Index | Informes 2004-2005

Enlaces relacionados


Deterioro en Iraq de la situación política y económica de la mujer bajo la ocupación estadounidense

Informe de 'International Educational Development' presentado ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas (Sesión de marzo de 2005, Ginebra)

Hanna Dahlstrom*

psychoanalystsopposewar.org
IraqSolidaridad (www.nodo50.org/iraq), abril de 2005
Traducción para IraqSolidaridad de Sinfo Fernández

"Las mujeres iraquíes, al tener que entablar la lucha diaria para afrontar las necesidades y sacar adelante un hogar, han tenido que contemplar cómo su capacidad para participar en las actividades económicas y políticas se iba viendo reducida o imposibilitada".

"Os entregaremos la comida y las medicinas que necesitéis. Derribaremos el aparato del terror y os ayudaremos a construir un nuevo Iraq próspero y libre"
George Bush, 17 de marzo de 2003, locución televisada (1)

Según el informe de Amnistía Internacional publicado el 21 de febrero de 2005, dos años después de la invasión de Iraq que EEUU encabezó, las mujeres iraquíes están peor bajo la ocupación estadounidense que durante el régimen de Sadam Husein (2). Una investigación realizada en mayo de 2003 por Women for Women International (WWI) concluía que ninguna de las mujeres iraquíes entrevistadas tenía resueltas las necesidades de su familia. (3)

Un millón de mujeres iraquíes convertidas en cabezas de familia se enfrentan con la situación más dura al ser las que proporcionan atención primaria a sus familias (4). Satisfacer las necesidades básicas (agua limpia, electricidad y comida) de sus seres queridos es responsabilidad fundamental de las mujeres. WWI afirma: "Las mujeres iraquíes, al tener que entablar la lucha diaria para afrontar las necesidades y sacar adelante un hogar, han tenido que contemplar cómo su capacidad para participar en las actividades económicas y políticas se iba viendo reducida o imposibilitada" (5). Medact añade que hay una correlación directa entre la infraestructura de un país y la salud de la población, ya que tanto el suministro del agua, como el tratamiento de las aguas residuales, la electricidad y la seguridad alimentaria determinan el estado de la sanidad (6). La visión estadounidense de los derechos civiles y políticos ignora la interdependencia de los derechos humanos (7). El olvido de las necesidades básicas de las mujeres en el proceso de reconstrucción es explicado por el antiguo Embajador estadounidense en Austria, y fundador de la ONG Women Waging Peace, como una estrategia que se justifica en los siguientes términos: "Dejemos que la situación se estabilice y entonces pensaremos en las mujeres." (8)

Este informe se centra en seis derechos básicos: el derecho a disponer de agua potable, a tener electricidad, a tener atención sanitaria, a trabajar y a la participación política:

1. El derecho a tener agua potable

Cambridge Solidarity with Iraq (CASI) informa que durante los ataques que EEUU dirigió contra las ciudades de Faluya, Samara y Tall Afar, se cortó el suministro de agua de forma deliberada, dejando sin ese bien fundamental a 750.000 civiles. Esta violación del derecho humanitario internacional es contemplada como una estrategia para obligar a los civiles a abandonar sus casas y que incide especialmente en los niños, los ancianos y los enfermos (9). El agua es un bien del que carece un espectro muy amplio de la población: tienen acceso a agua potable menos de la mitad de los iraquíes que viven en zonas rurales (10). Los iraquíes dicen que esa carencia de agua potable es el segundo impacto más grave que ha causado la invasión estadounidense después de la falta de seguridad (11). En el campo, la falta de agua para regadío ha provocado la pérdida de las cosechas. Como consecuencia, muchas mujeres pasan varias horas al día acarreando agua para beber desde arroyos con los que se mezclan aguas residuales, que además se secarán en cuanto llegue el verano (12). La escasez de agua afecta también al sistema sanitario, según han manifestado los doctores de los hospitales iraquíes y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) (13). La doctora Linda Husseiny, una funcionaria del Ministerio de Sanidad manifestó que temían un brote de cólera debido a la escasez de agua. (14)

