Index | Documentos 2004-2005 > Represión

Enlaces relacionados


Niños prisioneros en Iraq

Neil Mackay

Sunday Herald, 1 de agosto, 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 18 de agosto, 2005
Traducción para IraqSolidaridad de Beatriz Morales

"No se sabe con exactitud cuántos niños permanecen detenidos en Iraq por las fuerzas de la coalición, pero la investigación llevada a cabo por el Sunday Herald sugiere que hay más de 170 en prisiones como Abu Ghraib y Um Qsar. No se conocen sus nombres ni dónde están encarcelados, cuánto tiempo lo van a estar o qué les ha ocurrido durante su detención. Testimonios recogidos por este medio denuncian que los menores detenidos, algunos de 10 años, también están siendo sometidos a violaciones y torturas."

Kasim Mehaddi Hilas afirma que a principios del pasado mes de octubre [de 2004] fue testigo de la violación de un chico de unos 15 años, encarcelado en la infausta prisión de Abu Ghraib, en Iraq. "El chico estaba gravemente herido y cubrieron todas las puertas con sábanas", afirmó en una declaración hecha a los investigadores que estaban demostrando los abusos a prisioneros en Abu Ghraib. "Entonces, cuando oí los gritos me encaramé a la puerta y vi a [el nombre del soldado está borrado] que llevaba un uniforme militar". Hilas, al que también amenazaron con abusar sexualmente de él en Abu Ghraib, describe a continuación con detalles espeluznantes cómo los soldados violaron "al niño" [1].

En otra declaración de un testigo recogida por Sunday Herald, el ex prisionero Thaar Salman Dawod afirma:

"Vi a dos chicos desnudos y que estaban esposados frente a frente, y que [un soldado estadounidense] los estaba pegando mientras un grupo de guardias miraba y sacaba fotos; tres mujeres soldado se reían de los prisioneros. Dos de los prisioneros eran jóvenes."

Una cifra desconocida

No se sabe con exactitud cuántos niños permanecen detenidos en Iraq por las fuerzas de la coalición, pero la investigación llevada a cabo por el Sunday Herald sugiere que hay más de 170. No se conocen sus nombres ni dónde están encarcelados, cuánto tiempo lo van a estar o qué les ha ocurrido durante su detención [2].

La prueba de los arrestos y detenciones generalizados de niños en Iraq por parte de los ejércitos estadounidense y británico aparece en un informe interno de UNICEF elaborado en junio. Sorprendentemente, el informe no se ha hecho público. Una de las secciones principales sobre protección a los niños titulada Niños en conflicto con la ley o con las fuerzas de la coalición indica:

"En julio y agosto de 2003 se celebraron varias reuniones con la Autoridad Provisional de la Coalición [...] y el ministerio de Justicia para tratar cuestiones relacionadas con la justicia juvenil y la situación de los niños detenidos por las fuerzas de la coalición. [...] Por medio de distintos canales, UNICEF está trabajando para tratar de saber más acerca de las condiciones de los niños detenidos o encarcelados y asegurar que se respetan sus derechos."

En otra sección se afirma:

"La información referente al número, edad, sexo y condiciones de encarcelamiento es limitada. Se dice que en Basora y Karbala los niños arrestados por supuestas actividades contra las fuerzas de ocupación son transferidos rutinariamente a un centro de internamiento en Um Qasr [al sur de Basora]. Preocupa la clasificación de estos niños como internos, ya que implica una retención ilimitada sin contacto con la familia, sin expectativa de juicio o de un proceso apropiado."

El informe también afirma que "en Bagdad se estableció un centro de detención para niños donde, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) había detenidos una gran cantidad de niños. UNICEF informó de que las fuerzas de la coalición estaban planeando transferir a este centro especializado de detención a todos los niños que hay en centros de adultos. En julio de 2003 UNICEF solicitó visitar el centro pero se le denegó el acceso. Desde el pasado mes de diciembre las malas condiciones de seguridad en la zona en la que está el centro de detención han impedido la visita de observadores independientes como el CICR". Y prosigue:

"Las injustas detenciones de varones iraquíes, incluidos jóvenes, sospechosos de acciones contra las fuerzas ocupantes se ha convertido en una de las causas principales de la creciente frustración entre los jóvenes iraquíes y el potencial de radicalización para es grupo de población."

