrados por EEUU o por las milicias que están a favor de EEUU.

D.P.: En ese caso, ¿cómo se puede conseguir información fidedigna sobre la resistencia?

M.H.: Hay páginas en internet, no sólo en árabe, también en inglés, que publican regularmente boletines informando de los actos de la resistencia. Los hechos son incontestables, aunque a veces se exageran las bajas estadounidenses. Puedes encontrar información en sitios como www.uruknet.info o www.albasrah.net.

Tras las elecciones: una nueva fase

D.P.: Mirando más allá del distorsionado espejo de los medios de comunicación, ¿cómo podríamos valorar la situación actual, cuatro meses después de las elecciones?

M.H.: Un informe reciente de Naciones Unidas señalaba que la cuarta parte de los niños iraquíes sufren malnutrición crónica, que la probabilidad de morir antes de los 40 años es más alta en Iraq que en los países vecinos, que las tres cuartas partes de la población no dispone de suministro estable de electricidad y que una tercera parte tiene grandes dificultades para abastecerse de agua potable [4]. Como ya lo advertimos, las elecciones no han cambiado la situación del día a día de los iraquíes, que ha empeorado en la actualidad, ya que Iraq ha entrado en un nuevo estadio de la guerra de ocupación en el que está muriendo incluso más gente que antes.

D.P.: ¿Un nuevo estadio?

M.H.: Sí, desde la batalla de Faluya de noviembre-diciembre del pasado año, el ejército ocupante ha pasado de la estrategia de "búsqueda y eliminación" a la de "recuento de cadáveres". Hasta hace muy poco, la estrategia del Pentágono consistía en identificar de forma precisa las ciudades y pueblos de donde provenían la mayor parte de los ataques. Entonces, el ejército estadounidense cercaba un área limitada, organizaba asaltos y llevaba a cabo arrestos para decapitar a la resistencia. Esta "búsqueda y eliminación" era una guerra destructiva pero limitada. El ejército estadounidense estaba aún intentando entonces atraerse a una parte de la población, infiltrar la resistencia y construir un nuevo ejército iraquí.

Esta estrategia ha fracasado. Rumsfeld, el secretario de Estado de Defensa en persona, dio la orden de pasar a un nuevo estadio, el de la destrucción masiva de las ciudades y pueblos que apoyen a la resistencia. Y en función de este objetivo, se están enviando miles de marines para que, a base de bombardear, no quede en las ciudades piedra sobre piedra.

A esa estrategia respondió la casi total destrucción de Faluya, un crimen contra la humanidad, atestiguado por las crónicas recientes del periodista independiente Dahr Jamail [5].

También hace poco tiempo se ha dado esa situación en ciudades como Tal Afar, al-Qaim, Hadiza [6], todas ellas atacadas de forma salvaje, con miles de muertos que no aparecen en las fotos.

El "recuento de cadáveres" consiste pues en medir el éxito de una operación por el número de iraquíes asesinados. Por ejemplo, al comienzo de mayo, los medios estadounidenses anunciaron la Operación Matador contra la pequeña ciudad de al-Qaim en los términos siguientes: "100 rebeldes murieron en una ofensiva estadounidense al oeste de Iraq" [7].

Resumiendo, el ejército de EEUU solía detectar el pez en el mar y lo pescaba junto con algunos de sus vecinos. Ahora, intenta desaguar el mar donde está el pez aunque sea a costa de matar a todos los peces. Una política de ese calibre sólo consigue ensanchar la base social de la resistencia, por cuanto cada vez hay más familias sufriendo en su carne los ataques estadounidenses.

D.P.: ¿Se está ampliando realmente la resistencia?

M.H.: Es una nueva fase que extiende la guerra, pero que al mismo tiempo prueba la debilidad del ejército ocupante y la escasa credibilidad con que cuenta el gobierno títere. Cuatro meses después de las elecciones, el gobierno iraquí, al igual que el ejército, no ha conseguido un control real de todo el país. La resistencia continúa asestando golpes importantes contra las fuerzas ocupantes.

