Index | Documentos 2006 | Documentos, resoluciones y actas

Enlaces relacionados


EEUU debe negociar con la resistencia su retirada de Iraq

Ninguna implicación de Siria e Irán en el apuntalamiento de la ocupación y su régimen colaboracionista

Red Internacional Anti-ocupación*

IraqSolidaridad (www.Iraqsolidaridad.org), 21 de noviembre, 2006
Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Beatriz Morales

"La resistencia armada expresa el legítimo deseo de la inmensa mayoría del pueblo iraquí de liberar su tierra de la ocupación extranjera. La resistencia nacional popular en Iraq es la única fuerza, eficaz y legítima, capaz de defender la soberanía popular y de determinar el futuro del Iraq liberado. En lugar de negociar con poderes regionales vecinos con la esperanza de someter a la resistencia al control extranjero, EEUU debe negociar directamente con la propia resistencia."

Soldados estadounidenses atan las manos de niñas y niños iraquíes menores de edad en una vivienda en la provincia de al-Anbar en presencia de sus familiares adultos

En las elecciones al Congreso de noviembre de 2006 el pueblo estadounidense expresó su claro rechazo a la guerra de la Administración Bush en Iraq. Sin embargo, se necesita un amplio movimiento de opinión pública para obligar a los dirigentes estadounidenses a respetar la voluntad de su propio pueblo y, más aún, del pueblo de Iraq.

El ejército estadounidense debe negociar con la resistencia iraquí una retirada inmediata. El pueblo estadounidense debe exigir responsabilidades a sus dirigentes por el crimen de guerra de agresión [contra Iraq].

El fracaso de la ocupación

Los dirigentes militares estadounidenses reconocen que su invasión y ocupación de Iraq han producido caos. La conclusión lógica es que la propia presencia estadounidense, basada en una agresión criminal y en múltiples Crímenes contra la Humanidad, es la responsable de tal caos y que para devolver la estabilidad a Iraq EEUU debe retirarse inmediatamente.

Sin embargo, los dirigentes estadounidenses siguen afirmando que deben permanecer en Iraq para conseguir la estabilidad. Para conseguir este objetivo hablan de crear un ejército títere iraquí, entrenado por EEUU para luchar contra la resistencia, y de atraer a potencias extranjeras para que ayuden a acabar con la resistencia [1]. Esto implica alimentar tanto la guerra civil como una mayor intervención extranjera y pretende robar al pueblo iraquí el derecho soberano a decidir su propio futuro.

Mientras tanto, se destruye Iraq. Las infraestructuras están en ruinas. Cientos de miles de personas mueren o huyen al extranjero. Es indispensable acabar con este crimen y devolver Iraq a su propio pueblo. Para ello hacemos un llamamiento a la opinión pública mundial para que exija que los ocupantes negocien con la resistencia [2].

Resistir es legítimo

La invasión estadounidense supuso una clara violación del Derecho Internacional. En cambio, el Derecho Internacional reconoce la legitimidad de la resistencia armada a una invasión y ocupación extranjera. Estos principios no se pueden negar por el hecho de que EEUU fuera capaz de utilizar su inmensa influencia para convencer al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de que reconociera su presencia [en Iraq] [3], ya que ésta era requerida por un gobierno que no es sino un régimen títere instalado por Washington.

La resistencia armada expresa el legítimo deseo de la inmensa mayoría del pueblo iraquí de liberar su tierra de la ocupación extranjera. La resistencia nacional popular en Iraq es la única fuerza, eficaz y legítima, capaz de defender la soberanía popular y de determinar el futuro del Iraq liberado [4].

En lugar de negociar con poderes regionales vecinos [Siria e Irán] con la esperanza de someter a la resistencia al control extranjero, EEUU debe negociar directamente con la propia resistencia.

Castigar los crímenes

Apoyamos todos los esfuerzos del pueblo estadounidense de iniciar una investigación exhaustiva de todos los responsables, del primero al último, que tejieron deliberadamente una red de mentiras y engaños para fabricar el pretexto para la criminal invasión de Iraq. Creemos que esta investigación aportaría motivos sobrados para acusar tanto al presidente George W. Bush como al vicepresidente Dick Cheney.

Este repudio a los dirigentes criminales sería un primer paso hacia una reconciliación total con el martirizado pueblo de Iraq, lo que establecería la base para un acuerdo de paz que incluyera indemnizaciones para el país devastado por la guerra.

