Index | Informes 2004-2005

Enlaces relacionados / Related links


Informe sobre la actual situación en la ciudad de Faluya durante el período del 1 de enero al 25 de marzo de 2005

Presentado en la 61ª Sesión de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas

Centro para los Derechos Humanos y la Democracia (Iraq)
Bagdad, 26 de marzo de 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), 29 de marzo de 2005
Traducción para IraqSolidaridad de Paloma Valverde

"Hacemos un llamamiento a todos los países y organizaciones, gubernamentales y no gubernamentales, que toman parte en las reuniones del 61ª Sesión de la Comisión de Derechos Humanos de NNUU para elevar sus voces y denunciar esas violaciones y ejercer presiones para enviar un equipo de investigación que visite la ciudad de Faluya, investigar los hechos y la trágica situación por la que están pasando los ciudadanos de Faluya. Exigimos que la Comisión nombre un enviado especial sobre la situación de derechos humanos en Iraq durante la ocupación. Esperamos que este informe sea distribuido junto con el resto de los documentos de la Sesión."

La ciudad de Faluya ha sido víctima de una guerra genocida llevada a cabo por las fuerzas estadounidenses. La maquinaria militar destruyó casi el 70% de la ciudad, desde viviendas de civiles hasta centros médicos e instalaciones, especialmente de agua y electricidad. Esta guerra ha traído como consecuencia el asesinado de civiles inocentes y ha creado casi medio millón de refugiados [1].

Es bien sabido que las fuerzas estadounidenses y su gobierno marioneta [iraquí de Iyad Alawi] han impedido que entre en la ciudad ninguna ayuda médica ni organización humanitaria durante todo el asedio [2].

Desde el inicio de este año [2005] ha ido en aumento el número de ciudadanos que han regresado a la ciudad obligados por las pésimas condiciones de vida en los lugares donde se encontraba refugiados y con el deseo de reconstruir sus viviendas y negocios. Salvo los pocos que encontraros sus viviendas aún en pie, la mayoría vive entre las ruinas, bien usando tiendas de campaña o bien otros medios [3]. En estas malas condiciones de vida, las fuerzas de ocupación estadounidenses siguen cometiendo graves violaciones contra los principios básicos de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional.

Con objeto de dar a la comunidad internacional una clara imagen de lo que está ocurriendo [en Faluya] presentamos este escueto informe:

1. Como continuación de los dos informes que nuestro Centro emitió a mediados de enero de 2005 [4] y de otros hechos de los que tienen conocimiento NNUU, la Oficina de Derechos Humanos de la UNAMI [5] y la representación iraquí de la Organización Mundial de la Salud han solicitado oficialmente -en dos ocasiones- entrar en la ciudad de Faluya para examinar la situación allí, pero la autoridad de ocupación no ha respondido hasta ahora a estas peticiones bajo el pretexto de la peligrosa situación en lo relativo a la seguridad. En este punto tenemos que añadir que si la situación es aún peligrosa, ¿cómo es que se ha permitido el regreso a la ciudad de las familias y de los niños?, ¿es que son las vidas de los funcionarios de NNUU más preciosas que las de los ciudadanos de Faluya?, o ¿es que hay crímenes que no se permite investigar a los organismos internacionales?

2. Los ciudadanos de Faluya están sufriendo muchas clases de humillaciones cuando entran o salen de la ciudad. En su vida cotidiana han de soportar muchos tipos de acosos y amenazas por parte de las fuerzas de ocupación estadounidense, que les considera terroristas simplemente porque rechazan la ocupación, por no mencionar los continuos asesinatos al azar en todas las zonas de la ciudad que no excluyen ni a los niños, ni a los ancianos, ni hombres o mujeres. En un peligroso aumento del racismo y los recortes de la libertad [de movimiento], la autoridad estadounidense de ocupación impide la entrada de ciudadanos de otras ciudades. Esta medida aísla a los ciudadanos de Faluya de su vecinos y del resto del país, convirtiendo [la ciudad] en una enorme cárcel.