El suceso más reciente, el 23 de mayo, fue la eliminación del jefe iraquí de la contrainsurgencia, Walae Rubaye, el número uno de la seguridad iraquí [8]. ¡Uno de los hombres mejor protegidos en el país! Su eliminación prueba la capacidad de la resistencia para infiltrarse en los niveles más altos de poder.

La resistencia va ganando terreno, como Pat Lang, el ex jefe de espionaje del Pentágono para Oriente Medio, ha afirmado: "La insurgencia ha ido ganando fuerza cada día que pasa. Cuando la violencia disminuye, es señal de que se están reagrupando. No he visto ninguna evidencia consistente de que estemos ganando contra la resistencia". Según él, el régimen de Sadam Husein preparó de antemano y de forma clara la resistencia con oficiales del antiguo ejército iraquí, que conforman el núcleo de los grupos que actualmente la integran. "Están bien coordinados y han ajustado de forma consistente sus estrategias" [9].

En resumen, el nuevo ejército iraquí [la Guardia Nacional] no acaba de ver la luz, aumentando de esa forma la presión sobre el propio ejército estadounidense, el resto de tropas de la desintegrada coalición y las decenas de miles de mercenarios que hay por el país [10]. Además, al ejército estadounidense le está resultando cada vez más difícil reclutar tropas en Estados Unidos, debido a la guerra en Iraq [11]. Actualmente, se están reclutando mercenarios en cualquier lugar del mundo, como en Uganda, donde en los próximos meses se van a alistar unos 10.000 hombres para que intervengan en calidad de fuerzas de seguridad en la guerra en Iraq [12].

Hoy en día, el ejército de EEUU cuenta localmente sólo con las milicias de las facciones kurda y chií en el poder. Sin embargo, la situación es extremadamente peligrosa, ya que las milicias tienen objetivos muy reducidos, que van unidos a los intereses de su comunidad y no tienen un proyecto nacional capaz de controlar el país al completo, como le gustaría al Pentágono.

Está la milicia kurda del presidente Talabani, compuesta por unos pocos miles de peshmergas activos en el Kurdistán iraquí y en unas cuantas zonas limitadas más. Está también la milicia al-Badr de los chiíes pro-iraníes. También tenemos la milicia de Chalabi, que fue durante largo tiempo el protegido de Rumsfeld y que está impulsando la secesión en las provincias del sur, para crear un mini-Estado alrededor de los campos petrolíferos de Basora. Y finalmente, tenemos la milicia pro EEUU del ex primer ministro Iyad Alawi.

Dividir Iraq

D.P.: Incapaces de conquistar Iraq, ¿no está desarrollando EEUU una estrategia para dividir el país en tres, con el Kurdistán y los campos petrolíferos de alrededor de Kirkuk en el norte, un mini-Estado alrededor de Basora en el sur, dejando a la región central aislada?

M.H.: Quizá te sorprenda lo que te voy a decir, pero no creo que sea así. Mira lo que dijo Anthony Cordesman, uno de los expertos militares estadounidenses más importantes [13]. Según Cordesman, el ejército estadounidense tiene varios planes. El "Plan A" era dominar el país con un régimen estable pro EEUU. Fracasó. Sin un dominio real del país, el "Plan B" persigue fragmentar la población al máximo, alejándola de la resistencia pero al mismo tiempo construyendo un ejército centralizado, la única garantía para que el país pueda eventualmente estabilizarse.

Esa es la situación actual. Se permite una cierta federalización del país, exacerbando las contradicciones religiosas y étnicas. Y que las migajas del pastel de la ocupación se repartan entre la burguesía kurda, chií y sunní que comparta una especie de pseudo poder. Durante un cierto tiempo, pueden atraer a parte del pueblo sobre esa base. Sin embargo, una división clara en tres Estados no favorece a los estadounidenses, porque podría llevar a una desestabilización sin fin [14].