El agua está contaminada en Iraq, ya que cerca de 500.000 toneladas de "aguas residuales sin tratar o parcialmente tratadas van a parar, cada día, a los ríos" (15). Se estima que el 60% de los habitantes de zonas rurales y el 20% de los moradores urbanos sólo tienen acceso a, y beben, agua contaminada, informa el Washington Post (16). Como dispensadoras de cuidados primarios, las madres iraquíes tienen la responsabilidad de la salud de sus niños y por eso sufren al no poder satisfacer adecuadamente sus necesidades básicas. Beber agua contaminada es la causa principal de enfermedad de los niños en Iraq. (17)

EEUU pagó a la Corporación Bechtel 3.000 millones de dólares para reparar las infraestructuras de agua, electricidad, etc Sin embargo, esos ingresos se han dedicado a satisfacer las necesidades salariales de la corporación sin ninguna incidencia en el bienestar de las familias iraquíes (18). Cuando Bechtel se hizo cargo de la privatización del agua en Bolivia, su precio subió un 200% y el agua se convirtió en una mercancía cara a la que no podía acceder gran parte del pueblo boliviano (19). El ejemplo de Bechtel en Bolivia muestra que la privatización del agua no asegurará el agua potable para todos los ciudadanos de Iraq.

2. El derecho a la electricidad

Según el General de División Thomas Bostwick, comandante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU, el suministro eléctrico nacional en Iraq ha caído en picado por debajo de los niveles de 4.400 magawatios que se mantuvieron durante la administración del Presidente Sadam Husein. La mayor parte del país dispone tan sólo de tres horas de electricidad al día (20). En noviembre de 2004, el nivel de la electricidad producida había caído por debajo de los 4.500 magawatios. A principios y mediados de enero de 2005, la electricidad bajó drásticamente a 3.500 megawatios (21). Según una investigación de WWI, el 95% de las mujeres declaró que no tenían electricidad suficiente para las necesidades de sus hogares (22). La mayor parte de las familias iraquíes no pueden permitirse tener un generador que asegure un nivel estable de electricidad. (23)

La carencia de electricidad en el hogar ha repercutido gravemente en las enfermedades que se propagan a través del agua debido a la imposibilidad de hervir agua en casa para purificarla (24). Medact informa que desde enero a marzo de 2004, hubo unos 5.000 casos de tifus (25). Además, los hospitales y sus pacientes sufren los cortes de energía, y el 80% de los hospitales carece de generadores que funcionen bien. (26)

3. El derecho al alimento

Se ha duplicado la malnutrición aguda entre los niños (27). Según un estudio hecho por el Ministerio de Sanidad iraquí, UNDP y la FAO, la malnutrición aguda en los niños ha aumentado desde el 4% de antes de la invasión al 7,7% de después de la invasión. El estudio encontró que aproximadamente unos 400.000 niños iraquíes sufren de diarrea crónica (28). Esto implica que los niños iraquíes estaban mejor durante la presidencia de Sadam Husein. Actualmente, las tasas de malnutrición infantil en Iraq son mucho más altas que las de Uganda y Haití y se comparan con las de Burundi, un país centroafricano destrozado por la guerra. La malnutrición ha provocado además el aumento de enfermedades contagiosas. (30)

De 1996 a 2003, la mayor parte de las familias en Iraq dependían de la ayuda alimentaria del programa de Naciones Unidas "petróleo por alimentos". Una vez que las fuerzas de la coalición dirigida por EEUU declararon el fin de la guerra, se repartieron hojas de propaganda a los iraquíes prometiéndoles un aumento en la ayuda alimentaria, incluyendo productos nuevos. Sin embargo, según la investigación de WWI, el 95% de las mujeres declararon que no hubo ningún aumento en la cesta de comida tras la ocupación estadounidense (31). EEUU ha tomado el control de los potenciales ingresos del petróleo por un valor cercano a los 20.000 millones de dólares por año y ha cortado el programa "petróleo por alimentos". (32)

En la ciudad de Faluya, que fue atacada por las fuerzas dirigidas por EEUU, algunos refugiados pudieron volver a su ahora desierta ciudad. El Teniente Coronel Patrick Malay, que está a cargo de las operaciones militares en las zonas norte de Faluya hizo ciertos comentarios sobre las filas de gente esperando para conseguir comida, agua y sábanas: "Así es como me gusta, como si fuera Disneylandia", dijo. "Filas ordenadas y gente que se va con una sonrisa en el rostro". (33)