De servicio en Abu Ghraib

Las detenciones y abusos de niños en Iraq también han sido investigados por periodistas alemanes. Un periodista, Thomas Reutter, del programa de televisión Report Mainz, entrevistó a un sargento del ejército estadounidense llamado Samuel Provance, a quien se había prohibido hablar acerca de sus seis meses de servicio en Abu Ghraib, pero que contó a Reutter cómo fue arrestado un chico de 16 años. "Estaba terriblemente asustado ­dice Provance. Tenía los brazos más delgados que he visto nunca. Todo su cuerpo estaba temblando. Tenía las muñecas tan delgadas que ni siquiera podían ponerle las esposas. Sentí pena por él desde el momento en que lo vi y se lo llevaron a interrogar. Los especialistas en interrogatorios le echaron agua por encima y lo metieron en un coche. Después estuvieron conduciendo durante toda la noche, y en esa época hacía mucho, mucho frío. Luego lo embadurnaron de barro y se lo enseñaron a su padre que también estaba detenido. Habían intentado con él otros métodos de interrogatorio, pero no había conseguido que hablara. El especialista en interrogatorios me dijo que después de ver a su hijo en aquel estado, el padre estaba destrozado. Empezó a llorar y les prometió decirles todo lo que quisieran saber".

Un periodista de la televisión iraquí, Suhaib Badr-Addin al-Baz, pudo ver la sección para niños de Abu Ghraib cuando fue arrestado por los estadounidenses mientras estaba haciendo un documental. Estuvo 74 días en Abu Ghraib: "Vi allí un campo para niños. Chicos que aún no habían llegado a la pubertad. Con toda seguridad había cientos de ellos en este campo". Al-Baz afirma que oyó llorar a una niña de 12 años. Su hermano también estaba detenido en aquella prisión. Un guardia de noche fue a su celda. "La golpearon. La oí gritar: 'Me han desnudado. Me han echado agua por encima.'". Dice que oyó sus gritos y gemidos a diario, lo que provocaba que otros prisioneros lloraran a su vez cuando la oían gritar a ella. Al-Baz comenta también de un chico de 15 años al que mojaron varias veces con una manguera hasta que sufrió un colapso. Entonces los guardias trajeron al padre del chico con un capirote cubriéndole la cabeza. El chico volvió a sufrir un colapso.

Aunque la mayoría de los niños están detenidos bajo custodia estadounidense, el Sunday Herald ha podido establecer que algunos lo están bajo custodia del ejército británico. Los soldados británicos tienden a detener a los niños en ciudades como Basora, que están bajo control británico, y luego pasan a los más pequeños a los estadounidenses, quienes los interrogan y detienen.

Hasta 107, según la Cruz Roja

Entre enero y mayo de este año la Cruz Roja registró un total de 107 menores detenidos durante 19 visitas a seis prisiones de la coalición. Rana Sidani, perteneciente a esta organización, afirma que no tienen información completa acerca de las edades de aquellos que están detenidos o sobre cómo son tratados. La deteriorada situación de la seguridad ha impedido que la Cruz Roja visitara todos los centros de detención.

Amnistía Internacional (AI) está indignada con la detención de niños. Es consciente de "numerosas violaciones de los derechos humanos de los menores iraquíes, incluyendo detenciones, tortura y maltratos, y asesinatos". AI ha entrevistado a detenidos excarcelados que afirman haber visto en Abu Ghraib a niños de hasta de 10 años. Los dirigentes de la organización han hecho un llamamiento a los gobiernos de la coalición para que proporcionen información concreta acerca de las edades de los niños, el número de detenidos, las causas y el lugar donde están, y las circunstancias en las que fueron detenidos. También quieren saber si los niños han sido torturados.

