Index | Documentos 2006 > Ocupación y resistencia

Enlaces relacionados


Matanza tras matanza

La violencia sectaria permite a los ocupantes ocultar sus crímenes contra civiles

Haifa Zangana*

The Guardian, 1 de diciembre, 2006
Iraq Solidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 12 de diciembre, 2006
Traducido para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

"Las masacres de EEUU apenas llegan a la conciencia del público. Nos repiten que la historia importante en Iraq es que iraquíes matan a iraquíes, a cientos, todos los días y que la cuestión trascendental es si esto ya se ha convertido en una guerra civil sectaria: como si a las víctimas les importara la definición. Así, las cifras de las niñas iraquíes asesinadas en varias ciudades por las tropas de ocupación son sólo una pequeña parte de la historia. Para los iraquíes no lo son. La presencia de tropas de ocupación y de sus crímenes son la historia principal."

'Marines' estadounidenses en una vivienda en Ramadi este verano

[El 30 de noviembre de 2006] asesinaron a cinco niños en su casa de Ramadi, en la provincia de al-Anbar, al oeste de Iraq [1]. La niña más pequeña tenía seis meses, el mayor diez años. Una mujer también murió, pero según el ejército estadounidense se negó a recibir tratamiento. "[...] Una patrulla estadounidense disparó obuses, ametralladoras y armas de fuego ligeras contra dos hombres que disparaban desde el tejado de una casa", afirma el comunicado [militar estadounidense]. Después de la batalla, no hubo bajas estadounidenses, pero la patrulla de EEUU encontró seis cadáveres, cinco niños y una mujer adulta, dentro de la casa.

La nueva masacre, como muchas otras, ha seguido la misma pauta de acciones de las tropas estadounidenses: asesinar y tratar de encubrir el crimen; tras ello, emiten un comunicado culpando a los insurgentes bien directa o indirectamente.

Pero en estos días, las masacres de EEUU apenas llegan a la conciencia del público. Nos repiten que la historia importante en Iraq es que iraquíes matan a iraquíes, a cientos, todos los días y que la cuestión trascendental es si esto ya se ha convertido en una guerra civil sectaria: como si a las víctimas les importara la definición. Así, las cifras de las niñas iraquíes asesinadas en varias ciudades por las tropas de ocupación son sólo una pequeña parte de la historia. Para los iraquíes no lo son. La presencia de tropas de ocupación y de sus crímenes son la historia principal.

Inducir el enfrentamiento sectario

La ocupación ha creado los enfrentamientos sectarios, y no ha sido debido a un fallo. Han alimentado las tensiones sectarias dormidas para que explotaran en cualquier momento. El problema al que se enfrenta la ocupación es que su fracaso no ha permitido el tiempo suficiente para la explosión.

Para los iraquíes, el nexo entre la ocupación y las atrocidades que parecen sectarias, va más allá de la imposición deliberada de la ocupación de la ley básica de cuota sectaria, que ha revivido a los moribundos grupos sectarios en la sombra. El nexo entre los patentes crímenes de los soldados de la ocupación, con alto grado de impunidad, y el resto del caos en Iraq es incluso más directo que el desmantelamiento del Estado iraquí, planificado deliberadamente, iniciado con el desmantelamiento del ejército y varios ministerios clave [2].

Mientras que los gobiernos estadounidense y británico, así como los medios de comunicación, hablan de errores y citan los lamentables episodios del saqueo de museos, la quema de bibliotecas y todo lo que sucedió en los primeros días de la ocupación, los iraquíes perciben mala fe y una planificación deliberada que se agranda para explicar la ola tras la ola de atrocidades que parecen sectarias. Para intuirlo no necesitan más que lo que ya se ha demostrado en Honduras, Guatemala y El Salvador con Negroponte en los 80, quien fue nombrado primer gobernador de Bagdad y después coordinador de la seguridad estadounidense [3].

Después de cada ataque victorioso de la resistencia contra las fuerzas ocupantes, los marines o los soldados aterrorizados o enloquecidos tomarían represalias. Esos ataques contra las tropas [ocupantes] ahora ocurren cada 15 minutos [4]. Si después se produce una atrocidad en un mercado o una mezquita cercana ­coches bomba y fuego de mortero dirigido contra las personas que leen los comunicados firmados por grupos, reales o imaginarios, de filiación sectaria­, los iraquíes dudan incluso de si esos atentados los llevan a cabo iraquíes, de si están controlados por mercenarios catalogados como contratistas o como asesores, bien sea en batallones [de la policía o del ejército] que están tanto bajo control como fuera de control del gobierno títere de ministros marionetas, o en el Servicio de Protección de Instalaciones [5], el cual, según el primer Ministro Maliki, está integrado por 120.000 hombres, lo que incluye alrededor de 30.000 agentes de seguridad extranjera.

