Index | Documentos 2006

Enlaces relacionados


Crudos propósitos

EEUU considera que la producción de petróleo iraquí permanecerá estrangulada durante años

Miriam Amie

Mail & Guardian Online, Sudáfrica, 10 de enero, 2006
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 17 de enero, 2006
Traducción del inglés para IraqSolidaridad de Beatriz Morales

"Las proyecciones económicas de 'Platform' muestran que el modelo de desarrollo petrolífero propuesto actualmente por quienes están ahora en el poder [en el país] '[...] costaría a Iraq cientos de miles de millones de dólares en ingresos perdidos, al tiempo que proporcionaría a las compañías extranjeras enormes beneficios', dejando al gobierno iraquí el control de sólo 17 campos petrolíferos de los que ya son productivos de los 80 campos que se calcula se conocen en el país. Los denominados 'Acuerdos de reparto de la producción' que se están promoviendo según este modelo representarían un cambio radical y una replanificación de la industria petrolífera iraquí, al cambiar de una propiedad pública a otra privada."

Iraq tiene un vasto potencial de hidrocarburos que podría rivalizar con principales productores como Arabia Saudí y Rusia, pero los analistas de la Administración estadounidense están pronosticando que el desarrollo de la producción de petróleo iraquí va a verse frustrada en los próximos años.

Iraq tiene unas enormes reservas, calculadas en una producción demostrada de 115.000 millones de barriles, las terceras del mundo detrás de las de el reino saudí y Canadá. A fecha de diciembre de 2005 se calculaba que la producción media neta de petróleo iraquí era de unos modestos 1,9 millones de barriles por día (mbd) según el último informe nacional sobre Iraq elaborado por la gubernamental Agencia de Información sobre la Energía (EIA, en sus siglas en inglés) de EEUU. Estos niveles de producción son mucho más bajos que los 2,3 mbd que se calculaban en enero de 2003, justo antes de la operación militar dirigida por EEUU para derrocar al régimen de Sadam Husein. Las cifras de diciembre [de 2005] también son mucho más bajas que las de un nivel de producción de casi de 3,5 mbd que se calculaba antes de la invasión de Iraq de 1990 y los sietes meses de ocupación de Kuwait que llevaron a la Guerra del Golfo de 1991 [1].

"Con las recientes declaraciones del vicepresidente de Shell en las que afirmaba que es improbable que haya subastas de campos petrolíferos iraquíes antes de 2007, la mayoría de los analistas cree que en al menos tres años la capacidad de producción iraquí no aumentará de manera significativa", afirma el informe de la EIA publicado a finales de diciembre de 2005 y publicado en su página web [2].

80 campos petrolíferos

A pesar de su atractivo potencial de desarrollo (sólo se han desarrollado 17 de los 80 campos descubiertos en Iraq) existen varias razones que explican la lentitud de Iraq para recuperar su industria petrolífera tras la guerra. Los factores principales han sido la inestabilidad política, la violencia, los sabotajes a los oleoductos e infraestructuras de la industria petrolífera. La guerra de 2003 en sí misma ocasionó pocos daños a las infraestructuras, pero el saqueo y los sabotajes posteriores supusieron un 80% de la destrucción. Según el Instituto para el Análisis de la Seguridad Global (IAGS, en sus siglas en ingles [3]), con sede en EEUU, una organización independiente que hace seguimiento de asuntos relacionados con energía y seguridad, entre abril de 2003 y el 5 de enero de 2006 se han registrado 290 ataques a la infraestructura de hidrocarburos y energía, incluyendo el sistema nacional de oleoductos de 6.960 kilómetros y la red de suministro eléctrico de 17.600 kilómetros.

Sabotajes, bombardeos y saqueos a lo largo de la principal línea de exportación iraquí, el oleoducto de 960 kilómetros Kirkuk-Ceyhan, que en condiciones óptimas puede transportar 1,6 mbd de dos tipos de crudo, le han forzado a operar sólo esporádicamente. La mayoría de las exportaciones iraquíes son transportadas por barco desde la terminal de Basora al sur del país.