Las mujeres iraquíes no sonríen cuando tienen que afrontar la angustia de la ausencia de comida. Los granjeros iraquíes, muchos de los cuales son mujeres, afirman que no pueden cultivar alimentos debido a que en sus campos hay bombas racimo sin explotar (34). Debido al alto desempleo, muchas mujeres no pueden conseguir comida adecuada ni en calidad ni en cantidad. Además, el coste del fuel para cocinar ha subido de forma terrible desde la invasión estadounidense (35). Según los doctores del Hospital Maternal de Bagdad, casi todas las mujeres embarazadas padecen anemia. (36)

4. El derecho a recibir atención sanitaria

Anteriormente a 1991, la sanidad en Iraq era gratis y de buena calidad (37). Antes de las sanciones de Naciones Unidas, el problema sanitario número uno en Iraq era la obesidad. La malnutrición ha sido un efecto directo de las sanciones de Naciones Unidas (38). Un indicador importante para valorar la salud de la población de un país es la tasa de mortalidad de los niños menores de cinco años (43). Durante la época de sanciones, UNICEF informó que uno de cada ocho niños murió antes de llegar a la edad de cinco años y que en total murieron unos 500.000 niños durante ese tiempo (39). La sanidad se deterioró y se dispone de medicinas a unos niveles mínimos. La sanidad después de 1991 se fue privatizando cada vez más y, tras la guerra de 2003, la mayoría de los hospitales no pueden funcionar bien debido a la falta de tratamiento de las aguas residuales, a la carencia de agua limpia, a la falta de electricidad y a la ausencia de medicinas y de equipamientos. El Dr. Amer Rashid, jefe clínico en el hospital Yarmuk de Bagdad ha manifestado: "Teníamos más medicinas durante las sanciones que las que tenemos ahora". En la investigación de WWI, el 57,1% de las mujeres iraquíes dijeron que sus familias no disponían de los necesarios cuidados sanitarios (42). Un estudio de UNDP informa que la tasa de mortalidad materna se ha triplicado comparada con la del período 1989-2002.

UNICEF afirma que, antes de las sanciones de Naciones Unidas, "Iraq tenía uno de los niveles de vida más altos en Oriente Medio". Ahora, "al menos 200 niños están muriendo cada día. Están muriendo por malnutrición, por falta de agua potable y por carencia de equipamiento médico y medicinas para poder curar enfermedades que son fácilmente tratables". (44)

Foto de la derecha: Mohammad llora mientras es tratado de diarrea en el Hospital General de Pediatría en Bagdad, Iraq (AP) (45)

Según científicos alemanes e iraquíes, el aumento en los tipos de cáncer es debido al uso de uranio empobrecido en el armamento usado en la guerra contra Iraq. (46)

Las madres iraquíes temen por sus niños. Según el Dr. Janan Hasan, director de una clínica infantil en Basora: "Desde 1991 el número de niños nacidos con deformidades se ha cuadruplicado. Lo mismo ocurre con el número de niños menores de quince años a los que se diagnostica cáncer. En la mayoría de los casos es leucemia. Casi el 80% de los niños mueren porque no tenemos ni medicinas ni la posibilidad de aplicarles quimioterapia". (47)

Medact informa que, en el 2003, el 12% de los hospitales resultaron dañados por los bombardeos aéreos estadounidenses (48). El Observador Especial del Derecho a la Salud de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas informó que la coalición de fuerzas dirigida por EEUU impidió que los civiles pudieran entrar en el hospital principal de la ciudad de Faluya y tampoco permitió que el personal del hospital saliera fuera del mismo para atenderles. Además, el clima general de inseguridad y violencia hace que muchas mujeres y niños no se atrevan a salir a buscar atención médica. (50)

Foto de la derecha: En la sala para mujeres del hospital del al-Nagar dos o tres pacientes comparten una cama (51)

Se prevé que la privatización de la sanidad desembocará en un sistema sanitario como el de Estados Unidos, el único país industrializado que no proporciona sanidad gratis a los niños y a las mujeres embarazadas. Los EEUU mismos tienen una de las peores tasas de mortalidad infantil entre las naciones industrializadas. (52)

5. El derecho al trabajo

Históricamente, las mujeres iraquíes no estuvieron confinadas en la esfera privada y consiguieron niveles altos de educación y logros profesionales en las áreas del derecho, del gobierno y de la medicina (53). Durante la presidencia de Husein, las mujeres se mantuvieron en la esfera pública trabajando y estudiando, pero a lo largo del período de sanciones de Naciones Unidas muchas mujeres perdieron sus empleos debido al deterioro de la economía. Además, las sanciones provocaron el desmantelamiento de programas sociales y las mujeres sufrieron la situación de forma desproporcionada si se las compara con los hombres. (55)