La mayoría de los iraquíes son conscientes de que las atrocidades tienen la intención de obligarles, contra su voluntad, y siguiendo tradiciones de venganza ejercidas por jóvenes descarriados o incontrolados, o por grupos mafiosos en los barrios y tribus, a luchar unos contra otros sobre la base del sectarismo. Actos como esos ocurren frecuentemente al mismo tiempo que acciones de la resistencia, cuyo objetivo son sólo las fuerzas de ocupación y las fuerzas marionetas que actúan bajo sus comandos o como sus escudos. De vez en cuando parece que se haya planificado al mismo tiempo que una respuesta de venganza preparada, como el ataque contra la mezquita de Samarra y la quema subsiguiente de mezquitas [en febrero de 2006], asesinatos extrajudiciales y desalojos, y los seis coches bombas en el barrio de Medina as-Sáder, tras los ataques de mortero contra [el vecindario de] Adamiya [6].

Ocultar los crímenes de los ocupantes

Las atrocidades atribuidas a Al Qaeda, al Ejército del Mahdi [de as-Sáder] o a los escuadrones de la muerte sirven de objetivo estratégico, pero también sirven a corto plazo de historia principal para ocultar los continuos asesinatos del ejército derrotado del llamado superpoder. Un ejemplo es la masacre de la boda de al-Qaim en mayo de 2004, cuando EEUU bombardeó y asesinó a 42 miembros de las familias de Rakat y Sabah, incluyendo mujeres, niños y bebés; EEUU insistió en que estaba respondiendo a fuego de combatientes extranjeros [7]. El portavoz del ejército estadounidense en Iraq afirmó entonces que "[...] los criminales también celebran fiestas" [8].

En la masacre de Hadiza, en noviembre de 2005, asesinaron a 24 iraquíes [9]. El primero murió cuando un coche lleno de jóvenes apareció por la carretera y, según los testigos presenciales, a otros los asesinaron cuando los marines iban casa por casa. Entre los que murieron se encontraba un hombre de 76 años y un niño de tres años. Entre los asesinados también había varias mujeres.

El 15 de marzo de 2006, en Ishaqui, a unos 96 kilómetros al norte de Bagdad, tropas estadounidenses fueron supuestamente responsables de rodear y disparar contra 11 personas en una casa, incluyendo a cinco niños y cuatro mujeres, antes de volar la vivienda [10].

En Mahmudiya, a unos 32 kilómetros al sur de Bagdad, asesinaron a Abir, una adolescente de 15 años, junto a su padre, su madre y su hermana de nueve años cuando las tropas estadounidenses asaltaron su casa el 12 de marzo de 2006. Se les acusó de violar a Abir y de quemar su cadáver en un intento de ocultar su crimen. Su tío dijo que encontró a Abir tirada en una esquina, el pelo y una almohada cerca del fuego consumido y la ropa levantada hasta el cuello [11].

En este tiempo de derramamiento de sangre desde la invasión en 2003, hay más: un escuadrón de siete marines y un miembro del cuerpo de la Marina secuestraron a un hombre en la ciudad de Hamdania, al oeste de Bagdad [12]. Le llevaron al borde de la carretera y lo asesinaron, para después intentar ocultar el crimen.

Siete soldados británicos perpetraron un ataque contra un grupo de civiles iraquíes que desembocó en la muerte de un adolescente desarmado, consecuencia de las graves heridas [que le infligieron] en la cabeza. Los paracaidistas utilizaron las culatas de las escopetas, los casos, los puños y las patadas para enfrentarse a los ocupantes de un camión. Dos mujeres que intentaron intervenir resultaron heridas. Una de ellas estaba embarazada. Los soldados se reían y aplaudían [13].

Menos se informa sobre los asesinatos en masa provocados por los bombardeos estadounidenses indiscriminados. En noviembre de 2006, responsables médicos de la ciudad de Ramadi afirmaron que los bombardeos mataron a 31 civiles, fundamentalmente mujeres y niños [14].