Alistair Hodgett, director de prensa de AI en EEUU, afirma que la coalición tiene que ser "transparente" respecto a su política de detención de niños, y añadió: "El secretismo es algo que hace saltar las alarmas". Se concedió a Amnistía un breve permiso para visitar una cárcel en Mosul, señala, pero constantemente les son denegados los permisos para visitar otras. Señaló que hasta países "[...] que no tiene unos buenos antecedentes", como Libia, permiten a Amnistía visitar las prisiones. "Lo único que se consigue denegando la entrada es alimentar los rumores", afirma Hodgett, quien añade que tras el traspaso de poderes los ejércitos británico y estadounidense no deberían detener a ningún iraquí, y mucho menos a niños. "Todos ellos deberían ser detenidos por las autoridades iraquíes", afirmó. "Cuando la coalición entregó a Sadam [Husein] debería haber entregado [a las nuevas autoridades provisionales iraquíes] a los otros 3.000 detenidos" [3].

El ministro de Defensa británico confirma que el ejército del Reino Unido ha traspasado prisioneros al estadounidense, pero un portavoz afirma desconocer las edades de ninguno de los detenidos entregados a los estadounidenses. El ministro de Defensa ha admitido también que actualmente hay prisioneros menores de 18 años en la prisión de Shaibah, cerca de Um Qasr. Desde que empezó la invasión los británicos han detenido, y liberado después, a 65 menores de 18 años. Alega que el CICR tenía acceso a las prisiones británicas y a las listas de detenidos.

Menores de 14 años

Funcionarios de alto rango del Pentágono y del Centcom han declarado al Sunday Herald que el ejército estadounidense tenía detenidos menores tan jóvenes como de 14 años. "Tenemos menores detenidos", declara una fuente: "Han sido detenidos porque se considera que pueden ser una amenaza o porque han cometido actos contra la coalición o los iraquíes".

El Pentágono declara tener "[...] unos 60 menores detenidos que tiene básicamente entre 16 y 17 años", aunque cuando se señaló que las cifras que estima la Cruz Roja son mucho más altas la fuente admite que "[...] puede que la cifra haya ascendido; posiblemente hemos detenido a más chicos". Los funcionarios no hicieron comentarios acerca de niños menores de 16 encarcelados, y señalaron: ''Es verdaderamente difícil determinar sus edades. Al contrario de los que ocurre en Reino Unido o EEUU, no tienen carné de identidad o certificados de nacimiento". Sin embargo, el Sunday Herald fue informado de que al menos cinco niños menores de 16 están encarcelados en Abu Ghraib y Camp Bucca [en Um Qasr]. Una fuente bien situada en el Pentágono afirma: "Hemos investigados las acusaciones de abusos a menores y violaciones, y no hemos encontrado nada que se le parezca."

La política oficial del Pentágono es separar a los menores detenidos del resto de los prisioneros y permitir que los presos menores se reúnan con sus familiares que también están detenidos. "Nuestra principal preocupación es que otros prisioneros no abusen de ellos o los acosen. Sabemos que necesitan un tratamiento especial", afirma un funcionario. Fuentes del Pentágono declaran desconocer cuánto tiempo habían estado prisioneros en la cárcel los niños, pero afirmaron que sus casos se revisaban cada 90 días. La última revisión se había hecho a principios de este mes. Las fuentes confirmaron que los niños habían sido interrogados cuando fueron detenidos, pero no pudieron establecer si "[...] los interrogatorios eran como los de los adultos".

El gobierno noruego, que pertenece a la "Coalición de la Buena Voluntad" [4], ya ha declarado que va a decir a los estadounidenses que la supuesta tortura de niños es intolerable. Odd Jostein Sæter, secretario parlamentario de la oficina del primer ministro noruego, afirma:

"Estas agresiones son intolerables. Son contrarias al derecho internacional y también son inaceptables desde el punto de vista moral. Esta es la razón por la que reaccionamos con firmeza. [...] Estamos tratando este asunto de una manera muy severa y directa, y presentamos demandas concretas. Esto está dañando la lucha por la democracia y los derechos humanos en Iraq."

En Dinamarca, que también forma parte de la coalición, Save the Children ha hecho un llamamiento a su gobierno para que exija a las fuerzas de ocupación que ordenen la inmediata liberación de los niños detenidos. Neals Hurdal, director de la sección danesa de Save the Children, afirma que habían oído rumores de que desde mayo se estaba maltratando a niños que estaban bajo custodia en Basora.

