Index | Documentos 2007 > Economía, derechos sociales y situación humanitaria

Enlaces relacionados


Más de la mitad de los cuatro millones y medio de desplazados iraquíes son menores de 12 años

Iraq: Catástrofe humana sin precedente

Said Hakki *

Iraqsologger (www.iraqslogger.com), 21 de junio de 2007
IraqSolidaridad (
www.iraqsolidaridad.org), 5 de junio de 2007
Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

Iraq lleva sufriendo tres décadas y su pueblo está inmerso en una desesperada lucha por la supervivencia que empeora día tras día. En nombre de la humanidad y de la civilización, tenemos la obligación moral de unirnos para aliviar el sufrimiento de los iraquíes.”


Niños iraquíes procedentes de la provincia de Diyala, dentro de una tienda de campaña del Creciente Rojo Iraquí en el barrio bagdadí de al-Husseiniya. (Foto: Ali al-Saadi)

En Iraq nos enfrentamos a una crisis humana que requiere atención urgente [1]. A fecha 1 de junio [de 2007], el número de desplazados en el interior de Iraq alcanzó la cifra de un millón; el 55% de esas personas son niños menores de 12 años. Existen alrededor de tres millones y medio de desplazados en el exterior, iraquíes que han huido a países vecinos como Siria, Jordania e Irán, aumentando así la presión sobre los recursos de esos países. Igualmente, el 55% de esos tres millones y medio de individuos son niños menores de 12 años.

La crisis humana que tenemos frente a nosotros, unida a la precaria situación de seguridad en Iraq, impone graves restricciones en la vida cotidiana del pueblo iraquí. La ausencia de una solución viable respecto a la seguridad en Iraq es la responsable de la escasez de productos de primera necesidad, además de ser la responsable de la ausencia inaceptable de atención sanitaria y de la escasez de agua potable que padecen alrededor del 70% de los iraquíes. Es más, debido a la deteriorada situación de seguridad, el gobierno iraquí es incapaz de asignar los fondos adecuados para aportar la tan necesaria ayuda al pueblo iraquí. De este modo, la batalla actual de los iraquíes de a pie en todo el país es la lucha por la supervivencia diaria.

Tragedia humana

Iraq se enfrenta a una tragedia humana de proporciones sin precedente y sin intervención directa de ninguna de las organizaciones responsables nacionales o internacionales. Lamentablemente, ni Naciones Unidas (NNUU) ni la Federación Internacional de la Cruz Roja o del Creciente Rojo Internacional han sido capaces de mantener una presencia significativa en Iraq: las actividades de las organizaciones mencionadas están dirigidas a distancia desde otros países.

Sin embargo, sin una destacada presencia física el resultado de tales intervenciones es mucho más limitado. Hoy, la Organización del Creciente Rojo Iraquí es la fundamental dispensadora sobre el terreno de ayuda humanitaria básica en Iraq y ha trabajado de forma efectiva durante los últimos tres años. El Creciente Rojo dispone actualmente de miles de voluntarios y trabajadores y de alrededor de 300 oficinas en todo Iraq. Además, el Creciente Rojo ha abierto oficinas en Jordania, Sira e Irán. En resumen, se trata de la única organización con potencial para utilizar la mano de obra, la capacidad técnica y el apoyo financiero que aseguren una rápida y eficaz respuesta a la actual crisis humana a la que se enfrenta el pueblo iraquí.

Respuesta multilateral

La solución al grave conflicto que sufren los iraquíes requiere una respuesta multilateral coordinada, tanto desde dentro como desde fuera de Iraq. A tal efecto, la Organización del Creciente Rojo Iraquí ha estado trabajando codo con codo con el gobierno de Iraq y con el Comité Internacional de la Cruz Roja que, para responder a la crisis interna a la que se enfrentan los iraquíes y en respuesta a diversas agencias gubernamentales y ministerios, entrega alimentos y medicinas en zonas de todo el país donde se producen violentos enfrentamientos, lugares inaccesibles de otra manera. Para los desplazados en el exterior, el Creciente Rojo trabaja junto con la Federación de la Cruz Roja y la Cruz Roja nacional correspondiente, ya sea en Jordania, Siria o Irán, para entregar todo tipo de ayuda humanitaria.

También se ha solicitado al Creciente Rojo que se coordine con las fuerzas de NNUU para contribuir a una solución viable frente al reto que supone la situación humanitaria iraquí. Juntos, el Creciente Rojo, el gobierno iraquí y prestigiosas organizaciones, como NNUU y la Federación Internacional de la Cruz Roja, pueden combinar sus esfuerzos para maximizar la ayuda disponible para el pueblo de Iraq.

Dejando al margen las organizaciones, la comunidad internacional en su conjunto, y más en concreto EEUU y Europa, pueden contribuir mucho para paliar el sufrimiento del pueblo iraquí. La organización de ayuda humanitaria más eficaz sobre el terreno en Iraq, el Creciente Rojo, puede valorar de manera precisa los mecanismos necesarios de ayuda para aliviar el deterioro de la crisis humana en Iraq. Por tanto, el Creciente Rojo tiene la obligación de declarar que, además de las restricciones económicas que impiden que la ayuda llegue a los iraquíes, existe una necesidad perentoria de productos esenciales para la atención médica, tales como ambulancias, depuradoras de agua, medicamentos y sillas de ruedas. Desatender la crisis humana de Iraq se convertirá en un trágico y fatal ejemplo de aflicción humana con consecuencias que se sentirán no sólo en Iraq sino que generarán efectos en la región e incluso en el globo.

Iraq lleva sufriendo tres décadas y su pueblo está inmerso en una desesperada lucha por la supervivencia que empeora día tras día. En nombre de la humanidad y de la civilización, tenemos la obligación moral de unirnos para aliviar el sufrimiento de los iraquíes. Juntos podremos afrontar con éxito los retos venideros.

Me gustaría dar las gracias a todos aquellos países que han contribuido tan generosamente con ayuda humanitaria en el pasado y que siguen haciéndolo. El pueblo de Iraq nunca olvidará a quienes tendieron su mano para ayudar a Iraq en su hora más oscura.

 

Nota de IraqSolidaridad:

1. Véase en IraqSolidaridad: Global Policy Forum (VII): Más de la mitad de la población iraquí vive por debajo del umbral de la pobreza. Desplazados y mortalidad: una aguda crisis humanitaria e Informe de la Misión de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas para Iraq. Ocho millones de iraquíes, en situación de extrema vulnerabilidad y enlaces relacionados.

 

Texto original en inglés en:
http://www.iraqslogger.com/

Global Policy Forum (VII): Más de la mitad de la población iraquí vive por debajo del umbral de la pobreza. Desplazados y mortalidad: una aguda crisis humanitaria

Informe de la Misión de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas para Iraq. Ocho millones de iraquíes, en situación de extrema vulnerabilidad

* Said Hakki es presidente de la Organización del Creciente Rojo Iraquí. Este texto reproduce su alocución ante la Comisión Europea el pasado 21 de junio, con motivo del Día Internacional del Refugiado

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2007