Index | Documentos 2006 > Represión

Enlaces relacionados


Caso Alluni: Recurso de Casación
(Resumen)

El Tribunal Supremo ha de fallar próximamente en relación con el Recurso de Casación

Defensa de Taysir Alluni*

IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 30 de mayo, 2006

"El 7 de noviembre de 2005 los abogados de Taysir Alluni presentaron ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo un Recurso de Casación contra la sentencia, recurso que fue admitido a trámite en enero de 2006. Se espera que en las próximas semanas el Tribunal Supremo resuelva la petición de los abogados de Alluni sobre la revisión de su condena."

El periodista de la cadena de la televisión qatarí al-Jazeera, Taysir Alluni, de origen sirio y nacionalidad española, fue condenado mediante sentencia 36/2005 de 26 de septiembre de 2005 de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional española a siete años de prisión dentro del juicio a la denominada "célula española de Al Qaeda", instruido por el juez Baltasar Garzón.

El 7 de noviembre de 2005, los abogados de Taysir Alluni presentaron ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo un Recurso de Casación contra la sentencia, recurso que fue admitido a trámite en enero de 2006. Se espera que en las próximas semanas el Tribunal Supremo resuelva la petición de los abogados de Alluni sobre la revisión de su condena. Pare ello, el Tribunal Supremo puede determinar la realización o no de una nueva vista.

'Colaboración con organización terrorista'

La Audiencia Nacional determinó condenar a Alluni por "colaboración con organización terrorista", si bien la sentencia reconoce que la supuesta ayuda prestada a miembros de Al Qaeda tenía por objeto acceder "[...] a fuentes de información sobre las actividades de [esa organización]" con fines periodísticos. Mientras cubría la guerra en Afganistán para la mencionada cadena, Alluni entrevistó en 2001 a Osama Ben Laden, un hecho que fue central en la acusación y condena del periodista. Posteriormente, Alluni fue corresponsal de al-Jazeera durante la invasión de Iraq de 2003. Las sedes de su cadena y de la de Abu Dabi fueron atacadas el mismo día que morían asesinados José Couso y Taras Protsyuk en el ataque al hotel Palestine de la capital iraquí, el 8 de abril.

Tras darse a conocer la sentencia, el día 26 de septiembre de 2005, la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) se unió a las coincidentes condenas del fallo de la Audiencia Nacional española emitidas por el conjunto de las organizaciones árabes de Derechos Humanos y de periodistas, que consideraron entonces como meramente circunstanciales las pruebas esgrimidas contra Alluni, y su condena como el resultado de la presión exterior para penalizar la actividad independiente del medio para el que trabajaba Alluni:

"[...] La condena supone un paso más en la criminalización y obstaculización de una información árabe veraz e independiente. Como ha señalado Haizam Manna, portavoz del Comité Árabe de Derechos Humanos, presente en Madrid, '[...] el presidente del Tribunal se ha visto forzado a fabricar una sentencia [contra Alluni]'. La Administración Bush ha procurado cercenar la capacidad informativa de las nuevas cadenas árabes vía satélite que, sobre el terreno, han dado una información alternativa a la de los grandes y concentrados medios de comunicación occidentales sobre las intervenciones de EEUU en Oriente Medio, particularmente en Iraq." [1]

EEUU ha limitado o impedido el desarrollo de la actividad informativa de al-Jazeera, muy particularmente en Iraq. Según denunciaba la Asociación de Periodistas Iraquíes recientemente, en este país han resultado muertos más de un centenar de periodistas iraquíes, de ellos 17 a manos de tropas estadounidenses [2].

Presentamos a continuación un resumen del Recurso de Casación elaborado por la defensa de Alluni, que incluye nueve motivos. [IraqSolidaridad]


Recurso de Casación
(Resumen)

"Primero. Quebrantamiento de forma por cuanto la Sentencia 36/2005 ha sido dictada por una Magistrado, cuya recusación fundada en causa legal, se instó por esta parte y fue indebidamente rechazada, careciendo la Ponente de la imparcialidad objetiva exigible en el ejercicio de la función jurisdiccional.

