Index | Agenda 2006 | Documentos 2006 > Represión

Enlaces relacionados

Asesinato de docentes universitarios en Iraq:
una guerra para borrar la cultura y el futuro de los iraquíes

Profesores iraquíes en zona de muerte: La necesidad de una investigación internacional independiente

El Pentágono ha gastado 3.000 millones de dólares en crear los 'Escuadrones de la muerte' que podrían estar detrás de los asesinatos de docentes

Dirk Adriaensens*

Tribunal Brussells, 2 de febrero, 2006
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 16 de febrero, 2006
Traducción del inglés para IraqSolidaridad de Loles Oliván

"El problema de los asesinatos de los profesores iraquíes se está convirtiendo en algo prioritario. Los asesinatos parecen ser sistemáticos y estar muy bien preparados. El personal universitario iraquí está desesperado. Ha habido iraquíes que han apelado al 'Tribunal BRussells' para iniciar una campaña sobre este asunto, y, en colaboración con ellos y con otras organizaciones internacionales, se ha lanzado una petición para salvar a los profesores iraquíes que está disponible en doce idiomas.

Al Dr. Ali Abdel Razak al-Naas, profesor de la Facultad de Periodismo de la Universidad Al-Mustansiriya de Bagdad y analista político, le dispararon mortalmente en Wasiriya, al norte de Bagdad, al mediodía del viernes 27 de enero de 2006. Durante una reciente aparición en una mesa redonda, Abdel Razak al-Naas, chií, se pronunció duramente contra el fracaso del gobierno en la mejora de la seguridad y la economía. Con frecuencia solía aparecer en programas de televisión árabes abordando cuestiones de política iraquí y criticando el mantenimiento de la ocupación estadounidense de su país. Como es ya habitual, no hay pistas sobre este asesinato. Otra familia más de luto, un paso más hacia la aniquilación del patrimonio intelectual de Iraq.

Tras el asesinato de otro profesor iraquí más, el Comité Iraquí para las Ciencias y los Intelectuales de Escandinavia hizo pública la siguiente declaración:

"El Comité Iraquí para las Ciencias y los Intelectuales de Escandinavia expresa su más profundo pesar por la inmensa pérdida que supone el asesinato del profesor Abdel Razak al-Naas, de la Universidad de Bagdad. Los asesinatos en masa de todos los científicos e intelectuales iraquíes tienen su propio objetivo; este objetivo es muy nítido y obvio, se trata de vaciar la tierra de Babilonia, la tierra de la civilización desde hace ocho mil años. Hemos comprendido que Iraq resistirá siempre."

Tras el asesinato del Dr. al-Naas, se organizaron manifestaciones y revueltas estudiantiles en Iraq que el gobierno desautorizó y fueron severamente reprimidas por la policía.

Una prioridad

El problema de los asesinatos de los profesores iraquíes se está convirtiendo en algo prioritario. Los asesinatos parecen ser sistemáticos y estar muy bien preparados. El personal universitario iraquí está desesperado. Ha habido iraquíes que han apelado al Tribunal BRussells para iniciar una campaña sobre este asunto, y, en colaboración con ellos y con otras organizaciones internacionales, se ha lanzado una petición para salvar a los profesores iraquíes que está disponible en doce idiomas [1].

Desde que comenzamos la campaña, hemos recibido muchos correos electrónicos en apoyo de esta iniciativa y muchos comentarios e informaciones útiles desde el interior de Iraq. Incluimos aquí algunos de esos mensajes para ofrecer una imagen de lo que está ocurriendo realmente tras la cortina de humo de los medios de comunicación corporativos. Estamos dedicados a reunir cuanta información sea posible y a convencer al relator especial de ejecuciones sumarias de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra para que investigue este tema urgentemente y a fondo.

