Index | Documentos 2007 > Economía, derechos sociales y situación humanitaria

Enlaces relacionados


La organización Médicos por Iraq denuncia nuevas violaciones del derecho a la atención sanitaria y la asistencia humanitaria

Cierre del hospital al-Numan en Bagdad y asedio contra Samarra

Notas de prensa de Médicos por Iraq *

Doctors for Iraq (www.doctorsforiraq.org), 4 y 16 de mayo de 2007
IraqSolidaridad (
www.iraqsolidaridad.org), 17 de mayo de 2007
Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Beatriz Morales Bastos y Paloma Valverde

“Tales violaciones de las Convenciones de Ginebra pondrán en peligro la vida de los pacientes y disminuirán dramáticamente el acceso a los servicios sanitarios, especialmente a los grupos vulnerables tales como las mujeres y los niños, y obliga a los pacientes a buscar atención médica en zonas que se consideran inseguras para ellos debido a las tensiones étnicas o sectarias.”


Tropas de EEUU durante la operación 'Baton Rouge' desarrollada en Samara en el invierno de 2004, uno de los primeros intentos de los ocupantes de tomar el control de la ciudad.

[La organización iraquí] Médicos por Iraq (Doctors for Iraq) condena el ataque al hospital al-Numan de Bagdad por parte del ejército iraquí [Guardia Nacional] el 29 de abril de 2007 y consideran el ataque una grave violación de la neutralidad médica elemental y del derecho humanitario. El hospital al-Numan es uno de los principales hospitales de Bagdad que proporciona atención médica a una población de más de 50.000 personas como beneficiarias directas que viven en el barrio de Adamiya.

El hospital es la fuente principales de atención médica para los residentes de Adamiya, una zona de la ciudad predominantemente sunní en la que, recientemente, el ejército estadounidense y las fuerzas iraquíes ha empezado a construir un muro que separa la comunidad del resto de la cuidad [1].

El hospital al-Numan era el único centro médico en la capital al que los pacientes sunníes [de otros distritos] podían acudir al creer que las milicias armadas [confesionales shiíes paragubernamentales] no los atacarían en un hospital situado en zona de mayoría sunní.

Los médicos que trabajan en el hospital informaron de que el domingo 29 de abril el ejército iraquí invadió el hospital. [Los militares] llevaban una orden, autorizada por el ministro iraquí de Sanidad, para clausurar el hospital. El personal médico informó que fueron atacados por soldados armados y que a algunos de ellos los golpearon con dureza.

Médicos por Iraq ha sido informado de que el ataque al hospital al-Numan se produjo tras una semana de varias incursiones militares en el hospital, asaltos en los que los soldados arrestaron a varios pacientes mientras estaban siendo atendidos o esperaban serlo en las camas del hospital.

Tales violaciones de las Convenciones de Ginebra pondrán en peligro la vida de los pacientes y disminuirán dramáticamente el acceso a los servicios sanitarios, especialmente a los grupos vulnerables tales como las mujeres y los niños, y obliga a los pacientes a buscar atención médica en zonas que se consideran inseguras para ellos debido a las tensiones étnicas o sectarias.

Médicos por Iraq hace un llamamiento al gobierno iraquí para que:

1. Se reabra el hospital al-Numan y asegure razonablemente su seguridad de manera que el personal [sanitario] y los pacientes puedan trabajar y recibir atención médica sin violencia ni intimidación.

2. El ministro de Sanidad que emprenda una investigación transparente de las acusaciones de haber emitido la autorización para cerrar el hospital o haberlo permitido.

3. SE investigue estas violaciones agresivas e inaceptables de los derechos humanos y de la neutralidad médica, y para que detenga ataques similares contra las unidades médicas que según el derecho internacional deberían estar protegidas.

Asedio a Samarra

[Asimismo] Médicos por Iraq está profundamente preocupada por la situación humana y sanitaria de los habitantes de la ciudad iraquí de Samarra, que lleva sitiada desde hace dos semanas por tropas estadounidenses e iraquíes.

Samara, situada a 124 kilómetros al norte de Bagdad, es una de las ciudades de la región de Saladino con una población que se calcula en 200.000 habitantes. Durante los pasados nueve meses, la ciudad ha sufrido una serie de ataques de los ejércitos estadounidense e iraquí.

Las tropas estadounidenses e iraquíes han rodeado completamente la ciudad con soldados que controlan estrictamente el movimiento de las personas que salen y llegan a la ciudad. Los soldados mantienen que hay resistentes y terroristas actuando en la zona. Las operaciones militares están traumatizando a los habitantes de la ciudad y a los civiles [de la zona], que no pueden acceder a los servicios sanitarios. Médicos por Iraq condena sin paliativos cualquier acción llevada a cabo por todos los sujetos implicados en el conflicto que impida a los civiles tener acceso a los servicios sanitarios o a la asistencia humanitaria.

Médicos por Iraq tiene información detallada sobre el impacto de los sitios militares que se llevan a cabo sobre los habitantes de las ciudades. Responsables del principal hospital de Samarra, que ya carecía de recursos farmacéuticos antes de la última operación militar, afirman que necesitan urgentemente medicación para tratar la hipertensión, la diabetes y los procesos quirúrgicos que no requieren intervención de urgencia.

Médicos por Iraq ha recibido información sobre las prolongadas horas de toque de queda dentro de la ciudad, sobre el estricto y restringido movimiento de los civiles a su paso por controles militares fuertemente armados en la entrada de la ciudad que impide gravemente el acceso de los civiles a los servicios sanitarios. Algunos habitantes y ONG locales [de Samarra] han informado de la carencia de alimentos y hacen un llamamiento para que se permita la entrada de alimentos a la ciudad.

Médicos por Iraq hace un llamamiento para:

1. El inmediato y total levantamiento del sitio sobre Samarra puesto que esa clase de acciones militares actúan como un castigo colectivo sobre los habitantes de las ciudades y provocan el aumento de las duras condiciones de vida de las personas. 

2. La entrada inmediata y sin restricciones en la ciudad de las ONG locales y de los trabajadores sanitarios. La entrada de alimentos y ayuda humanitaria en la ciudad y la seguridad de las personas para que puedan tener acceso libre e inmediato a alimentos y medicinas.

3. Que el gobierno de Iraq ponga fin a todas las acciones militares que violan las Convenciones de Ginebra y no disciernen a los civiles desarmados.

 

Notas de IraqSolidaridad:

1. Véase en IraqSolidaridad: Nota Informativa de la CEOSI: Al menos cinco ciudades iraquíes están ya rodeadas por muros erigidos por los ocupantes . EEUU cercará con muros 10 distritos de Bagdad y Declaración Internacional: Dividir por la fuerza a la población de Iraq es un Crimen de Guerra. Parar los muros, poner fin a la ocupación

 

Nota Informativa de la CEOSI: Al menos cinco ciudades iraquíes están ya rodeadas por muros erigidos por los ocupantes . EEUU cercará con muros 10 distritos de Bagdad

Declaración Internacional: Dividir por la fuerza a la población de Iraq es un Crimen de Guerra. Parar los muros, poner fin a la ocupación

* Médicos por Iraq es una organización médica no gubernamental, fundada en Bagdad en 2003,  por un grupo de médicos iraquíes.  Su objetivo es el cumplimiento del derecho a la sanidad y a la ayuda humanitaria de los pacientes y el de los profesionales a ejercer su profesión. Proveen ayuda médica a los civiles en Iraq desde la invasión. La CEOSI canaliza ayuda sanitaria a hospitales iraquíes a través de Médicos por Iraq


 

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2007