Los parones y daños a la propiedad resultantes de los ataques han costado a Iraq miles de millones de dólares en ingresos por exportación de petróleo y costes de las reparaciones. Bajo el régimen de Sadam Husein miembros de las tribus locales y dos divisiones del Ejército iraquí patrullaban en los oleoductos y la infraestructura. Ahora, el ejército estadounidense sigue custodiando la infraestructura de energía y bajo un contrato conjunto por valor de 100 millones con la empresa de seguridad sudafricana Erinys International, aproximadamente 14.000 personas -mayoritariamente iraquíes- han sido preparadas para custodiar el sector, según informa la EIA. Además, la empresa AirScan, con sede en Florida, lleva a cabo la vigilancia aérea de los oleoductos.

"Un reto fundamental para mantener, no ya incrementarla, la capacidad de producción de petróleo fue la batalla de Iraq contra los cortes de agua, especialmente en el sur", afirma el informe de la EIA referente al exceso de agua residual producido con cada barril de crudo. A pesar de que Iraq era capaz de aumentar la producción del norte empleando la poco ortodoxa técnica de reinyectar productos refinados en los depósitos de tierra, es en el sur donde reside la mayor parte de la riqueza petrolífera demostrada, pero donde la producción se está quedando rezagada. Informes de Naciones Unidas han afirmado que prácticas de producción mal gestionadas en esta zona probablemente han dañado irreparablemente sus depósitos, forzándolos a producir cantidades muy inferiores a su potencial. La EIA afirma que persisten los daños ocasionados a las instalaciones durante la Guerra del Golfo de 1991 y que aproximadamente siete campos principales del sur están o bien parcialmente dañados por operaciones de perforado de baja calidad [4], o bien se han cerrado, afirma la EIA.

Informe de 'Platfom'

La Compañía Petrolífera del Sur de Iraq está licitando ahora por un proyecto para el desarrollo de los campos petrolíferos del sur, pero lo que quizá sigue siendo el asunto más controvertido para el desarrollo del petróleo iraquí son las decenas de contratos de muchos miles de millones que ha firmado Iraq con las multinacionales para desarrollar su petróleo, tanto antes como después de la caída de Sadam Husein. "La opinión pública iraquí se opone firmemente a transferir el control del desarrollo del petróleo a compañías extranjeras", afirmaba un informe titulado Crudos propósitos: el robo de la riqueza petrolífera iraquí [5] publicado en noviembre [de 2005] por la organización activista social independiente británica Platform. El informe continuaba:

"Pero con la activa participación de los gobiernos estadounidense y británico, un grupo de poderosos políticos y tecnócratas iraquíes está presionando por un sistema contratos a largo plazo con compañías petrolíferas extranjeras que estarán fuera del alcance de los tribunales iraquíes, del escrutinio público o del control democrático."

Las proyecciones económicas de Platform muestran que el modelo de desarrollo petrolífero propuesto actualmente por quienes están ahora en el poder [en el país] "[...] costaría a Iraq cientos de miles de millones de dólares en ingresos perdidos, al tiempo que proporcionaría a las compañías extranjeras enormes beneficios", dejando al gobierno iraquí el control de sólo 17 campos petrolíferos de los que ya son productivos de los 80 campos que se calcula se conocen en el país. Los denominados "Acuerdos de reparto de la producción" (PAS, en sus siglas en ingles) que se están promoviendo según este modelo representarían un cambio radical y una replanificación de la industria petrolífera iraquí, al cambiar de una propiedad pública a otra privada.

"Los directores estratégicos de ello son, por una parte, la agresiva campaña británica y estadounidense de 'seguridad energética' en un mercado constreñido y, por otra, la necesidad de las multinacionales petrolíferas de contratar nuevas reservas para asegurar su crecimiento futuro", concluye el informe de Platform.