Por eso, dice Cordesman, tiene que crearse como sea un único ejército iraquí, porque es la única garantía que tiene EEUU de lograr un control interpuesto sobre el país. Cordesman insiste en la urgencia. Deben reclutarse oficiales con experiencia y de alto rango. Y el rango y nivel que tienen las milicias chií y kurda, así como las de Chalabi y Alawi, son los de estar compuestas por campesinos analfabetos y elementos del antiguo ejército. Este Plan B se está viniendo abajo también.

P.D.: ¿Y el "Plan C"?

M.H.: Para Cordesman, el Plan C consiste en estar preparados para salir de Iraq con el ejército estadounidense. En este caso, ese ejército tendría que retirarse a las bases que EEUU tiene en Arabia Saudí y en el resto del Golfo.

P.D: ¿Con el riesgo de una guerra civil?

M.H.: Sí, pero una guerra civil corta. No entre los chiíes y los sunníes, o entre árabes y kurdos: entre las milicias pro EEUU, que se hundirán sin el apoyo estadounidense, y la resistencia nacional.

¿Reunión Rumsfeld-Sadam Husein?

D.P.: Recientemente, el periódico británico The Sun publicó una foto de Sadam Husein en calzoncillos. Esa foto dio la vuelta al mundo. Poco antes de eso, un periódico egipcio reveló una reunión secreta entre Rumsfeld y Sadam Husein a finales de abril. ¿Verdadero o falso?

M.H.: Hay fuertes indicios de que la información es correcta. Lo que declaró el 2 de mayo el periódico egipcio al-Usbue fue confirmado por uno de los abogados de Sadam Husein en el periódico al-Arab el 27 de mayo. Y no fue negado por Washington.

Se dijo que Rumsfeld había propuesto a Sadam que hiciera un llamamiento público por televisión para que la resistencia depusiera las armas y se uniera al proceso político, a cambio de un exilio en el extranjero para el presidente iraquí. Aparentemente, Sadam rechazó de forma categórica esa propuesta, declarando que apoyaba a la resistencia actual y que no tenía ambición alguna de ser de nuevo presidente de Iraq, sólo de su partido, el Baaz.

El simple hecho de esta reunión revela que la resistencia es fundamentalmente nacionalista, y que no está unida a los denominados terroristas islámicos extranjeros.

D.P.: Sin embargo, ¿no es verdad que supone un gran cambio una reunión entre Rumsfeld y el hombre que fue declarado por Bush el "Enemigo Público número 1"?

M.H.: Sí, y eso muestra que Washington está en un callejón sin salida. En el primer año de la ocupación, la política estadounidense fue la de eliminar a los funcionarios y oficiales del Partido Baaz de todos los puestos importantes. El nombramiento de Iyad Alawi como primer ministro en junio de 2004 fue un punto de inflexión.

Los estrategas estadounidenses querían conseguir controlar una parte del antiguo ejército que fue desmantelado en mayo de 2003 y que había liado el petate y entrado en masa en la resistencia. Querían asegurarse de que Alawi, fiel socio de EEUU, ganara las elecciones. Sin embargo y de forma veloz, Alawi se reveló como muy impopular. Su llamamiento para amnistiar a todos los integrantes del antiguo régimen resultó un fiasco.

Con las elecciones, EEUU se vio forzado a aceptar una coalición pro-iraní compuesta de partidos kurdos y chiíes, que no era precisamente su opción favorita. Llevó tres meses formar gobierno y nada indica que este gobierno [de Yaafari] vaya a durar, incapaz como es de resolver ni el más mínimo problema importante.

La resistencia continúa a todos los niveles: militarmente, pero también en el ámbito político y social. Testimonio es la reciente huelga general en Ramadi. Así como las protestas de escritores y de mujeres que se están movilizando en contra de la vuelta de la sharia. Y esa resistencia está muy influida por los baazista, aliados con los comunistas, los nacionalistas y las fuerzas islámicas.

Por eso, justo después de las elecciones, la prensa estadounidense declaró que había reuniones secretas entre antiguos oficiales del Baaz y EEUU [15]. Poco convincente, la información pretendía probablemente abrir puertas. Mira Afganistán, donde la Comisión de Reconciliación dirigida por el presidente Karzai, pro EEUU, ha pedido una amnistía general que incluya a los talibanes, incluso al famoso mullah Omar, aliado de Osama Ben Laden.

