Index | Documentos 2007 >  Represión

Enlaces relacionados


“Estoy convencido de que los estadounidenses se van a retirar de Iraq”

 Entrevista a Tareq Aziz

Lokman Iskender *

Tunistri (www.tunisitri.net), abril de 2007
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 21 de mayo de 2007
Traducido del francés para Iraq Solidaridad por Beatriz Morales Bastos

“Estoy convencido de que la coalición [de fuerzas de ocupación] se va a deshacer, de que los estadounidenses se van a retirar. El pueblo iraquí sigue siendo un pueblo vivo, que rechaza la injusticia. Estoy convencido de que Iraq volverá a estar unido. El pueblo iraquí es un pueblo escolarizado y educado, y todo se reconducirá hacia un buen destino.”


Tareq Aziz durante una comparecencia ante el tribunal especial iraquí en 2006
 

En una entrevista concedida al periódico al-Arab al-Youm desde su prisión de Campo Cropper [1] por mediación del abogado jordano Issem al-Ghazaoui [miembro del equipo de su defensa], el ex viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores iraquí, Tareq Aziz, declaró que EEUU se va a retirar de Iraq y que los iraquíes volverán a estar unidos como antes. Vio la ejecución televisada del ex presidente Sadam Husein y dice que ése fue el momento más difícil de su vida. Por otra parte, revela que ha empezado a redactar sus memorias y que si lo liberan pasará un tiempo en Jordania antes de ir a Italia.

El abogado jordano cuenta que el miércoles 26 de marzo de 2007 mantuvo un encuentro con Tareq Aziz y que mientras lo esperaba de pie en un pasillo de la base estadounidense, lo vio venir muy relajado, portando un maletín azul [y] acompañado de su guardián. Añadió que apenas entró en la sala y se sentó, Tareq Aziz se puso a hablar de Sadam Husein, del que dijo con orgullo: “[…] Era mi comandante, me siento orgulloso de haber trabajado junto a él”. Expresó que lamentaba profundamente haberlo visto martirizado, tanto a él como a sus compañeros.

El abogado cuenta que tras rezar por la paz del alma del difunto Sadam Husein, Aziz preguntó: “[…] ¿Cómo ha reaccionado la gente respecto a mi testimonio ante el tribunal?”. El abogado le respondió: “[…] Todo el mundo estaba de acuerdo en reconocer su valor y su audacia y nadie esperaba menos de alguien como usted”. Se alegró de oírlo. Aziz indicó: “[…] Militamos por los pueblos árabes e hicimos lo que pudimos”. También expresó su esperanza en que la gente tome conciencia de todas las conspiraciones que ha tenido que afrontar Iraq, desde la guerra con Irán hasta el asunto de Kuwait y la ocupación actual del país. “[…] Son cuestiones complicadas, la gente necesita saberlo para comprender que lo ocurrido era honorable, que nos vino impuesto y que, con independencia de los resultados, cumplimos con nuestro deber”, añadió.

Lokman Iskender [P.]: Lo citaron como testigo en el caso de [la campaña contar las kurdos de] al-Anfal. ¿Cuál es su relación con este asunto?

Tareq Aziz [R.]: Como ministro de Asuntos Exteriores, no tuve nada que ver con las acciones militares o con cualquier otro asunto interno.

P.: Hace cuatro años que está en la cárcel: ¿se lo esperaba?

R.: No, pero por mi familia lo acepto todo, incluso quedarme aquí 15 años.

P.: ¿Se ha arrepentido de haberse entregado a los estadounidenses a cambio de que dejaran partir a su familia? [2]

R.: ¡En absoluto!

P.: Pero ha permanecido cuatro años detenido sin la menor acusación [3].

R: Para mí era prioritaria la salida de mi familia [de Iraq]. Por otro lado, tenía muy pocas posibilidades de poder ocultarme en Iraq. En mi calidad de diplomático soy muy conocido y tenía la idea de que era mejor entregarme a los estadounidenses que verme detenido por los iraquíes. Esto me da la oportunidad de escribir la verdadera historia del hombre Sadam, de Iraq y de sus relaciones exteriores desde los años ochenta hasta nuestros días.

P.: El día 15 de marzo de 2007 se anunció que Iraq iba a estudiar seriamente la abolición de la pena de muerte.

R: (Riendo) Sí, ¡ahora que han hecho lo que querían hacer, pueden abolir la pena de muerte!

P.: ¿Ha empezado a escribir sus memorias?

R.: Sí.

P.: ¿Nos puede adelantar algún detalle?

R.: Más adelante, más adelante.

Los peores momentos

P.: ¿Cuál ha sido el momento más difícil que ha pasado durante su detención?

R.: Cuando vi en la televisión la ejecución del presidente [Sadam Husein].

P.: ¿Otros momentos igualmente difíciles?

R.: Sí, cuando comparecí como testigo en el proceso. El presidente del tribunal era muy agresivo y eso me molestó mucho. Le recordé que yo estaba en la cárcel y le pregunté qué más podía hacer, ¿meterme en dos cárceles?

P.: ¿Quién será la primera personalidad a la que visitará cuando salga de la cárcel?

R.: El rey Abdulá II [de Jordania], y después al presidente yemení y al emir de Qatar.

P.: ¿Cuál es el jefe de Estado, árabe o de otro país, cuya actitud le parezca buena en relación con Iraq?