Durante la instrucción del sumario 35/01, mediante Auto de 19 de noviembre de 2004, se decretó la prisión provisional de Taysir Alluni Kate por la Sala de Apelación de la que formaba parte la magistrado Ángela Murillo Bordillo. Igualmente la Sala de Apelación desestimó por Auto de 9 de diciembre de 2004 el recurso de súplica de la representación de Taysir Alluni Kate frente al Auto de prisión. La decisión adoptada en el Auto de 19 de noviembre de 2004 de decretar la medida cautelar de prisión provisional de Taysir Alluni Kate, modificando su situación cautelar existente hasta el momento, necesariamente implica la toma en consideración de elementos que contienen una declaración de culpabilidad y que contaminaron a la Sala para ejercitar con imparcialidad la función de juzgar en el Juicio Oral.

Segundo. Infracción del principio acusatorio, por cuanto Taysir Alluni Kate ha sido condenado por un delito de colaboración con banda armada cuando había sido acusado por un delito de integración en banda armada del que resultó absuelto, y por cuanto Taysir Alluni Kate ha sido condenado en base a determinadas conductas no incluidas en las acusaciones provisional ni en la definitiva.

En los escritos de acusación del Ministerio Fiscal jamás se imputó a Taysir Alluni Kate por haber entrevistado en Afganistán como reportero del canal satélite al-Jazeera a Osama Ben Laden. Igualmente la tesis expresada en la Sentencia 36/2005 de los favores realizados por Taysir Alluni Kate a Mustafá Setmarian y a Mohamed Bahaiah a fin de acceder a entrevistar a Ben Laden tampoco se contiene en el relato de los hechos de la acusación; la supuesta intermediación de Mustafá Setmarian para la apertura de una delegación de televisión de al-Jazeera en Afganistán tampoco fue motivo de acusación. Por todo ello, se ha traído como hechos probados elementos extraños a la calificación causando con ello indefensión al acusado que no tuvo oportunidad de defenderse alegando y probando lo que pudiera haber tenido a su alcance para contrarrestar aquello que se le imputa.

Tercero. Infracción del derecho a la libertad de información, por cuanto la imputación que realiza la Sentencia para la condena de Taysir Alluni Kate es la entrevista a Osama Ben Laden y la recepción del vídeo del mismo.

Los informes policiales, el Auto de prisión, el interrogatorio del Ministerio Fiscal, el Informe Final del Ministerio Público hicieron especial y preferente referencia a la labor periodística de Taysir Alluni Kate y en concreto de la entrevista realizada a Osama Ben Laden, sin ser tales hechos objeto del escrito de acusación. Siendo así que la verdadera motivación de la Sentencia condenatoria de Taysir Alluni Kate es el trabajo periodístico desempeñado y, según la propia Sentencia, el móvil de la supuesta colaboración con banda armada.

La actuación de Taysir Alluni Kate ha sido siempre y en concreto desde el momento en que tuvo conocimiento de la concesión de la entrevista de Ben Laden ética y jurídicamente impecable, consultó a sus superiores al respecto, rechazó el cuestionario cerrado que se le impuso, trató de negociar por un cuestionario propio y ante la imposibilidad de obtenerlo optó por realizar el cuestionario cerrado y trasmitió la entrevista a al-Jazeera, quien era la responsable de emitirla o no. La obtención de la entrevista de Ben Laden por Taysir Alluni Kate responde únicamente al hecho de que era el único periodista de televisión que quedaba en Afganistán, y su permanencia allí exclusivamente responde al compromiso adquirido por las Autoridades talibanes de autorizar durante dos años la presencia de al-Jazzera, gracias a las negociaciones de los directivos de la cadena de televisión con el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Cuarto. Infracción del derecho a un proceso con todas las garantías y a no sufrir indefensión por cuanto a lo largo de la instrucción se produjeron irregularidades y flagrantes violaciones de la legalidad.