Así, con el contexto actual, es muy verosímil que la reunión Sadam-Rumsfeld tuviera lugar. Y el asunto de la foto de Sadam en calzoncillos es sólo una respuesta de los estadounidenses para tratar de humillarle tanto a él como a la resistencia. Por otra parte, ¿por qué sacar ahora una foto que tenían desde hace un año?

D.P.: El 22 de junio tendrá lugar en Bruselas una conferencia internacional gubernamental de apoyo al gobierno iraquí, a iniciativa de la Unión Europea. ¿Qué piensa de ello? [16]

M.H.: La cumbre puede dar apoyos políticos pero no obtendrá ningún resultado práctico. Es una caja vacía que será presentada al gobierno iraquí por gobiernos europeos como Francia y Alemania, que han dado sólo apoyo simbólico. Nada, antes o después de las elecciones. Sin embargo, ese apoyo es, obviamente, también un apoyo a EEUU, una aceptación del resultado de una agresión ilegal. Y el rechazo a apoyar un proyecto independiente para Iraq.

En la actualidad, la resistencia iraquí está sola en el mundo, sin apoyos de sus vecinos ni de ningún poder. Y mira cómo se las arregla para poner en dificultades al ogro estadounidense. Es más necesario que nunca apoyarla. Se merece un apoyo político real del movimiento contra la guerra y del movimiento por la liberación de los pueblos del Tercer Mundo.

Notas del autor y de IraqSolidaridad:

1. No hay constancia de un mando unificado estatal, sí de coordinación operativa. Véase en IraqSolidaridad: "Lo importante no es el número de combatientes, sino el número de civiles que les apoyan". Una entrevista con la resistencia iraquí
2. Kurt Nimmo:
"Abu Musab Al-Zarqawi and the Silver Bullet", 26 mayo de 2005.
3. En:
riverbendblog.blogspot.com, 18 de mayo de 2005.
4. Véase en IraqSolidaridad:
Informe conjunto de Naciones Unidas y el ministerio iraquí de Planificación: Iraq, devastado tras 15 años de sanciones y guerra. Documento original en: www.iq.undp.org/ILCS/overview.htm
5. En IraqSolidaridad puede leerse de él:
Dahr Jamail: El asalto fallido a Faluya
6. Véase en IraqSolidaridad:
Sabah Ali: 'Hospital de al-Qaim: Una tragedia casi imposible de describir' y otras crónicas.
7.
"The Return of the Body Count Or the Metrics of Losing", Tom Engelhardt, 23 de mayo de 2005.
8.
"Iraq counter-insurgency chief gunned down", 23 de mayo de 2005.
9. En:
www.newsday.com
10. Véase en IraqSolidaridad:
Actualización de noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq
11. Véase en IraqSolidaridad:
Mark Benjamín: La guerra en Iraq consume al Ejército estadounidense
12.
"Neo-Slave Mercenaries for the Empire: Up to 10,000 Ugandans Being Recruited to Work for US in Iraq", 29 de mayo de 2005.
13. Anthony Cordesman,
"Iraq's evolving insurgency", 19 de mayo de 2005.
14. Véase en IraqSolidaridad:
Carlos Varea y Pedro Rojo: ¿Quién mata a quién en Iraq y por qué? El debate interno sobre los atentados indiscriminados y sectarios
15. Véase en IraqSolidaridad:
Auni Qalamyi: La estrategia estadounidense para aislar a la resistencia iraquí
16. Véase en IraqSolidaridad:
Iniciativas contra la conferencia sobre Iraq de Bruselas del 22 de junio: EEUU y la UE impulsan el reconocimiento internacional de las nuevas instancias iraquíes y del proceso de institucionalización de la ocupación

English Versión original de la entrevista
English www.uruknet.info
Français www.solidaire.org