UNICEF está "profundamente inquieta" por los informes de niños que han sufrido abusos por parte de las fuerzas de la coalición. Alexandra Yuster, consejera superior de UNICEF sobre detenciones de menores, afirma que según el derecho internacional solo se debe detener a niños como último recurso y únicamente en este caso por el menor tiempo posible. Deben tener acceso a abogados y a sus familias, ser mantenidos en condiciones de seguridad, saludables, educados, bien alimentados y no deben ser sometidos a ninguna forma de castigo mental o físico, añade. UNICEF está tratando ahora "desesperadamente" de obtener más información acerca de la suerte de los niños que actualmente están detenidos en las cárceles de la coalición.

Notas de IraqSolidaridad

1. Las fotos sobre torturas a menores y mujeres en Abu Ghraib no han sido difundidas, si bien se sabe de su existencia.
2. Datos concretos sobre menores detenidos fueron aportados a la delegación de la CEOSI que visitó Iraq en abril pasado por una abogada, miembro de la Asociación de Abogados de Iraq.
3. El pasado 26 de julio, el portavoz del Pentágono Larry Di Rita informaba de que las fuerzas de ocupación estadounidenses mantienen en la actualidad bajo su custodia a 17.000 detenidos iraquíes. Esta cifra no incluye a los detenidos por las nuevas fuerzas de seguridad iraquíes, al menos otros 4.000 en abril. "Estamos deteniendo a un gran número de individuos que están bajo investigación, bien por ser elementos criminales o por ser potenciales insurgentes de los cuales poder obtener información adicional [sobre la resistencia]", indicó Di Rita. Esta cifra supone un nuevo y notable incremento respecto a la última aportada por el Pentágono en marzo: 10.500 [7]. Véase en IraqSolidaridad:
Matt Kelley: El número de prisioneros iraquíes alcanza los 10.500, según el Pentágono - Nueva revuelta en el campo de detención de Camp Bucca y enlaces relacionados en la sección Represión.
4. Coalition of the Willing, nombre dado a los países con fuerzas de ocupación en Iraq.

English Sunday Herald

English Moheet

Matt Kelley: El número de prisioneros iraquíes alcanza los 10.500, según el Pentágono - Nueva revuelta en el campo de detención de Camp Bucca

El ejército estadounidense secuestra a cinco niños para usarlos como rehenes en la ciudad de Beiyi

Moheet, 16 de agosto, 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq)
18 de agosto, 2005
Traducción del árabe y elaboración para IraqSolidaridad de Pedro Rojo

"El ejército de ocupación estadounidense mantiene secuestrados desde el martes, 16 de agosto a cinco niños iraquíes menores de diez años en Beiyi. Las tropas de EEUU pretenden usar a estos menores retenidos como rehenes hasta que los habitantes de la ciudad entreguen a los niños que aparecieron en la televisión a principios de esta semana blandiendo los uniformes de soldados estadounidenses muertos poco antes al estallar una carga explosiva en el centro de Beiyi."

El ejército de ocupación estadounidense mantiene secuestrados desde el martes, 16 de agosto a cinco niños iraquíes menores de diez años en Beiyi, ciudad situada al norte de Bagdad y donde se encuentra el principal centro de refinado del país.

Según informa el medio árabe Moheet [1], las tropas de EEUU pretenden usar a estos menores retenidos como rehenes hasta que los habitantes de la ciudad entreguen a los niños que aparecieron en la televisión a principios de esta semana blandiendo los uniformes de cuatro soldados estadounidenses muertos poco antes al estallar una carga explosiva en el centro de Beiyi el 9 de este mes.

Fuentes de la policía de Beiyi han informado que las fuerzas estadounidenses han impuesto desde el martes un cerco de seguridad alrededor de la ciudad, y han confirmado el secuestrado de los cinco niños y que las tropas de ocupación están exigiendo a la población, mediante altavoces, que entreguen a los niños que persiguen. El mando estadounidense amenaza con hacer incursiones en la ciudad y recrudecer la campaña de redadas y detenciones si no se satisfacen sus exigencias.

Nota:

1. Moheet, 16 de agosto, 2005

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2005