Index | Documentos 2004-2005 > Ocupación y resistencia

Enlaces relacionados


Ninguna nueva implicación del Estado español en la ocupación de Iraq

Llegada del primer grupo de militares de la Guardia Nacional iraquí para recibir formación

Comunicado de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 11 de noviembre, 2005

"La resistencia iraquí representa las aspiraciones democráticas, integradoras y emancipatorias del pueblo iraquí frente al proyecto regresivo y de confrontación sectaria de los ocupantes y las formaciones iraquíes a ellos asociadas. La CEOSI hace un llamamiento al gobierno español para que, desmarcándose nuevamente de toda implicación en la ocupación de Iraq y en la caracterización interesada que EEUU y Reino Unido hacen de la legítima resistencia como terrorismo, se comprometa y anime en los foros internacionales el diálogo con las fuerzas iraquíes contrarias a la ocupación, y favorezca una resolución del conflicto de Iraq basada en la retirada incondicional e inmediata de las tropas de ocupación y en la rápida restitución de la soberanía y la democracia a su población."

El pasado sábado, 5 de noviembre llegaron a la base aérea de Morón de la Frontera, en Sevilla, 20 oficiales iraquíes de la denominada Guardia Nacional, el nuevo ejército de Iraq establecido por las fuerzas de ocupación estadounidenses y británicas en este país. Los militares ­al frente de los cuales viaja un coronel- seguirán en la Academia de Ingeniería del Ejército de Tierra español de Hoyo de Manzanares (Madrid) un curso de desactivación de explosivos hasta el próximo 2 de diciembre. El ministerio español de Defensa ha establecido otros tres cursillos para militares iraquíes entre enero y febrero, y marzo y abril de 2006, con un coste de 120.000 euros por curso. Estos cursos son la expresión del compromiso del gobierno español, adquirido este año en el marco de la OTAN, de contribuir a la creación de los nuevos cuerpos de seguridad iraquíes sin presencia directa de militares españoles en Iraq. Asimismo, el gobierno español formará a medio centenar de miembros de los nuevos ministerio fiscal y judicatura iraquíes, así como de la Policía, en un programa conjunto de la Unión Europea.

Ante todo ello, la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI), desea indicar lo siguiente:

1. Rechazar categóricamente la nueva implicación del Estado español en la ocupación de Iraq tras la decisión de retirada del contingente de soldados españoles de este país, tomada por el gobierno de Rodríguez Zapatero inmediatamente después de su triunfo electoral de mayo de 2004. Esta decisión rompe el compromiso del gobierno con el sentimiento mayoritario de la población del Estado español de rechazo a la invasión y ocupación de Iraq.

Pese a los intentos de EEUU y Reino Unido de establecer instituciones iraquíes y mostrar a la comunidad internacional avances en la normalización y democratización del país, Iraq sigue sometido a ocupación militar directa y su población padece una situación permanente de guerra, de deterioro de sus condiciones de vida y de carencias esenciales de libertades democráticas y derechos civiles. Tal situación no permite justificar en modo alguna ninguna implicación del gobierno español, por mínima o simbólica que ésta quiera ser presentada, en relación a las nuevas instancias iraquíes surgidas bajo la ocupación.

2. Insistir -como señala el veredicto final de la Sesión de Barcelona del Tribunal Internacional sobre Iraq [1]- en que toda nueva instancia iraquí establecida por las potencias ocupantes es, como la propia ocupación, ilegal, además de carecer de cualquier legitimación interna democrática. Tales instituciones sirven a los intereses de los ocupantes y dependen plenamente de éstos.

Concretamente, en lo que respecta a los nuevos cuerpos de seguridad iraquíes establecidos por EEUU y Reino Unido, cabe enfatizar que la Guardia Nacional es objeto reiterado de acusaciones por parte de organizaciones civiles iraquíes e independientes internacionales de comisión reiterada de violaciones de los Derechos Humanos, acusaciones recogidas por el propio secretario general de NNUU en sus informes regulares sobre la situación en Iraq [2]. Esencialmente constituida por milicianos de formaciones políticas asociadas a los ocupantes de marcado carácter sectario, su brutal y arbitraria actuación sobre el terreno conlleva el rechazo mayoritario de la población iraquí y está incrementando la espiral de confrontación intercomunitaria que amenaza el país.