Las intervenciones telefónicas pedidas y realizadas por los miembros de la UCIE [Unidad Central de Información de la Policía] fueron tachadas por la Sentencia 36/05 como fraude de ley por lo que, en aplicación de la doctrina civilista mayoritaria, devienen nulas de pleno derecho por cuanto implican además un vicio en el consentimiento del Juez que las autorizaba pues se lograron engañando a la Autoridad Judicial. Igualmente las intervenciones telefónicas pedidas y realizadas por los miembros de la UCIE resultan prospectivas y generales, además de desproporcionadas incumpliendo el carácter de excepcionalidad y proporcionalidad de la medida de intervención telefónica.

La declaración del perito-testigo Rafael Gómez Menor ya fue impugnada en el escrito de calificación por carecer del carácter de perito, sin embargo la Sala admitió la declaración descolgándose posteriormente en Sentencia que únicamente la prueba tiene valor de testifical de referencia. La Jurisprudencia constitucional ha manifestado que los testigos de referencia tiene un valor equivalente a cero salvo en aquellos casos de intervención personal. El valor de la testifical de referencia de Gómez Menor ante la inexistencia de testigos directos y de la imprescindible identificación de fuentes como prueba de cargo es absolutamente nula.

La supuesta pertenencia de Mustafá Setmarian y de Mohamed Bahaiah a Al Qaeda, y del conocimiento de tal hecho por Taysir Alluni Kate no ha sido objeto de prueba alguna ni existe indicio alguno. Dichas personas no han sido objeto de persecución judicial en ningún país del mundo, y únicamente han sido procesadas en rebeldía en el presente procedimiento por los informes vertidos por Gómez Menor como testigo de referencia que al no identificar las fuentes tiene un valor probatorio nulo.

En consecuencia, la inexistencia de constancia alguna del supuesto conocimiento por Taysir Alluni Kate de la pretendida pertenencia a Al Qaeda de Mustafá Setmarian y de Mohamed Bahaiah, el valor probatorio nulo de los informes del Gómez Menor en cuanto a este pretendido conocimiento de Taysir Alluni Kate de la pertenencia a Al Qaeda de Mustafá Setmarian y de Mohamed Bahaiah, y la inexistencia de constancia alguna de la propia pertenencia de estos últimos a la banda terrorista, significan la absolución de Taysir Alluni Kate.

La falta de entrega de la totalidad de la causa a las defensas, (se siguieron cursando por el Juzgado de Instrucción número 5 Comisiones Rogatorias una vez finalizada la instrucción con el Auto de conclusión del Sumario), la negativa dada a las defensas para el visionado de los vídeos, la inexistencia de las cintas magnetofónicas a disposición de las partes, quebrantan el principio de contradicción, el principio acusatorio y el principio de publicidad.
La carta enviada a través de la esposa de Taysir Alluni Kate a Wahid Koshagui, (documento que fue entregado directamente por la UCIE al Ministerio Fiscal y aportado por este de forma clandestina al proceso, puesto que Gómez Menor afirmó en el acto del plenario que lo ocupado en el registro de Wahid Koshagui no se había incorporado al procedimiento) quebranta el derecho a un proceso con todas las garantías y genera absoluta indefensión.

Quinto. Infracción del derecho a la prueba por cuanto fue solicitado al amparo del artículo 400 de la Ley de Enjuiciamiento criminal la nueva declaración de Taysir Alluni Kate, prueba que se acordó pero que jamás se practicó.

En cuanto a las conversaciones telefónicas recogidas en cintas magnetofónicas, existe una flagrante violación del derecho a la prueba por cuanto estas no estaban bajo la custodia del Secretario Judicial, ni en sede judicial, sino que fueron traídas directamente desde la Dirección General de Policía, sin haber pasado jamás por el imprescindible control judicial. Existe además absoluta indefensión para Taysir Alluni Kate por cuanto no se le facilitó a pesar de la insistencia de su representación copia alguna de las tan mencionadas cintas.

La violación del derecho a la prueba, y en concreto en relación a las cintas incide en "el hecho de llevar dinero a un conocido". Una de las cintas, que con Diligencia del Secretario Judicial se hace constar que no aparece, recogía una conversación de Taysir Alluni Kate con Abu Alfoz en relación a una deuda del último con Bahaiah, y la petición de entrega del dinero a este, la desaparición de la cinta impide escuchar la conversación por completo, teniéndose que limitar el conocimiento de tal hecho a la trascripción del mismo efectuado por la Policía.

