Index | Documentos 2007 > Análisis y opinión

Enlaces relacionados

 

Entrevista en Madrid con Abu Mohamad, portavoz de la resistencia nacionalista iraquí

“La resistencia es el representante legítimo y único de Iraq”

CEOSI, Madrid, 8 de octubre de 2007
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 15 de octubre de 2007
Traducción del árabe para IraqSoldaridad por Fatim Zohra

“La resistencia iraquí no tiene ninguna relación con Al Qaeda, que tiene una visión, estrategia, propósitos y medios propios. Una parte de los asesinatos que tienen lugar ahora en Iraq son cometidos por Al Qaeda y otra parte por las milicias y los escuadrones de la muerte vinculados con los partidos políticos [implicados en el proceso político impuesto por EEUU], que están relacionados con la ocupación pero cuentan asimismo con el apoyo de Irán a través de su intervención en Iraq. […] El objetivo de la resistencia es lograr una liberación total. Cuando los ocupantes salgan de Iraq vamos a establecer un sistema nacional democrático, multipartidista, basado en elecciones libres, un régimen en el que participen todos los iraquíes que crean en los derechos colectivos.”


Encuentro en Madrid de Abu Mohamad con miembros de la CEOSI el día 12 de octubre

Entre el 7 y el 16 de octubre, Abu Mohamad visitó Madrid invitado por la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI). Desde finales de 2006 Abu Mohamad aparece regularmente en medios árabes (y puntualmente en cadenas de televisión y periódicos estadounidenses y británicos) como portavoz al tiempo del Partido Baaz Árabe Socialista y del Frente Patriótico Nacionalista e Islámico, plataforma de organizaciones anti-ocupación, entre ellas diversas corrientes comunistas y la Alianza Patriótica Iraquí (API), que lidera Abdel Yabar al-Kubaysi, quién ha visitado el Estado español en varias ocasiones junto a otros compañeros de la API. Tras su constitución en octubre (ver más adelante), Abu Mohamad es asimismo portavoz de la coalición de grupos armados Alto Mando de Combate y Liberación de Iraq.

Por primera vez desde la caída de Bagdad en abril de 2003, Abu Mohamad se ha convertido en el referente público acreditado del denominado nuevo baazismo iraquí, comprometido con otras corrientes de la resistencia civil, política y militar en un proyecto de liberación de Iraq de la ocupación y de reconstrucción democrática, integradora y social del país sobre bases no sectarias ni confesionales. Abu Mohamad representa la renovación interna de la organización y transmite la nueva imagen de un baazismo comprometido explícitamente con la pluralidad y el diálogo con aquellas corrientes internas que rechazan la ocupación, todas las cuales están llamadas a participar en la reconstrucción democrática de las instituciones iraquíes fuera de los esquemas de los ocupantes y de regímenes regionales de ruptura social y fragmentación territorial de Iraq. “El partido único ha pasado a la historia en nuestra cultura, ahora somos parte del movimiento patriótico iraquí. […] Tras la liberación, el Estado iraquí será un Estado nacional democrático y plural, que garantice los derechos humanos y las libertades”, resume Abu Mohamad en una entrevista concedida a al-Yazeera el 18 marzo de 2007. Abu Mohamad reivindica al tiempo el mantenimiento de la tradición del Estado iraquí de gestión pública y social de los recursos naturales de Iraq, en concreto frente a la prevista privatización de los hidrocarburos iraquíes.

Frente a las corrientes islamistas y confesionales, Abu Mohamad representa igualmente al sector nacionalista o patriótico de la resistencia iraquí, en su doble caracterización de laico y no sectario, explicitando la clara condena de la resistencia iraquí de la actuación de Al Qaeda en Iraq –“Otro producto de la ocupación”, señala-, tanto por sus métodos de terrorismo indiscriminado contra civiles y determinadas comunidades religiosas, como por su posición extremadamente reaccionaria en aspectos sociales, que se ha concretado en la proclamación del Estado Islámico de Iraq y agresiones contra la comunidad sunní y limpieza sectaria, contestadas ya sobre el terreno por grupos armados iraquíes.

Su visita al Estado español se ha producido en un momento de máximo interés: desmoronamiento del régimen de ocupación, escalada de confrontación de la resistencia con Al Qaeda en Iraq e iniciativas tendentes a la unificación de la resistencia. Desde el fin de verano, organizaciones armadas islamistas (salafistas no vinculadas a Al-Qaeda) y nacionalistas se han coordinado en sendos frentes, un paso que anticipa sin duda la formación de un único mando militar del interior que dirija la lucha contra las fuerzas de ocupación y colaboracionistas en una fase avanzada. En su comunicado del pasado 30 de septiembre [1], el partido Baaz llamaba a la unificación de los grupos resistentes sobre criterios no confesionales, condenando la línea sectaria y de ataques indiscriminados de Al Qaeda en Iraq, y el pasado martes 2 de octubre, la página al-Basrah daba cuenta de la unificación de 22 grupos de las corrientes nacionalistas de todo Iraq (incluidas las áreas kurda y del sur de Iraq) en el denominado Alto Mando de Combate y Liberación de Iraq.