3. Hasta la emisión de este informe, continúa la búsqueda de los cadáveres víctimas del brutal ataque de noviembre de 2004 sobre la ciudad. Equipos especializados han encontrado alrededor de 700 cadáveres y nosotros consideramos, sin ningún género de duda, que el número de mártires en mucho mayor que éste. Las mismas fuerzas de ocupación estadounidenses anunciaron que habían asesinado a alrededor de 1.300 personas, pero se desconoce donde están enterrados. Esto confirma que debe haber fosas comunes en la ciudad; la negativa constante de los estadounidenses a permitir la entrada a la ciudad de representantes de NNUU confirma esta afirmación. Es más, las autoridades médicas no han podido localizar la fosa en la que se encuentran los 450 ciudadanos de Faluya que las fuerzas de ocupación han fotografiado y enterrado en un lugar aún desconocido [6].

4. Hay cientos de desaparecidos de la ciudad de Faluya [7], pero debido al miedo de las familias por las detenciones y las intimidaciones por parte de los [soldados] estadounidenses, las familias dudan en registrar los nombres [de sus familiares] como desaparecidos en el Comité de Desaparecidos. Este es el motivo por el cual el número de desaparecidos registrados en menor que el existente.

5. Los ciudadanos detenidos de la ciudad de Faluya están sufriendo un tratamiento inhumano tanto en la cárcel de Abu Ghraib como en la de Basora. No existe motivo alguno para mantener a esas personas encarceladas. Desgraciadamente no hay autoridad legal o autoridad oficial iraquí que se ocupe de estos detenidos.

6. Como medida de castigo colectivo, las fuerzas estadounidenses de ocupación y la Guardia Nacional [iraquí] siguen utilizando algunos colegios de la ciudad como complejos militares, impidiendo que los niños sigan con su educación y sin ofrecerles alternativa alguna.

7. Existe un retraso deliberado por parte del gobierno interino y de la autoridad de ocupación estadounidense en la reconstrucción de la ciudad de Faluya, incluso en reanudar los servicios básicos. Lo que se ha anunciado respecto a la reconstrucción son simples mentiras encubiertas por el hecho de que la gente que está trabajando en Faluya son solo empleados del gobierno, cuando en realidad su número es insuficiente en relación con la destrucción que ha sufrido la ciudad. Los propios estadounidenses admiten que más de 90.000 casas han sido demolidas. Nosotros nos preguntamos cuál es la diferencia entre la destrucción que ha sufrido Faluya y la destrucción que han sufrido las zonas devastadas por el Tsunami. Ambas son zonas devastadas, pero la diferencia es que de Faluya no se habla como ciudad oficialmente devastada con el objetivo de encubrir los crímenes perpetrados en su suelo.

8. Pese a la existencia de un Comité oficial iraquí para la reconstrucción, las fuerzas de ocupación aprueban contratos sin el conocimiento de o la coordinación con ese Comité. Por ejemplo, un contrato para construir una escuela costó un millón de dólares, mientras que el Comité estimó un coste entre 200.000 y 300.000 dólares. Ninguna autoridad local o comité oficial está supervisando esas transacciones de dinero.

9. Hasta ahora no se ha permitido que ningún organismo investigue sobre la contaminación ambiental que afectó a Faluya por la utilización de armas peligrosas y prohibidas, excepto para analizar las depuradoras de agua recientemente instaladas. Ahora están apareciendo algunos casos en la ciudad de fetos y de algunos recién nacidos con malformaciones. Como ejemplo, el caso del hijo de Mina Jabbar Mahmood Aljumaili, que ahora tiene tres meses y el de otro niño del barrio de al-Andalus.

10. Los civiles que permanecieron en la ciudad durante la ofensiva estadounidense han sufrido numerosas historias trágicas y el tratamiento inhumano a manos de las fuerzas de ocupación y de la denominada Guardia Nacional iraquí. El asesinato deliberado de civiles era una práctica cotidiana de las fuerzas estadounidenses. Muchos niños han visto a sus padres morir delante de ellos por los disparos recibidos. Casi cada una de las familias que permaneció en Faluya tiene un familiar enterrado en el jardín. Como ejemplo, Hamid Abdulrazzak Sultan un ciudadano de Faluya que fue testigo de como fueron asesinados su mujer embarazada y sus cuatro hijos durante el ataque perpetrado por las fuerzas estadounidenses el 9 de noviembre de 2004. Cuatro miembros de la familia de Fawzi Hussein Salman al-Aisawi fueron asesinados deliberadamente, delante de su hija, por fuerzas estadounidenses mientras estaban en su casa en la mañana del 9 de noviembre de 2004.