Sexto. Infracción de ley por error en la apreciación de la prueba.

La carta enviada por Taysir Alluni Kate a Wahid Kosagui, cuya ubicación en el sumario es desconocida, ha sido objeto de una apreciación errónea de la prueba, por cuanto ni la entrega del dinero fue para socorrer a Bahaiah ni por orden de Imad Eddin Barakat Yarkas, así se acredita con la trascripción de la conversación telefónica de Taysir Alluni Kate con Abu Alfoz, con la Comisión Rogatoria a Turquía, y con el acta notarial de Jamal Hussein, con el acta notarial manifestada por Abu Alfoz quedando indubitadamente demostrado que la razón y objetivo de la entrega del dinero era una deuda personal de Fawaz Zakri con la esposa de Bahaiah.

Séptimo. Infracción del principio de presunción de inocencia por cuanto Taysir Alluni Kate ha sido condenado sin las garantías previstas legalmente y sin pruebas.

En cuanto a los hechos considerados probados en la Sentencia y que fundamentan la condena de Taysir Alluni Kate ninguno de los once, independientemente de su veracidad o no, son constitutivos de delito.

En relación a la errónea valoración de la prueba efectuada por el Tribunal, los contactos que ofreció Mustafa, que trabajaba para el Ministerio de Información y Cultura, a Taysir Alluni Kate eran con el Gobierno taliban, no con Al Qaeda, y este ofrecimiento se produce en Pakistán y con posterioridad a 1995, puesto que el Gobierno taliban no llegó al poder hasta septiembre de 1996.

En relación con la deducción contenida en la Sentencia respecto de la pertenencia de Setmarian a Al Qaeda queda desvirtuada con la propia documental obrante en la causa y las propias transcripciones de las declaraciones sumariales y en el plenario de Taysir Alluni Kate, por cuanto no existe prueba alguna de la pertenencia de Setamrian a la organización terrorista.
La relación de Taysir Alluni Kate con Setmarian y Bahaiah además de no ser en ningún caso delictiva, tiene la razonable explicación de basarse en el origen común sirio, y las posibilidades de aprovechar Taysir Alluni Kate los conocimientos y experiencia de estos en Afganistán para el desarrollo de su labor periodística. Igualmente Taysir Alluni Kate tenía otros informadores en Afganistán, personas que le facilitaban tanto la labor periodística como logística que desarrolló, como el viceministro de Asuntos Exteriores, conserjes, ministros

En relación a la entrevista con Ben Laden según manifestó Taysir Alluni Kate Taysir Alluni Kate en el acto del juicio oral esta se obtuvo por los cauces oficiales fijados por el gobierno Taliban, pues el gobierno había condicionado el establecimiento de Osama Ben Laden en Afganistán, entre otras cosas a la no concesión de entrevistas para reducir o impedir problemas internacionales.

En relación a la pertenencia de Setmarian a Al Qaeda lo único que existe en las actuaciones es lo aportado por Taysir Alluni Kate, sus propias declaraciones, publicaciones y el libro escrito por Setmarian en el 2004.

En relación a la pertenencia de Bahaiah a Al Qaeda lo único que existe en las actuaciones es la declaración de Galeb Kalaje que afirmó que sabía que en 1991 Bahaiah había sido mujahidin contra el gobierno pro-soviético.

En cuanto al auxilio prestado por Taysir Alluni Kate a Setmarian según manifiesta la Sentencia es absolutamente novedoso más cuando la única referencia existente en las actuaciones es el hecho de que a principios de los 90 pernoctaron una vez en el domicilio de Taysir Alluni Kate.
En cuanto al auxilio prestado por Taysir Alluni Kate a Bahaiah según manifiesta la Sentencia únicamente se refiere a permitir la designación de su domicilio en Granada a efectos de notificaciones para la renovación del permiso de residencia y la entrega de los 4.000 dólares.
La relación con Zaher de Taysir Alluni Kate no denota ninguna actividad criminal por cuanto según se desprende de la declaración de Alluni únicamente son relaciones de hospitalidad y buena voluntad entre connacionales.