Democracia estrangulada

¿Cómo percibe el primer ministro británico Tony Blair esta carnicería, el asesinato de mujeres y niños en concreto? Tony Blair quien, siguiendo la constatación del último momento de Washington de que el sufrimiento de las "mujeres iraquíes" se puede utilizar para crear el apoyo del público a la guerra, se reunió con un grupo de siete mujeres iraquíes en Downing Street en noviembre de 2002, dos de las cuales lloraron mientras le contaban su historia.

Según Tony Blair, Iraq es "[...] una democracia en gestación que lucha por nacer. El régimen iraquí y nosotros, la comunidad internacional, somos las comadronas" [15]. Pero para muchos iraquíes, la realidad de la vida bajo la ocupación no es más que una democracia estrangulada en su nacimiento por las comadronas.

Referencias de la autora y notas de IraqSolidaridad:

1. www.alertnet.org/thenews/newsdesk/L28297932.htm
2. Paul Bremer, administrador civil de la ocupación, impuso estas medidas inmediatamente después del inicio de la ocupación, en 2003.
3.
www.commondreams.org/views04/0602-08.htm
4.
www.cbsnews.com/stories/2006/09/28/60minutes/main2047607.shtml
5. Véase en IraqSolidaridad:
Dahr Jamail y Ali al-Fadily: El Servicio de Protección de Instalaciones acoge a los 'escuadrones de la muerte'. El 70% de las fuerzas de la policía iraquí está infiltrado por milicias sectarias y mafias y enlaces incluidos.
6. Véase en IraqSolidaridad:
Adamiya, bajo bombardeos y asedio desde el día 4. Al menos 22 muertos y 105 heridos en los ataques contra el barrio de Adamiya, en Bagdad
7.
www.cbsnews.com/stories/2006/09/28/60minutes/main2047607.shtml
8.
www.guardian.co.uk/Iraq/Story/0,2763,1221658,00.html
9.
http://news.bbc.co.uk/2/hi/middle_east/6162442.stm
10.
http://news.bbc.co.uk/2/hi/middle_east/5039420.stm . Se trata de la misma localidad (provincia de Saladino) del ataque que el pasado viernes, 8 de diciembre causó la muerte a 19 personas, incluidos seis niños y ocho mujeres en la destrucción de dos viviendas, según fuentes locales oficiales citadas por al-Jazeera (9 y 10 de diciembre, 2006). Ver texto adjunto y reportaje fotográfico del entierro de las víctimas.
11.
www.msnbc.msn.com/id/15733192
12.
www.msnbc.msn.com/id/15733584/?displaymode=1006
13.
www.guardian.co.uk/Iraq/Story/0,2763,1563518,00.html
14.
www.iht.com/articles/ap/2006/11/15/africa/ME_GEN_Iraq_Day.php
15.
www.number10.gov.uk/output/Page308.asp

English Texto original
English The Guardian

Dahr Jamail y Ali al-Fadily: El Servicio de Protección de Instalaciones acoge a los 'escuadrones de la muerte'. El 70% de las fuerzas de la policía iraquí está infiltrado por milicias sectarias y mafias

Adamiya, bajo bombardeos y asedio desde el día 4. Al menos 22 muertos y 105 heridos en los ataques contra el barrio de Adamiya, en Bagdad

* Escritora exilada iraquí. De ella se pueden leer en IraqSolidaridad en 2006: Haifa Zangana: 'El peso de la humillación: la situación de las mujeres iraquíes detenidas' | Haifa Zangana: Se tienen que ir, y pronto. Como en Vietnam, Argelia y Sudáfrica, la única opción de EEUU es negociar con la resistencia | Haifa Zangana: Muchos 'triangulos' de resistencia. Los ocupantes se niegan a aceptar que la resistencia está amparada por los iraquíes

Fotos del entierro de las víctimas y manifestación del 9 de diciembre

EEUU mata a 19 civiles en Ishaqi

En esta localidad, 11 civiles fueron asesinados el pasado marzo por tropas estadounidenses

Fotos: al-Jazeera, AFP, AP y Reuters, 9 de diciembre, 2006 / IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 12 de diciembre, 2006

Al día siguiente del ataque estadounidense contra la localidad de Ishaqi eran enterradas las víctimas: 19 personas, incluidos seis niños y ocho mujeres, muertas en la destrucción de dos viviendas por aviones de combate de EEUU. El cortejo fúnebre dio paso a una manifestación, en la que se corearon consignas de apoyo a la resistencia. En esta localidad, situada a poco menos de 100 kilómetros al norte de Bagdad, el 15 de marzo de este año soldados de EEUU dieron muerte a 11 personas, entre ellas, cinco niños y cuatro mujeres.

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006