11. Hasta ahora, los ciudadanos y los enfermos no tienen permiso para atravesar el puente que conecta la ciudad con el principal hospital [8], lo que causa gran sufrimiento. En la ciudad no hay medios de comunicación para avisar a los servicios de urgencia durante las horas del toque de queda, lo que hace que los enfermos no puedan acudir al hospital hasta el amanecer. Han ocurrido muchos casos de apendicitis, partos, o muertes debidas a trombosis que necesitan atención inmediata. Todo ello sin mencionar las fobias generadas por la guerra en miles de mujeres y niños que traen consigo una permanente inestabilidad psicológica que es de difícil curación y que suele convertirse en crónica.

12. No se permite la emisión de certificados de defunción que expliquen las causas reales de la muerte y del número [de muertes] por crímenes de las fuerzas de ocupación porque hasta el momento no hay instrucciones precisas. El crimen de bombardear ciudades con tal brutalidad y [generando tanta] destrucción es la mayor evidencia del desprecio por las vidas de los civiles desarmados que suman, en el primer año de ocupación, los 100.000 [según el informe publicado en la revista Lancet] [9].

13. El gobierno marioneta [iraquí] está ignorando deliberadamente los crímenes y las graves violaciones de los Derechos Humanos que comenten a diario en Iraq las fuerzas de ocupación estadounidenses y siguen hablando de viejas acusaciones de violaciones que supuestamente ocurrieron años atrás. De esas acusaciones se ocuparon comisiones, bien mediante informes de enviados especiales o mediante decisiones que se adoptaron de acuerdo a medidas que fueron implementándose violentamente contra Iraq de manera sin precedentes.

¿Cuántas tragedias humanas esperan los organismos oficiales que ocurran para elevar sus voces y exigir el fin de las masacres y los asesinatos en masa de civiles? ¿Es que lo que le ocurrió a Faluya y a sus ciudadanos es simplemente un accidente mientras que el mundo entero está en estado de alerta por si un ciudadano occidental es asesinado en Iraq, olvidando que todo eso es debido al odio a la ocupación?

Hacemos un llamamiento a todos los países y organizaciones, gubernamentales y no gubernamentales, que toman parte en las reuniones del 61ª Sesión de la Comisión de Derechos Humanos de NNUU para elevar sus voces y denunciar esas violaciones y ejercer presiones para enviar un equipo de investigación que visite la ciudad de Faluya, investigar los hechos y la trágica situación por la que están pasando los ciudadanos de Faluya. Exigimos que la Comisión nombre un enviado especial sobre la situación de derechos humanos en Iraq durante la ocupación. Esperamos que este informe sea distribuido junto con el resto de los documentos de la Sesión.

Centro para los Derechos Humanos y la Democracia (CDHD)*
Bagdad, 26 de marzo de 2005

* El CDHD tiene en la actualidad abiertas oficinas en la capital iraquí y en Faluya.

Notas de IraqSolidaridad:

1. Este dato cuestiona las cifras que habitualmente se han dado del número de habitantes de Faluya, muy inferiores a la real en un país sin censos desde hace 25 años.
2. Véase en IraqSolidaridad:
Faluya: "Todavía hoy se siguen encontrando cadáveres bajo los escombros de las casas destruidas"
3. Véase en IraqSolidaridad:
Imán Ahmad Jamás: De regreso a Faluya: Tiendas de campaña sobre los escombros, a la búsqueda de los desaparecidos
4. Véase en IraqSolidaridad:
Las organizaciones de Faluya remiten sendos informes sobre la violación de derechos humanos durante el asalto y ocupación de Faluya y la situación de los refugiados de esta ciudad
5. UNAMI, sigla de United Nations Assistance Mission for Iraq, misión limitada de asistencia humanitaria establecida en la resolución 1500 del Consejo de Seguridad de NNUU de agosto de 2003. Véase:
www.uniraq.org
6. Fotos y fichas en disposición de la CEOSI.
7. Véase en IraqSolidaridad:
Imán Ahmad Jamás: De regreso a Faluya: Tiendas de campaña sobre los escombros, a la búsqueda de los desaparecidos
8. Véase en IraqSolidaridad:
Imán Ahmad Jamás: Faluya: el 'terremoto' desencadenado por Estados Unidos
9. Véase en IraqSolidaridad:
La sanidad en Iraq durante el año 2004: Soportando los efectos de la guerra