Octavo. Infracción del precepto penal 576 del Código Penal.

Subsidiariamente a los anteriores motivos de casación, los hechos considerados probados por la Sentencia no son constitutivos de un delito de colaboración con banda armada. La colaboración con banda armada implica la conciencia y voluntad de ayudar o favorecer las actividades de una organización terrorista. Los hechos que se consideran probados en la Sentencia en relación a Taysir Alluni Kate es que prestó favores a Bahaiah y a Setmarian "para obtener información de estos y para obtener su mediación con Ben Laden para la concesión de la entrevista", en ningún caso esto supone favorecer las actividades de una banda armada, todo ello en el caso de que se considerase probado y admitido que Taysir Alluni Kate hubiese ejecutado favores a Bahaiah y a Setmarian con conocimiento de su pertenencia a Al Qaeda.

Noveno. Infracción del principio de legalidad en relación con el principio de proporcionalidad de las penas.

Subsidiariamente al anterior motivo, la sentencia impone a Taysir Alluni Kate la pena de prisión de 7 años, multa de 20 meses, más accesorias. La pena que el código Penal contempla al delito de integración en banda armada es de 6 a 12 años de prisión, cualquier pena impuesta a un colaborador con banda armada que exceda de seis años de prisión es excesiva por no cumplir el principio de proporcionalidad de las penas.

Impugnación del Recurso de Casación

El Ministerio Fiscal presentó impugnación del Recurso de Casación de Taysir Alluni Kate en base a los siguientes argumentos:

1. En cuanto al quebrantamiento de forma por haber concurrido a dictar sentencia una magistrado cuya recusación fue intentada en tiempo y forma y fundada en causa legal debe ser rechazada por cuanto que la magistrado no quedó contaminada, pues la modificación de la situación personal de Taysir Alluni Kate se realizó a instancia del Ministerio Fiscal y debido al riesgo de fuga que este invocaba.

2. En cuanto a la violación del principio acusatorio por haber sido condenado por delito de colaboración con banda armada cuando había sido acusado por integración, no existe tal violación por cuanto no se han modificado los hechos imputados, no son mayores las penas del delito finalmente aplicado, y es común el bien jurídico protegido. La concurrencia de todos los requisitos enumerados da la homogeneidad requerida para poder condenar por colaboración aún cuando la acusación era de integración.

3. En relación a la infracción del derecho a la libertad de emitir información, el acceso a la información obtenida por Taysir Alluni Kate dejó de ejercitarse legítimamente en tanto aceptó condicionar la obtención de información a su cooperación con Al Qaeda mediante acciones de auxilio personal y económico a algunos de sus miembros, la libre opción del Sr. Alony le determinó a colaborar con Al Qaeda y con algunos de sus miembros.

4. La violación del derecho al proceso viene condicionada a la producción de indefensión que se hubiera producido a la parte. La indefensión causada a Taysir Alluni Kate, según alega este, no se puede justificar por cuanto la condena de este se basó casi exclusivamente en sus propias declaraciones.

5. La infracción del derecho a la prueba no se ha producido por cuanto el Tribunal no ha tomado en consideración las cintas y sus contenidos en la causa.

6. En relación con el error en la apreciación de la prueba relativa a la carta enviada por Taysir Alluni Kate a Waheed, la carta ha sido reconocida por el Sr. Alluni y manifestó que respondía a la realidad. La conversación telefónica transcrita de forma incompleta no ha sido tenida en cuenta por el Tribunal para considerar probado el hecho de la entrega de los 4.000 dólares a Bahaiah, sino que consideró las declaraciones de Zaher y la intervención personal de Imad Eddin.

7. Infracción de la presunción de inocencia no se ha producido pues fueron las propias declaraciones de Taysir Alluni Kate las que acreditaron la pertenencia de Setmarian y Bahaiah a Al Qaeda.

8. La infracción del artículo 576 del Código Penal no se ha producido pues el tipo integra todos los supuestos de facilitación de informaciones, medios económicos, de trasporte o infraestructura que coadyuven a las actividades de la organización armada, o, que la organización obtendría más difícilmente.

