Index | Documentos 2006 > Ocupación y resistencia

Enlaces relacionados


Dos ataques en Basora causan la muerte a dos mercenarios de EEUU y heridas a un soldado británico

Acusaciones contra el gobierno Blair por ocultar datos sobre los soldados heridos

Nota Informativa de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 24 de enero, 2006

"La pasada semana, parlamentarios y familiares de soldados destinados en Iraq han acusado al gobierno británico de no dar datos concretos sobre los efectivos británicos heridos y evacuados, datos que el ministerio de Defensa ha reconocido no estar compilando por limitaciones presupuestarias."

Una bomba oculta en el arcén de una autopista causaba la muerte de dos mercenarios estadounidenses y heridas graves a un tercero de la misma nacionalidad en Basora, según informaba la embajada de EEUU en Iraq el pasado miércoles, 18 de enero, el mismo día del ataque. Un cuarto miembro del grupo resultó herido de levedad. Los cuatro mercenarios trabajaban para la compañía de seguridad DynCorp Internacional, con sede en Texas. Esta empresa ha informado que los fallecidos y el herido estaban participando en el entrenamiento de la nueva policía iraquí. El ataque -según ha informado por su parte el ministerio de Defensa británico- se produjo al noroeste de Basora contra un convoy militar, del cual dos vehículos resultaron dañados, según ha podido apreciar un fotógrafo de la agencia Associated Press. La zona del ataque fue inmediatamente acordonada por tropas británicas, que son las encargadas del control militar de las provincias meridionales de Iraq, incluida Basora.

Asimismo, a primera hora del día 19, un soldado británico resultó herido en otro ataque con bomba a 300 kilómetros al sur de Basora, según han informado fuentes militares británicas. Pocas horas después se producía una segunda explosión en la misma zona, sin que se haya informado de bajas. Ese mismo día, según ha informado la agencia de noticias kuwaití Kuna, la base de la policía iraquí en Zubair, localidad situada al sureste de Basora, fue atacada con misiles katyusha sin causar heridos.

A última hora del viernes, 20 el ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido informaba asimismo de la muerte de un mercenario británico el día anterior, en un incidente del que no se han aportados datos, así como la identidad del fallecido, que había sido contratado por una empresa privada de seguridad británica.

Finalmente, un cuartel del contingente lituano en Kut era atacado el 22 de enero, resultando herido un soldado de esta navionalidad [1].

La actividad armada anti-ocupación en el sur de Iraq se ha estabilizado en los últimos meses, como confirman las informaciones de la semana pasada. Con anterioridad, el 4 de enero, un comunicado de las fuerzas de ocupación británicas en Basora informaba que el aeropuerto de esta ciudad había sido atacado con misiles, la primera vez que se reconoce un ataque de estas características [2].

Opacidad sobre los heridos británicos

También la pasada semana, parlamentarios y familiares de soldados destinados en Iraq han acusado al gobierno británico de no dar datos concretos sobre los efectivos británicos heridos y evacuados, datos que el ministerio de Defensa ha reconocido no estar compilando por limitaciones presupuestarias [3].

En enero de 2005, el ministerio de Defensa informó que en el anterior año habían resultado heridos por ataques de la resistencia y en accidentes 790 militares británicos. Hasta el momento el gobierno Blair no ha hecho pública cifra alguna del año concluido, aportando tan solo el dato de que el número de heridos en combate ingresados en el hospital de campaña principal de Basora, situado en la denominada Base Logística Shaibah, situada al sur de la capital de la provincia, no excedía de los 200.

A partir de su experiencia personal con los compañeros heridos de sus familiares muertos en ataques de la resistencia en el sur de Iraq, los familiares de soldados británicos caídos en combate han acusado al gobierno Blair de ocultar a la opinión pública británica la gravedad del estado de los soldados evacuados, "los olvidados de la guerra de Iraq", como los denomina Sue Smith, quien ha perdido a un hijo de 21 en julio pasado en Iraq.

EEUU ha reconocido el incremento de los heridos clasificados como "Heridos en combate que no retornan al servicio", WIA not RTD (Wounded in Action not Returned to Duty) como consecuencia del perfeccionamiento de las denominadas "Bombas de fabricación casera", o IED, de la resistencia [4]. Unos 2.000 soldados estadounidenses heridos en Iraq, uno de cada ocho de los 16.472 que el Pentágono reconoce haber sido heridos en combate hasta el 17 de enero (de ellos, 7.625 WIA not RTD), han sufrido daño cerebral, amputaciones de miembros o graves lesiones que afectan seriamente su vida cotidiana [5].

Notas:

1. Según nota informativa del Centro de Información de la Fuerza Multinacional Combinada de Iraq de ese día.
2. Véase en IraqSolidaridad:
Carlos Varea: Abandonando el terreno - Atacado con misiles el aeropuerto de Basora y la sección: Noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq
3. The Independent, 19 de enero, 2006.
4. Véase en IraqSolidaridad:
Carlos Varea: La resistencia perfecciona los IED, la más característica de sus armas
5. UPI, 18 de enero, 2006.

Noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq

Carlos Varea: Abandonando el terreno
- Atacado con misiles el aeropuerto de Basora

Carlos Varea: La resistencia perfecciona los IED, la más característica de sus armas

Soldados británicos acordonan la zona en la que el 19 de enero se produjo un ataque de la resistencia. (Foto: AP)

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006