R.: La del rey Abdulá II. Su actitud respecto a los iraquíes es excelente. Él es quien se ha encargado de mi familia, hijos y nietos, y trata muy bien a los iraquíes en Jordania.

En este sentido también es muy honorable la actitud del presidente yemení Ali Abdalá Salah, puesto que ha recibido a muchos iraquíes y ha dado oportunidades de trabajo a más de 3.000 profesores que corrían peligro de ser liquidados si permanecían en Iraq. Por otra parte, en Yemen hay muchas familias de la dirección iraquí y hace poco he sabido que mi mujer también está allí.

Por lo que se refiere a Occidente, la posición española favorable a EEUU era más bien curiosa, teniendo en cuenta las buenas relaciones históricas entre Iraq y España. [El presidente José María] Aznar arrastró a su país a la guerra en Iraq, pero el pueblo español se despertó, hizo que su gobierno se fuera y que retirara las tropas españolas.

(Tareq Aziz sufrió fuertes ataques de tos [durante la entrevista].)

P.: No tiene buen aspecto.

R.: Los estadounidenses no me aseguran buenos cuidados sanitarios y los medicamentos que me dan son simples tranquilizantes. He tenido que esperar dos años para conseguir una dentadura postiza.

El futuro de Iraq

P.: En su opinión, ¿Quiénes son los verdaderos enemigos de Iraq?

R.: Los gobiernos estadounidense y británico, pero no sus pueblos; e Irán y algunos [gobiernos] árabes que participaron de manera directa en la introducción de los estadounidenses en Iraq, y los ayudaron.

En la Francia actual la clase política es muy joven y no la conozco. Conozco en cambio a Chirac, que me recibió muy bien durante mi última visita e incluso una vez se saltó el protocolo acompañándome hasta la escalinata del Elíseo. El [primer] ministro Jospin me recibió tres veces y me acompañó hasta la escalinata de Matignon, rompiendo también el protocolo. Todo ello es testimonio de su amistad y respeto por Iraq. La postura de Rusia también es buena y tanto el actual ministro de Asuntos Exteriores como el representante ante Naciones Unidas, Serge Laffrof, son [personas] excelentes.

P.: ¿Tiene alguna relación con el presidente estadounidense, George Bush?

R.: Tuve relación con Bush padre, pero no con el hijo. En 1984 visité la Casa Blanca y nos encontramos en varias ocasiones, entre ellas en el entierro del presidente yugoslavo Tito.

P.: ¿Con quién habla y pasa el tiempo ahora que han ejecutado a sus compañeros de cárcel? 

R.: Sigo estando con mis camaradas Akla al-Kebissi, Latif al-Mahal —un general, ex gobernador— y el profesor Jamel, marido de Hella Sadam Husein. [Éste] al no tener sitio en su celda y tener varios ejemplares de algunos libros, me confió un maletín que contenía ejemplares del Corán, la Biblia y de otros libros de política y filosofía.

P.: ¿Cuál es el futuro de Iraq después de todo lo que ha ocurrido?

R.: Estoy convencido de que la coalición [de fuerzas de ocupación] se va a deshacer, de que los estadounidenses se van a retirar. El pueblo iraquí sigue siendo un pueblo vivo, que rechaza la injusticia. Estoy convencido de que Iraq volverá a estar unido. El pueblo iraquí es un pueblo escolarizado y educado, y todo se reconducirá hacia un buen destino.

P.: ¿Cuál es el papel actual del Vaticano en la cuestión iraquí?

R.: No conozco al actual Papa y mi última visita al Vaticano [entrevista con Juan Pablo II en febrero de 2003] fue en calidad de ministro de Asuntos Exteriores de Iraq. Tenía buenas relaciones, oficiales y personales, con el anterior Papa, pero actualmente no conozco la nueva política del Vaticano.

P.: ¿Dónde irá a vivir si sale de la cárcel?

R.: Me quedaría una temporada en Jordania con mi familia y luego me iría a Italia.

 

Notas de  IraqSolidaridad:

1.  Campo Cropper está situado en el Aeropuerto Internacional de Bagdad. En este centro de detención mantiene EEUU a los máximos dirigentes del depuesto gobierno iraquí y de la resistencia.
2.  Tareq Aziz se entregó inmediatamente después de la toma de Bagdad por los estadounidenses (el 24 de abril de 2003) debido al estado de salud de su esposa. Su propia salud se había deteriorado notablemente durante los meses anteriores al inicio de la invasión. Tareq Aziz nació en 1936.
3.  Véase en IraqSolidaridad:
Ahmed Yanabi: Entrevista con Badie Issat, abogado de Tareq Aziz 'Ha estado detenido durante tres años sin acusación concreta contra él' 
y Dahr Jamail : “No llevarán a juicio a Tareq Aziz: lo dejarán morir bajo arresto”. Entrevista a Badie Aref Izzat, abogado de Tareq Aziz


 

Texto original en francés en http://tunisitri.net/

Ahmed Yanabi: Entrevista con Badie Issat, abogado de Tareq Aziz 'Ha estado detenido durante tres años sin acusación concreta contra él'

Dahr Jamail : “No llevarán a juicio a Tareq Aziz: lo dejarán morir bajo arresto”. Entrevista a Badie Aref Izzat, abogado de Tareq Aziz

* Lokman Iskender realizó esta entrevista en árabe para el diario jordano ‘al-Arab al-Youm’ y en la web ‘al-Basrah’ el 1 de abril de 2007. (Traducción del árabe al francés de Ahmed Manai.)


 

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2007