"Lo importante no es el número de combatientes, sino el número de civiles que les apoyan". Una entrevista con la resistencia iraquí

Informe conjunto de Naciones Unidas y el ministerio iraquí de Planificación: Iraq, devastado tras 15 años de sanciones y guerra

Dahr Jamail: El asalto fallido a Faluya

Sabah Ali: 'Hospital de al-Qaim: Una tragedia casi imposible de describir'

Actualización de noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq

Mark Benjamín: La guerra en Iraq consume al Ejército estadounidense

Carlos Varea y Pedro Rojo: ¿Quién mata a quién en Iraq y por qué? El debate interno sobre los atentados indiscriminados y sectarios

Auni Qalamyi: La estrategia estadounidense para aislar a la resistencia iraquí

Iniciativas contra la conferencia sobre Iraq de Bruselas del 22 de junio: EEUU y la UE impulsan el reconocimiento internacional de las nuevas instancias iraquíes y del proceso de institucionalización de la ocupación

* Muhammad Hasan, antiguo diplomático etíope, es especialista en temas de Oriente Medio. David Pestieau es colaborador de la publicación 'Solidaire' (www.solidaire.org). Ambos son autores del un reciente libro sobre la resistencia iraquí, editado por EPO (2004).

"Hay una definitiva escisión entre los combatientes extranjeros y la resistencia iraquí"

El máximo mando militar de EEUU en Iraq afirma no poder establecer un calendario para la reducción de las tropas de ocupación

Nota Informativa, IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 23 de junio, 2005

"Vines reconoce que el principal sector insurgente del país está constituido por iraquíes sin particular filiación ideológica o religiosa, '[...] que quieren ver todas las fuerzas extranjeras saliendo de su país, lo cual es comprensible: nosotros no tenemos objetivos a largo plazo aquí'."

En comparecencia en Bagdad ante los medios de comunicación [1], el pasado 21 de junio, el teniente general estadounidense John R. Vines, comandante en Jefe de las tropas de ocupación en Iraq, ha indicado que la solución al reto insurgente en Iraq "[...] ha de ser en primer término política", al tiempo que considera que la actividad de la resistencia se mantendrá estable en su actual nivel. En los últimos dos meses el número medio de bajas estadounidenses en combate se sitúa entre 2 y 3 soldados, y el de ataques diarios significativos en 70.

Vines indica que sería "arbitrario" establecer un calendario de reducción de las tropas estadounidenses en Iraq, dado que ha de basarse "[...] en condiciones sobre el terreno" que no pueden ser fijadas por anticipado. Tales circunstancias dependerán esencialmente de la capacidad operativa de los nuevos cuerpos de seguridad y ejército iraquíes, en la actualidad, según Vines, compuestos por 100 batallones, además de otros 80.000 efectivos de otros servicios (guardia de fronteras, etc.). Vines tampoco quiere fijar la cuantía de la reducción posible del actual contingente de ocupación estadounidense en Iraq, que establece en 135.000 efectivos en el interior del país. La fecha prevista para tal reducción se considera habitualmente que debería ser tras las elecciones generales del próximo mes de diciembre.

Grupos armados

Vines reconoce que el principal sector insurgente del país está constituido por iraquíes sin particular filiación ideológica o religiosa, "[...] que quieren ver todas las fuerzas extranjeras saliendo de su país, lo cual es comprensible: nosotros no tenemos objetivos a largo plazo aquí".
Tras este grupo, según Vines formado principalmente, pero de manera exclusiva, por sunníes, estaría en cuantía el de los baasistas. Los grupos radicales islamistas, tanto los vinculados a la red al-Qaeda y a la de al-Zarqawi (formados por un número de militantes extranjeros "[...] reducido pero extremadamente violento"), como los iraquíes, serían minoritarios, según Vinces.

El máximo mando militar de EEUU en Iraq es categórico al afirmar que la escisión entre los yihadistas extranjeros y la resistencia iraquí es ya "definitiva".

Nota:

1. Véase: Trascripción de la comparecencia ante los medios difundida por el Departamento de Defensa de EEUU

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2005