Un profesor iraquí, reconocido internacionalmente, nos escribió:

"Queridos amigos:
Mientras el mundo celebra la Navidad y el Año Nuevo, otros tres científicos iraquíes más han sido asesinados en los últimos días. La Dra. Nawfal Ahmad, profesora de Bellas Artes en la Universidad de Bagdad; el Dr. Mohsen Suleiman al-Ayily, profesor de Agricultura en la Universidad de Babilonia; [y] el Dr. Kadim Massot Auad, profesor de Química orgánica en la Universidad de Basora, quien fue hallado despedazado tras haber sido detenido por la policía en su casa. Se trataba de uno de los más destacados científicos de su campo y desempeñó el cargo de Decano de la Facultad de Agricultura de la Universidad. Un grupo de hombres armados disparó mortalmente a los otros dos [profesores].
Con los mejores deseos..."

Otro profesor iraquí nos escribió:

"Feliz Navidad y feliz Año Nuevo a todos vosotros, miembros del Tribunal BRussells. El llamamiento a la acción parece excelente. Habéis hecho un gran trabajo. Creo que es muy importante lanzar el llamamiento ahora, cuando la comunidad internacional está señalando a los verdaderos asesinos de los profesores de Iraq. En Iraq todo el mundo sabe que las Brigadas Badr [2], la milicia armada [del Consejo Supremo] de la Revolución Islámica en Iraq, se encuentra entre los asesinos de los profesores iraquíes. Esas fuerzas armadas se han convertido en [miembros de] la Guardia Nacional del Ministerio del Interior, de manera que ahora tienen licencia para matar. La idea de la petición es muy buena pero la respuesta de los profesores iraquíes no será tan buena, ya que los verdaderos criminales siguen en libertad para matarnos a cualquiera de nosotros con la bendición de la ocupación. Matar a los educadores y a los profesores hará más fácil a los analfabetos fanáticos religiosos gobernar a un pueblo inculto y aterrorizado por sobrevivir. Finalmente, sólo quisiera deciros que he abandonado el programa de doctorado y que ahora estoy trabajando en una universidad privada para mantenerme alejado de [la posibilidad de] ser asesinado también".

Pues bien, desde que se lanzó el llamamiento, unos cien profesores iraquíes del interior del país han firmado la petición a pesar del peligro que ello podría acarrearles.

Otro profesor iraquí nos escribió:

"[...] En tanto que profesores universitarios estamos pasando por una situación de excepción en la que cada uno de nosotros podría resultar muerto intencionadamente, o de otro modo. Se ha convertido en habitual el que nos saludemos entre nosotros cuando nos encontramos, que nos deseemos mutuamente estar a salvo y que expresemos gracias a Dios por estar todavía vivos. Los mensajes de amenazas de muerte se han convertido en algo muy común. Yo mismo he sido amenazado tras ser elegido Director del Departamento de...[omitido en el original por razones de seguridad] de la Facultad y, en consecuencia, me vi obligado a trasladarme a otra Facultad.
A continuación señalamos algunos factores relacionados con los [asesinatos de] profesores iraquíes:
1. Los asesinatos afectan a las Universidades y también a otras instituciones académicas, a profesores de diferentes edades, especialidades y creencias políticas y religiosas.
2. Los asesinos son profesionales y nunca hasta ahora hemos tenido la noticia de que un asesino [de profesores] haya sido detenido.
3. Los asesinatos se llevan a cabo en cualquier lugar: en la carretera, en el trabajo y también en los domicilios.
4. Nadie ha asumido ninguna responsabilidad y las razones no han sido aclaradas.
5. Los asesinatos se ejecutan mediante disparos; algunos han sido asesinados con tres balas, y otros con 30.
6. El número de quienes han sido asesinados sólo en la Universidad de Bagdad excede los 80, según los informes oficiales.
7. La gente tiene miedo a preguntar los detalles de esos crímenes.
8. Muchos de los asesinados eran amigos; uno es el profesor Sabri al-Bayati, profesor de Arte que fue asesinado el 13 de junio de 2003, en las proximidades de la Facultad. Otro es el profesor Sabah Mahmud, Decano de una Facultad de la Universidad Al-Mustansiriya, quien fue asesinado cerca de la Facultad en 2003. El profesor Abdulatif al-Mayahi fue asesinado con más de 30 balas; ocupaba el cargo de Director del Centro de Estudios Árabes en la Universidad Al-Mustansiriya.
Sugiero que os pongáis en contacto con los rectores de las Universidades de Bagdad, Al Mustansiriya, Basora, Kufa, Mosul, etc. para obtener datos y detalles de esos asesinatos.
Los mejores deseos y feliz Año Nuevo a ti y a tu familia.
Esperamos seguir en contacto."