Faluya: "Todavía hoy se siguen encontrando cadáveres bajo los escombros de las casas destruidas"

Imán Ahmad Jamás: De regreso a Faluya: Tiendas de campaña sobre los escombros, a la búsqueda de los desaparecidos

Las organizaciones de Faluya remiten sendos informes sobre la violación de derechos humanos durante el asalto y ocupación de Faluya y la situación de los refugiados de esta ciudad

Imán Ahmad Jamás: Faluya: el 'terremoto' desencadenado por Estados Unidos

La sanidad en Iraq durante el año 2004: Soportando los efectos de la guerra

Iniciativa de apoyo material a la población iraquí - Campaña de emergencia de ayuda sanitaria a la población de Faluya

English

Report on the current situation in the city of Fallujah for the period of 1st January to 25th March 2005

Presented to the 61st session of the United Nations Commission on Human Rights

Studies Center of Human Rights and Democracy
Baghdad, 26th March 2005
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq)
29th March 2005

The city of Fallujah was subjected to a genocide war by the American forces. The military machinery destroyed almost 70 per cent of the city, from civilian houses to medical center and general services facilities especially water, electricity. This war resulted in killing thousands of innocent civilians and sending almost a half million refugee.

It is well known that the American forces and their puppet government prevented any medical or humanitarian relief agency to enter the city throughout its siege to the city.

Since the beginning of this year, the citizens are increasingly returning to the city, driven by the very bad living conditions in the places where they took refuge and the will to try the reconstruction of their houses and shops. Except for the few who found their houses still standing, the majority lived on the ruins whether by using tents or other means. In this bad living condition, the American occupation forces continue to commit grave violations to the basics principles of human rights and international law.

In order to give the international community a clear image of what is happening, we present this short report:

1. Following the two reports that our center issued in mid January 2005 and the other facts that came to the knowledge of the UN, the human rights office of UNAMI and the Iraq office of WHO have ­ in two occasion- officially requested to enter the city of Fallujah in order to examine the situation there but the American occupation authority did not respond to these requests until now on the pretext of the dangerous security situation. Here we must ask, if the security situation is still dangerous, then how are families and children allowed to return to the city? Are the lives of the UN officials more precious than those of the Fallujah citizens? Or is it that there are crimes that the international bodies are not allowed to examine.

2. The citizens of Fallujah are suffering of many sorts of humiliations when entering or leaving the city. In their daily life, they go through many sorts of harassments and threats by the American occupation forces which consider them as terrorists simply because they refuse the occupation. Not to mention the continuous random killing in all part of the city that does not exclude children or elder people, men or women. In a dangerous step of racism and freedoms limiting, the American occupation authority issued special ID cards for the citizens of Fallujah, preventing visitors from other cities to enter it. This step isolates the city Fallujah from its surroundings and the rest of the country and so turning it into a huge prison.

3. Until the issuing of this report the effort to find the corpses of the victims of November 2004 comprehensive attack on the city still going on. The specialized burier teams have found about 700 corpses and we definitely think that the number of martyrs is greater than that. The American occupation forces itself announced that they have killed about 1300 individuals but no one knows where those bodies were buried. This assures that there are mass graves in the city, the American continual refusing to allow the UN representatives to enter the city, confirm this assessment. Furthermore, the medical authorities and the citizens could not find the burial ground of 450 bodies of the citizens of Fallujah that the American occupation forces have photographed and buried in a place that is still unknown.

4. There are hundreds of missing personnel from Fallujah, but afraid of arrest and intimidation by the American forces, the families still hesitate to register the names of their missing with the official committee for registering the missing. That is why the registered number is less than the actual one.

5. The detainees from the Fallujah citizens are suffering of inhuman and bad treatment in both Abu Graib and Basra prisons. There is no reason behind keeping those detainees in the prisons. Unfortunately, there is no legal or official Iraqi authority that handles the issue of those detainees, it left to two mosque in the city.