Abu Mohamad representa a un sector clave en la resolución del fin de la ocupación y la pervivencia de un Iraq integrador para todos sus hombres y mujeres. En este sentido, aprovechado su visita al Estado español, la CEOSI ha procurado favorecer el reconocimiento de una interlocución que —también para los propios ocupantes y tal y como están procurando éstos hacer recurrentemente— es ineludible en cualquier proceso de búsqueda de una solución que ponga fin al sufrimiento del pueblo iraquí y a la destrucción definitiva de su país, y que permita la reconstrucción soberana y democrática de Iraq. Su visita ha constituido una oportunidad única de establecer un diálogo directo con quién emerge como interlocutor acreditado de las corrientes no sectarias y no confesionales de la resistencia iraquí. Su vinculación con el interior de Iraq es directa, siendo por ello el interlocutor de la CEOSI de más alto nivel en tal sentido invitado al Estado español.

Abu Mohamad ha mantenido en Madrid encuentros institucionales y con formaciones políticas parlamentarias. Ha sido su primer desplazamiento a Europa, un gesto de reconocimiento de la decisión gubernamental de retirada de las tropas españolas de Iraq de 2004 y de estímulo al papel que puede jugar el Estado español en la resolución de la crisis de la ocupación de su país. Durante su estancia en Madrid Abu Mohamad mantuvo una asamblea informativa con la CEOSI el día 12 y encuentros bilaterales con delegados de organizaciones de EEUU y países europeos. Asimismo, Abu Mohamad fue entrevistado por medios de comunicación seleccionados: La Vanguardia, Cadena SER, Cuatro/CNN+, la cadena latinoamericana Telesur y Diagonal, además de por el diario británico The Guardian. [CEOSI.]

CEOSI (P): Usted es tanto portavoz del Partido Baaz Árabe Socialista (PBAS) como del Frente Patriótico Nacionalista e Islámico y de su recién creado mando militar unificado, ¿qué ha cambiado en el partido Baaz tras la invasión de Iraq y la ejecución de Sadam Husein?

Abu Mohamad (R): El Baaz fue creado hace más de sesenta años. Es un partido patriótico, nacionalista y socialista, un partido que intenta construir un Estado independiente, desarrollado y civilizado, que tenga las mejores relaciones internacionales sin exclusiones. El Baaz es un partido patriótico que cree en la labor política y en las libertades, tal y como confirman su ideología, estatuto y su sistema de funcionamiento [interno]. Pero las circunstancias difíciles, los graves desafíos y las guerras a las que fue sometido Iraq cuando el partido estaba en el poder durante 35 años dejaron que la orientación del régimen de poder fuese entonces centralista y dura, a fin de dominar la situación.

Tras la invasión de Iraq, el Baaz pasó de ser un partido en el poder a un partido de resistencia. Gracias a su gran experiencia y por contar con militantes militares y civiles muy expertos, que se incorporaron en todas las facciones de la resistencia patriótica, tanto nacionalistas como islámicas, empezó a dirigir a una parte de las organizaciones resistentes, a orientar otras y a coordinarse con otros grupos. Así, el papel del Baaz en la resistencia resultó fundamental.

Los cambios más importantes del Baaz tienen que ver con su política, no con su ideología, que es integral y madura. El Baaz se considera parte integrante del movimiento nacional iraquí, parte del movimiento político del país y parte esencial de la resistencia iraquí. La idea del partido único y del liderazgo [unipersonal], del régimen centralista ha desaparecido de la ideología del partido y de su actuación política actual. Por eso, el Baaz mira al futuro Estado iraquí [tras la salida de los ocupantes] como un Estado pluralista, democrático, de respeto de los derechos humanos, de respeto de las libertades, un Estado laico y cívico, que tenga las mejores relaciones con todos los países del mundo, incluso con EEUU en caso de que su gobierno reconozca los derechos de Iraq [expresados] en el programa de la liberación y la independencia [de la resistencia] [2].

En esta línea, nuestros esfuerzos como baazistas en los dos o tres últimos años han ido orientados hacia la convergencia política y sobre el terreno con otros sectores implicados en la lucha contra la ocupación.

P: ¿Qué tipo de relación hay entre el partido Baaz y las demás corrientes de la resistencia?