9. La infracción del principio de proporcionalidad de las penas no se ha producido por cuanto el actuar de Taysir Alluni constituye un acto material de colaboración que consistió en ayudar económica y materialmente a ciertos integrantes del grupo terrorista, alojándolos en su domicilio, buscándoles trabajo o facilitándoles el permiso de residencia en España o su renovación y llevando 4.000 dólares a uno que se encontraba en Afganistán, denotando todas estas actividades un alto grado de colaboración en el grupo."

Notas de IraqSolidaridad:

1. Véase en IraqSolidaridad el texto (publicado el 27 de noviembre de 2005) reproducido al final de la columna lateral derecha de esta página.
2. Véase en IraqSolidaridad:
Más de un centenar de periodistas iraquíes asesinados en el Iraq ocupado

Comité Internacional para la Defensa de Taysir Alluni

Más de un centenar de periodistas iraquíes asesinados en el Iraq ocupado

* La defensa de Taysir Alluni está dirigida por el abogado José Galán.

El Tribunal Supremo ratifica la condena del periodista Taysir Alluni
English
The Spanish High Court ratifies the sentence against the journalist Taysir Allouni

Nota Informativa de la CEOSI
IraqSolidaridad: 01-06-06

"El Tribunal Supremo parece acomodarse a la determinación de la Administración Bush de criminalizar la denuncia democrática de actos de agresión y pillaje en Oriente Medio, determinación formulada bajo el epígrafe de 'Guerra global contra el terrorismo' y que no es nada más que un salto frontal y definitivo a los derechos de los pueblos y a los principios básicos del Derecho Internacional".

El Tribunal Supremo ha ratificado la pena de cárcel a la que la Audiencia Nacional condenara el pasado mes de septiembre al periodista de la cadena de televisión al-Jazeera Taysir Alluni. Si bien el fallo ha sido dado a conocer hoy, 1 de junio, el Tribunal Supremo emitirá la sentencia la próxima semana. El equipo de abogador de Taysir Alluni había presentado un Recurso de Casación tras su condena [1].

La Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) lamenta profundamente el fallo adoptado por el Tribunal Supremo, instancia que, en lugar de corregir la anterior decisión de la Audiencia Nacional, sanciona una condena que en su momento fue considerada por juristas y asociaciones de Derechos Humanos y de periodistas como de nulo rigor jurídico y resultado de presiones exteriores.

La CEOSI reitera asimismo lo indicado en su nota del 27 de septiembre de 2005, en la que esta plataforma de organizaciones señalaba que la condena contra Taysir Alluni debe inscribirse en la determinación de EEUU de limitar por cualquier procedimiento posible -incluido el ataque militar directo- la capacidad de informar de los nuevos medios de comunicación árabes vía satélite, como es el caso de al-Jazeera, anulando el derecho de las sociedades árabes a acceder a una información veraz e independiente, muy particularmente en lo que respecta al conflicto palestino y la guerra y la ocupación de Iraq.

Como hace unos meses la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo parece acomodarse a la determinación de la Administración Bush de criminalizar la denuncia democrática de actos de agresión y pillaje en Oriente Medio, determinación formulada bajo el epígrafe de "Guerra global contra el terrorismo" y que no es nada más que un salto frontal y definitivo a los derechos de los pueblos y a los principios básicos del Derecho Internacional.

La CEOSI reitera finalmente su compromiso de solidaridad con Taysir Alluni y expresa su pesar a su familia, grupo de abogados de la defensa y a la propia cadena árabe al-Jazeera.

Nota:

1. Véase el resumen en la columna izquierda.

English The Spanish High Court ratifies the sentence against the journalist Taysir Allouni

Informative Note by the Spanish Campaign against Occupation and for the Sovereignty of Iraq - IraqSolidaridad: 02-06-06

"The High Court seems to accommodate to the Bush Administration determination of criminalizing the democratic denounce of aggression and plunder acts in Middle East; determination that was formulated under the epigraph of 'Global war against terrorism' and that is nothing else but a frontal and definitive assault to the peoples's rights and to the basic principles of the International Law".