¿Quién mata a los profesores iraquíes?

Algunos de los asesinatos los lleva a cabo, aparentemente, la policía iraquí y otros las Brigadas Badr, según se desprende de los mensajes anteriores. Pero los asesinatos también tienen lugar en el norte del país, que está bajo control de las milicias peshmergas kurdas. Esas milicias han sido financiadas y entrenadas por las fuerzas de ocupación. El Pentágono ha gastado 3.000 millones de dólares, de los 87.000 millones del presupuesto de 2004, para crear milicias y Escuadrones de la muerte. Ciertamente, [el primer embajador de EEUU en el Iraq ocupado] Negroponte aprendió a hacer bien su trabajo en El Salvador, antes de ser nombrado embajador en Iraq. Transfirió a Iraq sus métodos de liquidaciones sistemáticas empleados en las guerras sucias de Centro América y América del Sur durante los años 70 y 80 [3]. Muchos mercenarios latinoamericanos que pertenecieron a Escuadrones de la muerte en Chile, Nicaragua, El Salvador, etc., han sido reclutados por compañías privadas y ahora están operando dentro de Iraq.

Organizaciones como las Brigadas Badr, la Brigada Lobo, los peshmergas y los mercenarios extranjeros han reemplazado al desmantelado Ejército regular iraquí y pueden ser los responsables de muchos asesinatos extrajudiciales que están teniendo lugar. Hicieron su aparición en la escena iraquí respaldados por los tanques estadounidenses. Esas milicias operan igualmente junto a las fuerzas estadounidenses contra la Resistencia iraquí. Pero no son las únicas implicadas en los asesinatos de los profesores iraquíes.

Según Osama Abel al-Mayid, Presidente del Departamento de Investigación y Desarrollo del ministerio iraquí de Educación Superior, son los servicios secretos israelíes, el Mossad, los que perpetúan la violencia contra los científicos iraquíes. El Centro Palestino de Información publicó un informe en junio de 2005 en el que se denunciaba que el Mossad, en colaboración con las fuerzas militares de EEUU, era el responsable de los asesinatos de 530 científicos y profesores iraquíes en los siete meses anteriores a la publicación del informe.
Un ejemplo de un asesinato a manos de las fuerzas de EEUU es el investigador y docente Mohamad Munim Al-Ismerly. Él fue un profesor de química torturado y asesinado por el equipo de interrogadores de EEUU y murió bajo custodia estadounidense como consecuencia de un fuerte golpe en la parte posterior de la cabeza que le causó una herida incisa. No se supo con certeza cómo murió pero alguien le golpeó por detrás, probablemente con una barra [metálica] o con una pistola. Su cadáver magullado fue trasladado a la morgue de Bagdad y la causa de la muerte fue registrada inicialmente como "aplastamiento de bulbo raquídeo". Se descubrió después que médicos estadounidenses le habían practicado una incisión de 20 centímetros en el cráneo.