Durante la invasión dirigida por EEUU en 2003 y la guerra que la siguió, muchas mujeres empezaron pequeños negocios en sus hogares, pero cuando la electricidad empezó a sufrir cortes no pudieron continuar. Las mujeres que se beneficiaban del comercio a través de mercados informales también vieron obligadas a renunciar a esa fuente de ingresos (56). Antes de la ocupación estadounidense, las mujeres iraquíes ocupaban el 40 por ciento de los puestos de trabajo en el sector público. En la actualidad, la mayoría están en paro (57). Cuando la economía se deterioró, las mujeres fueron las primeras en perder sus empleos. Ahora el desempleo femenino alcanza el 70% (58). Además, debido al clima de violencia y temor, pocos niños pueden asistir al colegio y, como consecuencia, las madres o las mujeres mayores de la familia han tenido que parar de trabajar para cuidar de los niños. El resultado de todo ello es que tanto las mujeres como los niños tienen menos oportunidades (59). El desmantelamiento del Estado iraquí llevado a cabo por EEUU se tradujo en que muchas mujeres perdieron sus puestos en el gobierno. La Autoridad Provisional de la Coalición despidió a cientos de miles de funcionarios del gobierno (60). A pesar de todos los trabajos de reconstrucción que se realizan en Iraq, los iraquíes no están participando en los mismos. EEUU, en lugar de emplearlos a ellos, ha contratado a una horda de contratistas extranjeros que, a su vez, han cogido también a trabajadores extranjeros para puestos que anteriormente eran desempeñados por iraquíes, tanto de alto como de bajo nivel de formación. (61)

Según la investigación doméstica hecha por WWI, en agosto de 2004 el 84% de las mujeres encuestadas no tenían ingresos provenientes de trabajos formales o informales. Las mujeres identificaron la electricidad, el empleo y el agua como las preocupaciones más apremiantes (62). A pesar de las valiosas reservas petrolíferas de Iraq, se estima que el 27% de la población vive con menos de dos dólares al día (63). La Autoridad Provisional de la Coalición, con una jugada que empeoró claramente la crisis, liquidó el sistema de seguridad social al mismo tiempo que imponía un modelo de gobierno privatizado no elegido por el pueblo iraquí, (64). Debido a las diversas guerras por las que ha pasado Iraq en las últimas décadas, muchas de las mujeres son viudas o fueron abandonadas. Según Naciones Unidas y el Banco Mundial, en octubre de 2003 había cerca de un millón de mujeres cabezas de familia (65). Como EEUU promueve cada vez más la privatización y un Estado cien por cien de libre mercado, esto significa que cada vez más mujeres sufrirán inevitable y desproporcionadamente en Iraq si se compara su situación con la de los hombres.

6. El derecho a la participación política

"No somos mujeres"
Respuesta de un alto funcionario de la APC ante la preocupación de un reportero sobre las amenazas a los derechos de las mujeres iraquíes. (66)

La participación libre y completa de las mujeres será un indicador de la salud y bienestar futuros de toda la población iraquí.

En marzo de 2003, USAID concedió al Research Triangle Instituto (RTI) International de Carolina del Norte un contrato de 167 millones de dólares de ayuda a 180 ciudades y pueblos iraquíes "para impulsar un gobierno local eficiente, transparente y responsable que apoyara la transición del país hacia la soberanía". Tres antiguos empleados que trabajaron en el proyecto dijeron a CorpWatch que la compañía gastó el 90% del dinero en pagar a un caro equipo expatriado, en distribuir consejos y en mantener reuniones, pero que hicieron bien poco para proporcionar apoyo concreto y efectivo a las organizaciones o consejos locales comunitarios (68)

Un fondo de 10 millones de dólares se dedicaría a "una iniciativa democrática para las mujeres iraquíes" que, según Paula Dobriansky, subsecretaria de estado para asuntos globales de EEUU, "serviría para formarlas a fin de que presionaran y lucharan por un trato justo". Sin embargo, este punto de vista da por sentado que las mujeres iraquíes eran víctimas impotentes durante el régimen de Sadam Husein anterior a la invasión estadounidense, cuando en realidad, en 1993, UNICEF informó: "Pocas veces las mujeres en el mundo árabe disfrutan de tanto poder como las iraquíes en Iraq hombres y mujeres deben recibir igual salario por su trabajo. Los ingresos de una esposa se reconocen como independientes de los de su marido. En 1974, la educación era gratis en todos los niveles y, en 1979, se convirtió en obligatoria para niñas y niños hasta la edad de 12 años." (69)

