Index | Documentos 2006 > Represión

Enlaces relacionados


La sanidad pública, en el punto de mira de mafias y 'escuadrones de la muerte'

La mitad de los 34.000 médicos iraquíes han abandonado el país y otros 2.000 han sido asesinados

Nota Informativa de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq
IraqSolidaridad (iraqsolidaridad.org) 21 de noviembre, 2006

"Los asesinatos y extorsiones contra los profesionales del sector sanitario público se achacan a mafias criminales por motivos económicos, pero igualmente a 'escuadrones de la muerte' y paramilitares, que han hecho objetivo de sus ataques a los profesionales de sanidad por la misma razón que al colectivo de docentes universitarios, por tratarse de un sector secularizado de la población, cualificado y mayoritariamente contrario a la ocupación y a los proyectos de desmantelamiento de la economía pública."

Vecinos de Ramadi son identificados por soldados estadounidenses durante el asalto al Hospital General de esa ciudad en junio de 2006 (Foto: AP)

La Asociación Médica Iraquí (AMI) ha denunciado recientemente [1] que el sistema sanitario de Iraq sigue deteriorándose debido a la falta de disponibilidad de recursos humanos cualificados o de material sanitario. "Los médicos se enfrentan a retos importantes que se magnifican por los escasos recursos que aporta el gobierno [iraquí]. Los iraquíes están muriendo por falta de una asistencia médica adecuada", afirma el Dr. Faroul Naji, médico y portavoz de de la AMI.

Según el ministerio de Sanidad, el gobierno estadounidense habría gastado cerca de 1.000 millones de dólares en el sistema sanitario iraquí, pero el actual sistema necesita una inversión de más de 8.000 millones en los próximos cuatro años.

El ministerio de Sanidad está controlado por la corriente del clérigo Moqtadar as-Sáder, a la que los profesionales sanitarios y las organizaciones de Derechos Humanos del país han acusado de estar convirtiendo los centros sanitarios y hospitales en una red clandestina de centros de detención y tortura, donde se asesina a pacientes sunníes o a los familiares que van a reclamar los cuerpos de las víctimas de los escuadrones de la muerte, nutridos por las milicias de los partidos confesionales del gobierno de al-Maliki [2].

Necesidades perentorias

La AMI afirma que el 90 por ciento de los casi 180 hospitales del país no tienen recursos [3]. "[...] No podemos salvar vidas mientras nos falte material esencial. La mayor parte del tiempo carecemos de medicación intravenosa, botellas de oxígeno y no tenemos camas suficientes para cubrir atender las necesidades diarias", afirma el Dr. Mudhafar Yehia, del Hospital Ciudad Sanitaria de Bagdad, antes Ciudad Sanitaria Sadam.

En el servicio de pediatría el problema es incluso más grave ya que no hay suficientes agujas para inyectables intravenosos necesarios para el tratamiento de las diarreas, dice el Dr. Yehia, quien también afirma que desde agosto se había informado al menos de la muerte de 20 niños por falta de agujas para inyectables intravenosos, pero que el número podría ser mucho más alto en ciudades o pueblos pequeños, donde el material escasea aún más. Los padres de niños y niñas afectadas por deshidratación grave u otras enfermedades han de acudir al mercado negro para, a gran precio, poder adquirir medicamentos básicos [4].

Las tropas de ocupación recurren además sistemáticamente al asalto y bombardeo de centros sanitarios, supuestamente por albergar resistentes [5].

Asesinatos y éxodo

La AMI, afirma que de los 34.000 médicos iraquíes colegiados antes de 2003, aproximadamente la mitad han abandonado el país:

"[...] Desde 2003 han asesinado alrededor de 2.000 médicos y no se ha castigado a los asesinos por sus crímenes. La violencia ha aumentado y en Iraq, día a día, estamos perdiendo a los mejores profesionales. [...] En ocasiones, las ambulancias recogen a los heridos después de las explosiones sin personal sanitario o ATS [...] No hay suficientes profesionales sanitarios y los que están disponibles están en los hospitales viendo cómo pueden tratar a sus enfermos en quirófanos improvisados."