6. As a measure of collective punishment, the American occupation forces and the National guards continue to use some schools inside the city as compounds, depriving students from pursuing their education without offering substitutes.

7. There are deliberate delay by the interim government and the American occupation authority in reconstructing the city of Fallujah even in restoring the basic services. What are being announced about the reconstruction are mere lies uncovered by the fact that the people who are working in Fallujah are only those governmental employees in the city, indeed their number does not match the size of destruction that the city suffered. The American themselves admitted that more than 90000 houses have been demolished. We wonder about the difference between the destruction that Fallujah has suffered and the destruction of the areas which devastated by Tsunami. Both are devastated areas but the difference is that Fallujah is not announced officially as a devastated place in order to cover the crimes perpetrated on its soil.
8. Despite that there is an Iraqi official committee for reconstruction, the occupation forces give out contracts without knowledge or coordination with that committee. For example one contract to build a school cost One million US dollar for each school, while the official committee estimates the cost between 200 000 and 300 000 US dollars. No local or official committee is supervising these money transactions.

9. It was not allowed until now for any body to examine the environmental pollution that affected Fallujah due to the usage of prohibited and dangerous weapons, except for analyzing the recently established processed water. Some cases are appearing now of feats deformation for some of the newborns that is taking place in the city. As an example the case of the child Mina Jabbar Mahmood Aljumaili that was recently born and is 3 months now in addition to another child in the same neighborhood that was born in a short period after in Al'andulus neighborhood

10. The civilians who stayed in the city during the American offensive have gone through numerous tragic stories and inhuman treatment by the occupation forces and the Iraq so-called National Guards. The deliberate killing of the civilians was the daily practice of the American forces. Many children had to watch their parents being shot to death in front of them, or men who had to watch their children and their wives being killed. Almost every family who stayed in Fallujah has to bury a victim in their garden. As example, Hamid Abdulrazzak Sultan, a citizen from Fallujah, witnessed the killing of his pregnant wife along with his 4 sons during an American attack on 9 Nov 2004. Four members of Fawzi Hussein Salman al-Aisawi family where deliberately killed in their house by the American forces in front of their daughter on the morning of 9 November 2005.

11. Until now, the citizens and the sick people are not allowed to cross the bridge which connects the city to the main hospital a matter that causes a great suffering. The city has no mean of communication to be used to report the urgent health cases during the curfew hours which force the sick to stay at home until dawn to be able to go to hospital. Many cases happened of appendicitis, labour, death due to clots which need immediate health care. Not to mention to war phobia in thousands of women and children which warns of a permanent psychological disaster that will be difficult to cure since it is becoming a chronic case.

12. Not allowing issuing death certificates that explain the real causes of death and their numbers that occur due the crimes of the occupation forces because there are no clear instructions until now. The crime of bombing cities with so much brutality and destruction is the biggest evidence of disrespect for the lives of the unarmed civilians that were in the first year of occupation more that 100 000 citizens.

13. The puppet government is deliberately ignoring the crimes and the grave violation of the human rights happening every day in Iraq by the American forces and continued to talk about an old allegation of violations that allegedly happened years ago. These allegations were tackled by the commission in details, whether by reports of special rapporteur or by the several decisions it had adopted and accordingly some measures which were implemented aggressively against Iraq in unprecedented way.

What more tragedies that international bodies are waiting for in order to raise their voices demanding to stop the massacres and mass killings of the civilians. Is what happened to Fallujah and its citizens is just an accident while the entire world is on alert if a western citizen is killed in Iraq forgetting that all that is because of the hated occupation.

We call upon all countries and organizations both governmental and non governmental which taking part in the meetings of the 61st session of the UN Human Rights Commission to raise their voices and denounce those violations and exercise pressures to dispatch an investigation team to visit the city of Fallujah to examine the facts and the tragic situation that its citizens are going through. We demand the commission to nominate a special rapporteur to the human rights situation in Iraq during the occupation. We hope that this report will be distributed as among the documents of the session.

Studies Center of Human Rights and Democracy
26th March 2005, Baghdad, Iraq

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2005