Hemos recibido un correo electrónico de un ciudadano estadounidense sobre este caso concreto que dice:

"[...] He hallado información individualizada sobre las víctimas en dos casos: [el profesor] Al-Raui, Rector de la Universidad de Bagdad y médico de Sadam Husein, y sobre el profesor Mohamad Munim al-Ismerly, profesor de Química, aparentemente implicado en el envenenamiento de [seres] humanos. Estos dos casos no son particularmente buenos para ayudar a generar simpatías por las víctimas. Si bien es cierto que todo el mundo ostenta unos derechos humanos fundamentales, sin importar lo criminales que pudieran haber sido sus actos, llamar a alguien aparentemente implicado en pruebas de veneno sobre humanos "distinguido profesor de Química iraquí" sin ningún tipo de aclaración, lleva, probablemente, a que mucha gente desconfíe de toda la lista."

Hemos solicitado más información sobre estos dos casos a un profesor iraquí y hemos recibido la siguiente respuesta:

"Buenos días:
Las informaciones sobre los dos científicos iraquíes son falsas acusaciones. El Dr. Mohamad al-Raui era un magnífico doctor en Medicina y rector de la Universidad de Bagdad. Trabajó, como otros reconocidos especialistas en el Hospital Avicena, [situado] en medio del recinto del palacio presidencial (actualmente denominado Zona Verde). Algunos de sus colegas siguen aún trabajando en este hospital. Por lo general, atienden a todo el gabinete y al personal del palacio presidencial (y a sus familias) que sigue trabajando en la Zona Verde tras la ocupación. Este hospital y otros pueden reclamar la presencia de cualquier especialista cuando no existe esa especialidad entre los miembros del equipo [médico], e incluso de otras ciudades iraquíes. El único doctor prestigioso asociado con el nombre de Sadam Husein era el Dr. Alaa Basher, quien sigue vivo y en activo pero fuera de Iraq. Así que todo el sentido [de los asesinatos] es [provocar] la fuga de los cerebros de las figuras más brillantes de Iraq para que los mulás de Teherán sean capaces de gobernar [Iraq] fácilmente. Lo mismo es aplicable al Dr. al-Ismerly. Los ocupantes estaban desesperados tratando de conseguir una confesión de que el programa de armas de destrucción masiva estaba todavía vigente, pero [ni siquiera] con todos los métodos de tortura [que le infringieron] pudieron conseguir eso de él. Su familia en Londres denunció oficialmente al Pentágono por asesinarle durante un período de interrogatorio basado en acusaciones falsas. Me gustaría recordar a nuestros amigos la terrible acusación [que pesa] sobre Huda Ammash de estar relacionada con las armas biológicas, lo que es absolutamente falso, y tras haberla tenido retenida durante tres años, la han puesto en libertad porque todo aquello de lo que la habían acusado era, por completo, propaganda de la ocupación.
Con mis mejores deseos".

Este es otro caso de la maliciosa desinformación, según parece, "demonizar para colonizar".

Patrón de liquidaciones

No conocemos a todas las organizaciones ni individuos que están implicados en la planificación y ejecución de estos asesinatos pero, si reunimos toda la escasa información disponible, parece que existe un patrón de liquidación sistemática de la clase media iraquí que rechaza cooperar con la ocupación. Los disparos contra pacíficos profesores los realizan diferentes fuerzas que comparten el mismo interés en desmantelar todavía más el Estado iraquí.

Otra conclusión es que la violencia contra los profesores iraquíes no es en primer término una cuestión sectaria sunní o chií. Tampoco son los baazistas las únicas víctimas. Cualquier iraquí que se oponga a la ocupación y a su gobierno marioneta es un posible objetivo.