Como ya informó IraqSolidaridad en su día, la Federación General de Trabajadores Iraquíes informaba el pasado 27 de abril de 2006 del secuestro en Bagdad de Thabet Huseín Ali, secretario general del Sindicato General de Trabajadores del Sector de la Salud de Iraq. Thabet Huseín Ali fue secuestrado por un grupo de hombres armados cuando salía de la sede del sindicato, situada en el barrio al-Mansour, en el centro de la capital. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente acribillado a balazos y con evidencias de haber sido cruelmente torturado.

Los asesinatos y extorsiones contra los profesionales del sector sanitario público se achacan a mafias criminales por motivos económicos, pero igualmente a escuadrones de la muerte y paramilitares vinculados a los partidos del gobierno colaboracionista, que han hecho objetivo de sus ataques a los profesionales de sanidad por la misma razón que al colectivo de docentes universitarios [6], por tratarse de un sector secularizado de la población, cualificado y mayoritariamente contrario a la ocupación y a los proyectos de desmantelamiento de la economía pública.

Igualmente, cientos de clínicas privadas de la capital y de otras ciudades han cerrado después de que bandas mafiosas empezaran a asesinar a los médicos mientras atendían a los enfermos. "[...] Hace dos semanas asesinaron a un colega mío mientras atendía a sus pacientes. La banda armada irrumpió en su clínica, le dispararon mortalmente y se fueron sin decir una sola palabra", relata el Dr. Ibrahim Abdel Sattar, cardiólogo de Bagdad. "[...] Apelamos a la comunidad internacional para que busque una solución para ayudar a los miles de médicos que son asesinados mientras intentan salvar vidas en Iraq y a los que a cambio se les paga con balas y salarios de miseria", manifiesta Abdel Sattar.

Notas:

1. IRIN, 7 de noviembre, 2006. Las citas reproducidas en esta nota están tomadas de www.irinnews.org con traducción de Paloma Valverde.
2. Véase en IraqSolidaridad:
Dan Murphy: La milicia de as-Sáder afianza su dominio sobre la Sanidad - Asesinado tras ser torturado el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Salud de Iraq y Peter Symonds: Récord histórico de tortura y muertes de civiles, y enlaces relacionados.
3. Véase un informe preliminar en IraqSolidaridad:
Dahr Jamail: Informe "Los hospitales iraquíes se desmoronan bajo la ocupación"
4. Véase en IraqSolidaridad:
UNICEF advierte del deterioro nutricional de la infancia en Iraq. Oleada de asesinatos de personal sanitario en Mosul y enlaces relacionados.
5. Véase en IraqSolidaridad los casos recurrentes de Faluya, Hadiza y al-Qaim en al-Anbar en 2004 y 2005, además de Ramadi en 2005 en:
Crónicas de Iraq (2004-2005)
6. Véase en IraqSolidaridad:
Dirk Adriaensens: Profesores iraquíes en zona de muerte: La necesidad de una investigación internacional independiente - Al menos 224 sanitarios han sido asesinados desde el inicio de la ocupación y "Guerra encubierta contra el futuro de Irak" (artículo de Carlos Varea, coordinador de la CEOSI, publicado en el diario madrileño El Mundo el 25 de enero de 2006)

Dan Murphy: La milicia de as-Sáder afianza su dominio sobre la Sanidad
- Asesinado tras ser torturado el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Salud de Iraq

Peter Symonds: Récord histórico de tortura y muertes de civiles

Dahr Jamail: Informe "Los hospitales iraquíes se desmoronan bajo la ocupación"

UNICEF advierte del deterioro nutricional de la infancia en Iraq. Oleada de asesinatos de personal sanitario en Mosul

Crónicas de Iraq (2004-2005)

Dirk Adriaensens: Profesores iraquíes en zona de muerte: La necesidad de una investigación internacional independiente
- Al menos 224 sanitarios han sido asesinados desde el inicio de la ocupación

"Guerra encubierta contra el futuro de Irak" (artículo de Carlos Varea, coordinador de la CEOSI, publicado en el diario madrileño El Mundo el 25 de enero de 2006)

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006