Unidades de la Guardia Nacional están participando directamente en la comisión de Crímenes de Guerra contra la población iraquí al implicarse en los operativos estadounidenses de ataques masivos e indiscriminados, como el perpetrado contra Faluya en noviembre de 2004 o los que desde entonces se suceden en varias provincias, el último de ellos, en estos días, en la de al-Anbar [3]. Es más, la noticia de la llegada al Estado español de los militares iraquíes ha coincidido con la confirmación del uso de armamento prohibido por parte de EEUU en el mencionado asalto a Faluya (en concreto de fósforo blanco, además de napalm), un hecho reiteradamente denunciado en su día por medios informativos independientes y por las autoridades civiles, portavoces sanitarios y las organizaciones sociales de la ciudad [4], e igual constatado por la delegación de la CEOSI que visitó Faluya el pasado mes de abril [5]. Unidades de la Guardia Nacional participaron activamente en el asalto y control posterior de la ciudad.

La resistencia iraquí representa las aspiraciones democráticas, integradoras y emancipatorias del pueblo iraquí frente al proyecto regresivo y de confrontación sectaria de los ocupantes y las formaciones iraquíes a ellos asociadas. La CEOSI hace un llamamiento al gobierno español para que, desmarcándose nítidamente de toda implicación en la ocupación de Iraq y en la caracterización interesada que EEUU y Reino Unido hacen de la legítima resistencia como terrorismo, se comprometa y anime en los foros internacionales el diálogo con las fuerzas iraquíes contrarias a la ocupación, favoreciendo una resolución del conflicto de Iraq basada en la retirada incondicional e inmediata de las tropas extranjeras y en la rápida restitución de la soberanía y la democracia a su población.

Notas:

1. Véase en IraqSolidaridad: Barcelona: Tribunal Internacional de Iraq - World Tribunal on Iraq
2. Véase en IraqSolidaridad:
La cifra de soldados estadounidenses muertos en Iraq se ha duplicado en un año - Kofi Annan reconoce en su último informe sobre Iraq graves e impunes violaciones de los derechos humanos por parte de las fuerzas de ocupación y cuerpos de seguridad
3. Véase en IraqSolidaridad:
Ataques masivos y fuertes combates en al-Qaim, Husayba y Karabila
4. Ver el último informe preparado por ONG iraquíes y traducido en IraqSolidaridad:
Informe sobre la violación de los Derechos Humanos en Iraq bajo la ocupación - Report on Violations of Human Rights in Iraq under occupation
5. Sobre la visita de la delegación de la CEOSI a Iraq en abril véase en IraqSolidaridad:
La delegación de la CEOSI se entrevista con su director y entrega una primera partida de ayuda sanitaria. Faluya (I): Visita al Hospital General y Faluya (II): Una ciudad arrasada que comienza a revivir

Documentos, resoluciones y actas de la CEOSI

Barcelona: Tribunal Internacional de Iraq - World Tribunal on Iraq

La cifra de soldados estadounidenses muertos en Iraq se ha duplicado en un año
- Kofi Annan reconoce en su último informe sobre Iraq graves e impunes violaciones de los derechos humanos por parte de las fuerzas de ocupación y cuerpos de seguridad

Ataques masivos y fuertes combates en al-Qaim, Husayba y Karabila

Informe sobre la violación de los Derechos Humanos en Iraq bajo la ocupación
- Report on Violations of Human Rights in Iraq under occupation

La delegación de la CEOSI se entrevista con su director y entrega una primera partida de ayuda sanitaria. Faluya (I): Visita al Hospital General

Faluya (II): Una ciudad arrasada que comienza a revivir

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2005