Una reacción en particular nos llamó la atención porque se ha demostrado que los profesores iraquíes quieren, de hecho, oponerse a esta situación, pero es el gobierno colaboracionista el que les impide hacerlo:

"[...] Eso es magnífico. De acuerdo, os daré algunos nombres. De hecho, la lista es tan extensa que la escanearé y os la remitiré para que, ojalá, podamos hacer algo sobre el tema. Estoy dispuesto a trabajar con vosotros sobre [la iniciativa] pero por favor, mantened mi nombre en secreto por razones de seguridad... Necesito un par de días y os remitiré una lista de más de cien profesores iraquíes que han sido asesinados. También mi propio testimonio sobre el tema:
El Jefe de nuestro Departamento fue asesinado hace un mes. Lo organicé todo para hacer una manifestación en la Universidad y llamé a todos los medios de comunicación. Escribí una nota de prensa e intenté hacerla oficial, quiero decir que estuviese firmada no solo por los estudiantes. Y ¿sabéis qué ocurrió? Mucha gente importante de la Universidad y del Gobierno me dijo que no deberíamos mostrar la debilidad de nuestro Gobierno. Me sentí muy decepcionado. No sabía cómo trabajar en eso, y si nadie te ayuda no tendría sentido... Espero que esta vez podamos alzar nuestra voz."

Y eso es lo que pretende esta campaña: crear conciencia sobre las atrocidades que están teniendo lugar, apoyar a la comunidad académica de Iraq en su esfuerzo para levantar la voz contra el asesinato de sus educadores y preservarles de otra diezma.

El caso de la profesora Hamida Simeisim

La profesora Hamida Simeisim era -y sigue siendo- la científica más admirada por los medios de comunicación iraquíes durante los últimos 30 años. Tras doctorarse, escribió 17 libros en los que analizaba la propaganda anti-iraquí y los medios de comunicación iraquíes. Escribió también un libro de texto, que se convirtió en parte del programa de estudios de la Escuela de Periodismo. Como experta, ayudó a muchos medios iraquíes y árabes y organizaciones de mujeres. Los profesores y estudiantes de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Bagdad, en la que ella ha sido profesora durante los últimos 30 años, la eligieron Decana de la Escuela después de abril de 2003. La mayoría de los profesores titulares de la Universidad, de los últimos diez años, fueron y siguen siendo sus discípulos.

Cabe definir a Hamida como chií laica. El 22 de enero de 2006, el Rector de la Universidad de Bagdad firmó una orden destituyéndola de sus funciones como Decana, de acuerdo con el Alto Comité Nacional para la Desbaazificación. En su vida, Hamida jamás se ha reconocido como baazista. Están ocurriendo muchos incidentes sectarios en la Facultad, al igual que en todas las universidades. El profesor de Periodismo Moyad al-Jafaf fue atacado en su despacho por ocho estudiantes que le acusaban de hablar en términos negativos de los clérigos chiíes. Este ataque contra al-Jafaf hizo que muchos periodistas, medios de comunicación, e incluso el ministro de Educación Superior criticaran las tendencias sectarias dentro de las universidades. La Universidad no tuvo otra alterativa que expulsar a Hamida en un intento de calmar la tensión.

Bajo el pretexto de la desbaazificación, y mediante el asesinato de profesores iraquíes, el plan de destruir de Iraq sigue su curso. ¿Es el Gobierno de EEUU responsable de este estado de cosas? Creemos que sí. La denominada "transferencia de autoridad" de junio de 2004 no ha significado el fin de la ocupación, a pesar del reconocimiento otorgado por el Consejo de Seguridad de NNUU al gobierno interino de Iraq. Tampoco lo hicieron las elecciones supuestamente libres para una Asamblea Nacional y la formación de un gobierno en enero; ni una ni otra, porque el marco (la Ley de Administración Transitoria) era ilegal como tal (una fuerza ocupante no puede cambiar la legislación del país [que ocupa] como se establece muy claramente en las Convenciones de Ginebra) y porque nada de todo ello podría haber ocurrido sin la presencia de las tropas estadounidenses sobre el terreno. A nuestro entender, un estado de ocupación es más una cuestión de hecho que de derecho. De manera que debemos estar tranquilos por seguir refiriéndonos a la presencia de EEUU en Iraq como una ocupación, sea considerado por el Consejo de Seguridad de NNUU así o no.