Somos completamente conscientes de que a pesar de los resultados de las recientes elecciones estadounidenses, estas exigencias requieren una fuerte movilización de la opinión pública mundial y la reactivación del movimiento pacifista, especialmente en EEUU.

Notas de IraqSolidaridad:

1. Miembros del comité republicano-demócrata sobre Iraq estadounidense y el primer ministro británico Tony Blair han sugerido abrir un diálogo con Siria e Irán sobre Iraq. Según el The New York Times de 18 de noviembre, el mencionado comité republicano-demócrata sobre Iraq ya habría iniciado contactos con el gobierno sirio. El periódico iraquí az-Zamán de 20 de noviembre avanzaba ya en su portada que "Damasco y Teherán preparan una cumbre tripartita con Iraq": "Según fuentes iraquíes cercanas a las negociaciones habría un acuerdo entre los tres presidentes [sirio, iraní e iraquí] para celebrar una cumbre, que presumiblemente tendría lugar en Damasco, [...] El ministro de Exteriores sirio habría propuesto un partenariado político y económico entre los tres países, alcanzar una verdadera reconciliación nacional en Iraq, derogar la ley de desbaazificación para abrir la puerta a los miembros del Partido Baaz que no estén acusados por haber cometido crímenes a que se incorporen al proceso político, además de controlar las fronteras", (traducción del árabe de Pedro Rojo para IraqSolidaridad).
2. Sobre las condiciones de la resistencia para negociar con los ocupantes, véase en IraqSolidaridad:
Carlos Varea y Pedro Rojo: EEUU y la resistencia iraquí podrían abrir próximamente negociaciones. Octubre ha sido un mes crítico para la continuidad de la ocupación de Iraq y Programa Político del Partido Baaz: El Programa de la Resistencia y la Independencia. El Baaz reafirma su compromiso con un Iraq democrático e integrador a través de la resistencia, y enlaces relacionados.
3. Por resolución de junio de 2003 del Consejo de Seguridad de NNUU, las fuerzas de ocupación son la Fuerza Multinacional legitimada por el organismo internacional, cuya presencia en Iraq se renueva cada año a petición del gobierno iraquí.
4. Véase en IraqSolidaridad la anterior declaración de la Red:
Documento de la Red Internacional Anti-ocupación: Sólo la resistencia iraquí es legal

English Texto original

Documento de la Red Internacional Anti-ocupación: Sólo la resistencia iraquí es legal

Carlos Varea y Pedro Rojo: EEUU y la resistencia iraquí podrían abrir próximamente negociaciones. Octubre ha sido un mes crítico para la continuidad de la ocupación de Iraq

Programa Político del Partido Baaz: El Programa de la Resistencia y la Independencia. El Baaz reafirma su compromiso con un Iraq democrático e integrador a través de la resistencia

* La Red Internacional Anti-ocupación está integrada por organizaciones iraquíes y de EEUU y Europa, entre ellas la CEOSI.
Además de las organizaciones integrantes de la Red Internacional Anti-ocupación, entre los primeros firmantes de esta declaración se encuentran: Denis Halliday y Hans von Sponeck, ex consejeros del Secretario general de Naciones Unidas y coordinadores humanitario de NNUU para Iraq, 1997-98 y 1998-2000, Irlanda y Alemania, respectivamente; Margarita Papandreu, presidenta del Centro de Investigación y Acción sobre la Paz, Grecia; Dahr Jamail, periodista, EEUU; Abdul Ilah al-Bayaty, escritor, analista político, Iraq-Francia; Lieven De Cauter, catedrático, doctor en Filosofía, Universidad Leuven / Rits, fundador del Tribunal BRussells, Bélgica; Jean Bricmont, doctor en Física Teórica, Universidad de Louvain-La-Neuve, Bélgica; Karen Parker, fiscal,
Abogados Humanitarios, EEUU; Sabah al-Mukhtar, presidente de la Asociación de Abogados Árabes, Iraq-Reino Unido; Dirk Adriaensens, coordinador de SOS Iraq, Bélgica; Nermín al-Mufti, ex co director del Observatorio de la Ocupación, periodista, Iraq, y Ayse Berktay, coordinadora del Tribunal Internacional sobre Iraq, Ankara.

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006