Las únicas dos mujeres miembros del consejo de gobierno Rhaja Habib Kuzai y Songul Chapul, han declarado que existen ya muchas mujeres cualificadas iraquíes que son líderes comunitarios que tienen derecho a la participación política: "Muchas mujeres iraquíes tienen un nivel alto educativo ­ doctoras, abogadas e ingenieras que son ya líderes en sus comunidades. E independientemente de su educación, las mujeres en Iraq son a menudo cabezas de familia que tienen que mantener a su familia y que son el motor de su país a pesar de las décadas de guerra y de los abusos graves bajo el régimen de Sadam Husein." (70)

Las leyes no sirven de mucho cuando las mujeres carecen de electricidad, agua, sanidad y trabajan en un ambiente de inseguridad y violencia. El informe de WWI advierte que esos son indicadores serios con consecuencias muy desfavorables a largo plazo (71)

Las elecciones de enero de 2005 fueron saludadas por EEUU y Gran Bretaña como una oportunidad para la democracia y para los derechos de las mujeres. El ministro de asuntos exteriores de británico Jack Straw declaró que la guerra de Iraq había ayudado a llevar una democrática "ola de cambio" a Oriente Medio (72). La administración Bush sostiene que una democracia triunfante en Oriente Medio podría ser un ejemplo para el resto del mundo árabe (73). Sin embargo, unas elecciones ilegales no pueden producir resultados legales ya que aquéllas "fueron planificadas, organizadas y financiadas por EEUU en violación de la Convención de la Haya de 1907 que prohíbe que un poder ocupante pueda crear cambios permanentes en el gobierno del territorio ocupado." (74)

El resultado de las elecciones ilegales causó un cambio de alianzas. Los shiíes, que son generalmente más conservadores que los sunníes, han subido al poder. Amnistía Internacional advierte sobre una reacción conservadora que amenaza los derechos de las mujeres (75). Hay un aumento del fundamentalismo islámico (76). La coalición shií ha pedido la aplicación de la sharia o ley islámica. Esto podría significar que las mujeres pueden sólo heredar la mitad que los hombres y a éstos se les permitiría también tener cuatro mujeres a la vez (77). Rime Allaf, miembro del Real Instituto de Asuntos Internacionales de Londres, que investiga la situación de las mujeres en Iraq, declara: "El Partido Baaz, con todas las cosas que muchos creen que hizo equivocadas, aseguró que las mujeres iraquíes fueran las que más derechos tuviesen en la región. Ahora, muchas mujeres tienen que tener gran cuidado con su forma de vestir. Perfectos extraños se atreven a decirles 'Necesitas cubrirte el pelo [y] los brazos'. En los casi dos años desde que el régimen de Sadam Husein cayó, ha crecido la presión hacia las mujeres para que se ajusten a los más estrictos mandamientos islámicos." (78)

MADRE advierte que el gobierno interino redactará una nueva Constitución para Iraq que puede restringir los derechos de la mujer en cuanto al divorcio, la herencia, la custodia de los niños, la libertad para escoger si se quieren o no casar y con quién, y la libertad para poder viajar sin un hombre. (79)

Notas y referencias:

1.Yifat Susskind, "One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
2. Amnesty International,
"Decades of suffering, Now women deserve better".
3. Women for Women International
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
4. Amnesty International,
"Decades of suffering, Now women deserve better".
5. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
6.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
7. Yifat Susskind,
"A Vote for 'Freedom' or for Occupation? The Iraqi Elections and Women's Human Rights", MADRE, January 2005.
8. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
9.
CASI, "Denial of Water to Iraqi cities".
10.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
11. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
12. Ídem.
13. IRIN,
"Focus on Election Outcome", February 17, 2005.
14. IRIN, "Water shortage could lead to health crisis", January 24, 2005.
15.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
16. Karl Vick,
"Children Pay Cost of Iraq's Chaos", Washington Post, November 22, 2004.
17. Harry de Quetteville, "Victory in Iraq: Deliverance or Disaster", The Daily Telegraph, January 1, 2004.
18. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
19. Ídem.
20. Turkish Press, "Iraq's power supply sinks to record low: US General". January 12, 2005.
21. James Glanz, "New Election Issues: Electricity and Water", New York Times, January 26, 2005.
22. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
23. IRIN,
"Power Shortage Continues", August 31, 2004.
24. Karl Vick
"Children Pay Cost of Iraq's Chaos", Washington Post, November 22, 2004.
25.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
26. Ídem.
27. Haifa Zangana
"Quiet, or I'll call democracy", The Guardian, December 22, 2004.
28. Paul Rogers,
"No direction home", Open Democracy, 25 November 2004.
29. Karl Vick,
"Children Pay Cost of Iraq's Chaos", Washington Post, November 22, 2004.
30.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
31. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
32. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
33. Erik Eckholm,
"Residents trickle back, but Fallujah still seems dead", New York Times, January 6, 2005
34.Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
35. Ídem.
36. Karl Vick,
"Children Pay Cost of Iraq's Chaos", Washington Post, November 22, 2004.
37.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
38. Karl Vick
"Children Pay Cost of Iraq's Chaos", Washington Post, November 22, 2004.
39.
"Decades of suffering, Now women deserve better", Amnesty International.
40.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
41. IRIN,
"Focus on Election Outcome", February 17, 2005.
42. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
43. Ghali Hassan,
"Iraq's Health Care Under U.S. Occupation", Countercurrents.org December 1, 2004.
44. Ídem.
45. Mark Peplow,
"Iraq faces growing health crisis", News@nature.com, 13 October 2004.
46. Jürgen Hanefeld,
"After the war comes cancer", Deutsche-Welle, March 9, 2005.
47. Ídem.
48.
"Enduring Effects of War in Iraq: Health in Iraq 2004", Medact, November 30, 2004. | Véase en IraqSolidaridad:Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004 (n. del webmaster).
49. Ídem.
50. Ídem.
51. Photo by Iva Zimova / Panos Pictures.
52. Ghali Hassan
"Iraq's Health Care Under U.S. Occupation", Countercurrents.org, December 1, 2004.
53. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
54. Ídem.
55. Amnesty International,
"Decades of suffering, Now women deserve better".
56. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
57. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
58. Ídem.
59. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
60. Haifa Zangana
"Quiet, or I'll call democracy", The Guardian, December 22, 2004.
61. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
62. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
63. Mark Peplow,
"Iraq faces growing health crisis", News@nature.com, 13 October 2004.
64. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
65. Amnesty International,
"Decades of suffering, Now women deserve better".
66. Yifat Susskind,
"One Year Later: Women's Human Rights in 'Liberated' Iraq", MADRE, Spring 2004.
67. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
68. Pratap Chatterjee,
"Inventing Iraqi Democracy in North Carolina", CorpWatch, July 1, 2004.
69. Haifa Zangana
"Quiet, or I'll call democracy", The Guardian, December 22, 2004.
70. Women for Women International,
"Windows of Opportunity: Pursuing Gender Equity in Post-war Iraq", Briefing Paper, January 2005.
71. Ídem.
72. BBC News,
"Iraq helped mid-East democracy", March 10, 2005.
73. Ídem.
74. Yifat Susskind,
"A Vote for "Freedom" or for Occupation? The Iraqi Elections and Women's Human Rights", MADRE, January 2005.
75. Amnesty International,
"Decades of suffering, Now women deserve better".
76. Yifat Susskind,
"A Vote for "Freedom" or for Occupation? The Iraqi Elections and Women's Human Rights", MADRE, January 2005.
77. David Enders and Daniel Howden,
The Independent U.K., February 15, 2005.
78. Jill Carroll,
"Iraqi women eye Islamic law", Christian Science Monitor, 2005.
79. Yifat Susskind,
"A Vote for "Freedom" or for Occupation? The Iraqi Elections and Women's Human Rights", MADRE, January 2005.

English Texto original en formato .doc

English psychoanalystsopposewar.org

La sanidad en Iraq durante el año 2004: Soportando los efectos de la guerra
Texto íntegro del informe en castellano sobre la sanidad en Iraq en 2004

* Hanna Dahlstrom es miembro de la Asociación de Abogados Humanitarios

CEOSI | www.nodo50.org/iraq | 2005