Y para acabar, como se ha mencionado anteriormente, el Pentágono gastó 3.000 mil millones de dólares de los 87.000 millones del presupuesto para 2004 en la creación de milicias y Escuadrones de la muerte. Son esos asesinos quienes aparentemente llevan a cabo algunos, o muchos, de los asesinatos extrajudiciales. Y ni una sola persona ha sido detenida por esos crímenes. El caos en todos esos casos es asombroso. Dentro de la Zona Verde se encuentra la Embajada más grande de EEUU en el mundo, que incluye a muchos funcionarios de los Servicios de Inteligencia. Deberían haber sido capaces de investigar y resolver un mínimo de esos crímenes y detener a los asesinos. Los responsables de los asesinatos de profesores también deben haber tenido acceso a sofisticadas técnicas de inteligencia y a información.

Si se reúnen todas las piezas del rompecabezas ya disponibles, la única conclusión lógica es que la ocupación estadounidense es, como mínimo, cómplice en esta campaña de asesinatos y, en cualquier caso, EEUU tiene la responsabilidad última, como una potencia ocupante, de esta espantosa situación.

Notas de IraqSolidaridad:

1. Véase el llamamiento en castellano en IraqSolidaridad: Llamamiento internacional urgente para salvar a los profesores iraquíes
La lista actualizada de profesores de Universidad asesinados puede verse en: Lista de docentes universitarios asesinados en Iraq durante el período de ocupación
2. Véase en IraqSolidaridad:
Mahan Abedin: Badr, Irán y los nuevos cuerpos de seguridad iraquíes | http://www.nodo50.org/iraq/2006/docs/analisis_31-01-06_2.html y http://www.nodo50.org/iraq/2006/docs/analisis_31-01-06.html.
3. Véase en IraqSolidaridad:
"Opción El Salvador" para Iraq - El Pentágono estudia enviar fuerzas especiales para la creación de Escuadrones de la muerte iraquíes y Max Fuller: Tortura y asesinatos extrajudiciales en Iraq

English Texto original
English Tribunal Brussells

Llamamiento internacional urgente para salvar a los profesores iraquíes

Lista de docentes universitarios asesinados en Iraq durante el período de ocupación

Al menos 224 sanitarios han sido asesinados desde el inicio de la ocupación

Mahan Abedin: Badr, Irán y los nuevos cuerpos de seguridad iraquíes

"Opción El Salvador" para Iraq
- El Pentágono estudia enviar fuerzas especiales para la creación de Escuadrones de la muerte iraquíes

Max Fuller: Tortura y asesinatos extrajudiciales en Iraq

* Dirk Adriaensens es miembro del Comité Ejecutivo del 'Tribunal BRussells'

Mapa babilónico del mundo
(año 600 a.C.)

Al menos 224 sanitarios han sido asesinados desde el inicio de la ocupación

El ministerio de Sanidad iraquí admite la existencia de una campaña de asesinatos contra el personal sanitario

Nota Informativa de la CEOSI
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org)
16 de febrero, 2006

"24 miembros del personal sanitario de los hospitales y centros públicos de Iraq han sido asesinados desde el inicio de la ocupación y hasta el 13 de febrero de este año; otros 150 han resultado heridos y un millar habría emigrado ante la situación de inseguridad que padece este colectivo."

Sabah al-Husseini, viceministro de Sanidad iraquí, ha reconocido esta semana a un medio de comunicación iraquí la existencia de una campaña premeditada de asesinatos contra los trabajadores de la Sanidad pública iraquí.

Según este funcionario, 224 miembros del personal sanitario de los hospitales y centros públicos de Iraq han sido asesinados desde el inicio de la ocupación y hasta el 13 de febrero de este año; otros 150 han resultado heridos y un millar habría emigrado ante la situación de inseguridad que padece este colectivo. Los asesinatos se han centrado particularmente en médicos cualificados.

Por su parte, el ministerio de Finanzas ha rechazado aumentar el sueldo de los sanitarios iraquíes.

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006