Notas de IraqSolidaridad:

1. Véase en IraqSolidaridad: Heiko Flottau: El acceso al petróleo iraquí: Objetivo frustrado de la invasión de EEUU a Iraq - Brian Conley y Omar Abdullah: Iraq: Tanto petróleo y tan poco y Mike Whitney: Guerra de guerrillas por el petróleo iraquí - Joshua Frank: Crédito del Fondo Monetario Internacional para Iraq
2.
www.eia.doe.gov
3.
www.iags.org
4. Una queja constante del depuesto gobierno iraquí ante la imposibilidad, derivada de las sanciones económicas del Consejo de Seguridad e incluso durante la aplicación del programa "Petróleo por Alimentos" (a partir de 1997), de poder rehabilitar su industria petrolífera.
5. El título original en inglés del informe, Crude Designs: The rip-off of Iraq's oil wealth, contiene un doble sentido: "Crudos propósitos", en su misma acepción que en castellano o "Planes sobre el crudo". Puede leerse en:
www.crudedesigns.org. Véase sobre este informe en IraqSolidaridad asimismo: Philip Thornton: El petróleo de Iraq, botín de guerra - El PDK y la petrolera noruega 'DNO' alcanzan un acuerdo de perforaciones en Zakho

Economía, derechos sociales y situación humanitaria

English Mail & Guardian Online
English Texto original

Heiko Flottau: El acceso al petróleo iraquí: Objetivo frustrado de la invasión de EEUU a Iraq
- Brian Conley y Omar Abdullah: Iraq: Tanto petróleo y tan poco

Mike Whitney: Guerra de guerrillas por el petróleo iraquí
- Joshua Frank: Crédito del Fondo Monetario Internacional para Iraq

Philip Thornton: El petróleo de Iraq, botín de guerra
- El PDK y la petrolera noruega 'DNO' alcanzan un acuerdo de perforaciones en Zakho

La compañía noruega 'DNO' perfora en tres nuevos campos petrolíferos del Kurdistán

Nota Informativa de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq / IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 17 de enero, 2006

"El gobierno autónomo kurdo de Iraq ha comenzado a perforar en al menos tres nuevos campos petrolíferos, uno de ellos situado en las proximidades de la ciudad de Dohuk. Fuentes oficiales kurdas no han querido confirmar estas perforraciones, que se estarían realizando sin el conocimiento ni la autorización del gobierno central, pero sí lo ha hecho Per Thorsdalen, portavoz de la compañía noruega implicada en las perforaciones, 'DNO'."

El gobierno autónomo kurdo de Iraq ha comenzado a perforar en al menos tres nuevos campos petrolíferos, uno de ellos situado en las proximidades de la ciudad de Dohuk, según informa The Washinton Times en su edición del 14 de enero [1]. El Partido Democrático del Kurdistán (PDK) -cuyo líder, Masud Barzani, es presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí- había suscrito un acuerdo con esta compañía para llevar a cabo perforaciones petrolíferas en la región de Zakho, en las proximidades de la frontera con Turquía, en el primer acuerdo de esta naturaleza alcanzado en Iraq tras el inicio de la ocupación [2].

Fuentes oficiales kurdas no han querido confirmar estas peforaciones, que se estarían realizando sin el conocimiento ni la autorización del gobierno central, pero sí lo ha hecho Per Thorsdalen, portavoz de la compañía noruega que está realizando las perforaciones, DNO.

45.000 millones de barriles en reservas

El gobierno autónomo kurdo estima en 45.000 millones de barriles las reservas de la zona que reivindica explotar, frente a los más de 100 mil millones calculados para todo el país [3]. El PDK ya ha advertido de llegar a acuerdos con compañías petrolíferas extranjeras para la explotación de estas reservas, que hasta el momento son de titularidad estatal pública.

El gobierno kurdo reivindica además la inclusión de Kirkuk en una nueva región autónoma kurda. En torno a Kirkuk se bombean al día casi un millón de barriles de petróleo.

Notas:

1. Véase: www.wpherald.com
2. Véase en IraqSolidaridad:
Philip Thornton: El petróleo de Iraq, botín de guerra - El PDK y la petrolera noruega 'DNO' alcanzan un acuerdo de perforaciones en Zakho
3. Véase el texto central en esta página.

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006