The Spanish High Court ratifies the penalty of prison imposed against the journalist of the Arab TV channel al-Jazeera, Taysir Allouni, by the National Audience last September. Although the verdict has been published today, 1sr June, the High Court will issue the sentence next week. Taysir Allouni's lawyers team had lodged an appeal after his condemn [1].

The Spanish Campaign against the Occupation and for the Sovereignty of Iraq (CEOSI) deeply regrets the verdict adopted by the Spanish High Court, a body that instead of correcting the former decision of the National Audience, sanctions a condemn that was considered by jurists, Human Rights Associations and journalists as one of null juridical accuracy and the result of foreign pressures.

CEOSI also reiterates what was expressed in the 27th September, 2005 Note, in which this coalition stated that the condemn against Taysir Allouni must be circunscribed into the US determination to limit by all possible means -included the direct military attack- new Arab media's capacity, such as al-Jazeera, to provide information, annulling the right of the Arab society of accessing to a veracious information, very particularly regarding to the Palestinian conflict and the war and occupation of Iraq.

As the National Audience did some months ago, the High Court seems to accommodate to the Bush Administration determination of criminalizing the democratic denounce of aggression and plunder acts in Middle East; determination that was formulated under the epigraph of "Global war against terrorism" and that is nothing else but a frontal and definitive assault to the peoples's rights and to the basic principles of the International Law.

Finally, CEOSI members reiterate their compromise of solidarity with Taysir Allouni and express their grief to his family, to his lawyers team and to the Arab TV channel al-Jazeera.

Note:

1. See the summary in the left column.


La sentencia contra Alluni: un intento de criminalizar la información árabe alternativa e independiente

Reproducción del texto publicado en IraqSolidaridad el 27-09-05

El periodista de la cadena al-Jazeera, Taysir Alluni, de nacionalidad española, ha sido condenado a siete años de prisión y multa de 20 meses por la Audiencia Nacional dentro del juicio a la denominada "célula española de al-Qaeda", cuya sentencia se hizo pública ayer, 26 de septiembre. La Audiencia Nacional ha determinado condenar a Alluni por "colaboración con organización terrorista", si bien la sentencia reconoce que la supuesta ayuda prestada a miembros de al-Qaeda tenía por objeto acceder "[...] a fuentes de información sobre las actividades de [esa organización]" con fines periodísticos. El editor de noticias de la cadena, Ahmad al-Skaik, calificaba ayer desde Madrid la jornada como "[...] día negro para la judicatura española, que se ha desviado de toda norma de justicia internacional".

La Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) se une a las coincidentes condenas del fallo de la Audiencia Nacional española emitidas en el día de ayer y de hoy por el conjunto de las organizaciones árabes de derechos humanos y de periodistas, que consideran como meramente circunstanciales las pruebas esgrimidas contra Alluni y su condena como el resultado de la presión exterior sobre el que ha sido el primer juicio mundial seguido contra un grupo acusado de vinculación a al-Qaeda.

La condena supone un paso más en la criminalización y obstaculización de una información árabe veraz e independiente. Como ha señalado Haizam Manna, portavoz del Comité Árabe de Derechos Humanos, también presente en Madrid, "[...] el presidente del Tribunal se ha visto forzado a fabricar una sentencia [contra Alluni]". La Administración Bush ha procurado cercenar la capacidad informativa de las nuevas cadenas árabes vía satélite que, sobre el terreno, han dado un información alternativa a la de los grandes y concentrados medios de comunicación occidentales sobre las intervenciones de EEUU en Oriente Medio, particularmente en Iraq. Alluni fue corresponsal de al-Jazeera durante la invasión de Iraq. La sedes de su cadena y de la de Abu Dabi fueron atacadas el mismo día que moría asesinado José Couso y otro periodista en el ataque al hotel Palestine de la capital iraquí, el 8 de abril. La actividad de al-Jazeera en Iraq sufre continúas restricciones.

Esta tarde [por el 27 de noviembre de 2005] representantes de la CEOSI se reunirán con delegados árabes de las organizaciones de derechos humanos y de periodistas presentes en Madrid.

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2006