R: El partido Baaz forma parte del Frente Patriótico Nacionalista e Islámico, que es una estructura política creada en el otoño de 2005 [3]. Hace una semana vio la luz un nuevo frente ya militar, el Alto Mando de Combate y Liberación de Iraq, liderado por el compañero resistente Izzat Ibrahim ad-Duri, y que incluye a 22 formaciones armadas patrióticas, nacionalistas, islámicas moderadas [no salafistas] y baazistas [4]. Ciertamente, la mayoría de los miembros de este frente son baazistas, pero también incluye a fuerzas de diferentes tendencias independientes, nacionalistas o islamistas patrióticas que creen en la liberación y unidad de Iraq [5].

Estamos en un claro proceso de convergencia de sectores civiles, políticos y militares contrarios a la ocupación y al proceso político impuesto por los ocupantes, que confiamos vaya materializándose con nuevos pasos en los  próximos meses. Una reunión convocada [en Siria] en julio pasado en tal dirección hubo de desconvocarse por motivos de coyuntura internacional.

P: ¿La resistencia incluye facciones de Al Qaeda?, ¿consideran ustedes a Al Qaeda en Iraq como una organización resistente?

R: No, en  absoluto. Al Qaeda está totalmente separada del partido Baaz y del conjunto de la resistencia patriótica iraquí en sus diferentes formaciones. Al Qaeda no existía en Iraq antes de la ocupación, es decir, la ocupación es la responsable de la aparición de la organización Al Qaeda en Iraq. De hecho, podemos decir que Al Qaeda es una creación estadounidense.

La resistencia iraquí no tiene ninguna relación con Al Qaeda, que tiene una visión, estrategia, propósitos y medios propios. Ha perpetrado atentados internacionales -la sociedad española también fue duramente golpeada por las operaciones terroristas perpetradas por Al Qaeda o por sus aliados y partidarios [en Madrid el 11-M de 2004]. Una parte de los asesinatos que tienen lugar ahora en Iraq los comete Al Qaeda y otra parte las milicias y los escuadrones de la muerte vinculados a los partidos políticos [implicados en el proceso político impuesto por EEUU], que están relacionados con la ocupación pero cuentan asimismo con el apoyo de Irán a través de su intervención en Iraq.

Por lo tanto, hay una diferencia entre las operaciones de Al Qaeda y las de la resistencia nacional iraquí, cuyo principal objetivo es proteger y defender a los iraquíes, devolverles su dignidad e independencia, recuperar la soberanía de su país. El objetivo de la resistencia es lograr una liberación total. La liberación que defiende el PBAS y todas las fuerzas patrióticas de la resistencia del yugo de la ocupación implica la liberación de todo Iraq y de todas las secuelas de la ocupación. Nosotros no luchamos contra los estadounidenses por el hecho de ser estadounidenses, como hace Al Qaeda, sino porque rechazamos su presencia en nuestro país. Cuando los ocupantes salgan de Iraq vamos a establecer un sistema nacional democrático, multipartidista, basado en elecciones libres, un régimen en el que participen todos los iraquíes que crean en los derechos colectivos. Y tendremos relaciones normales y positivas con todos los países del mundo, incluyendo EEUU.

P: Según algunos medios de comunicación y los propios mandos militares de EEUU en Iraq, dirigentes tribales están luchando contra Al Qaeda en colaboración con los estadounidenses. En este punto, ¿está usted de acuerdo con este proceder?

R: En primer lugar, cuando las tribus luchan contra esta organización terrorista no lo hacen por amor a los estadounidenses ni para defenderlos a ellos, sino porque los iraquíes rechazan el extremismo [religioso y social] y el terrorismo [6]. Estas tribus luchan contra Al Qaeda porque creen en el pensamiento patriótico, humanista y nacionalista, y en la tolerancia [civil].

En nuestra opinión Al Qaeda es uno de los resultados de la ocupación, ajena a la naturaleza de la sociedad iraquí, tolerante e integradora. Si EEUU y sus aliados salen de Iraq, Al Qaeda desaparecerá de Iraq. La ocupación es responsable de la aparición de Al Qaeda en nuestro país. La ocupación estadounidense, para justificar su presencia en Iraq a largo plazo, intenta influir en algunas personas y decirles que la raíz del problema es Al Qaeda. En realidad, el origen del problema no es Al Qaeda (y no la estoy defendiendo, porque estamos en contra de esta organización terrorista) sino la propia ocupación: si sale la ocupación desaparecerán las operaciones terroristas de Al Qaeda, y si éstas siguiesen, las fuerzas nacionalistas expulsarán a Al Qaeda del país.

P. ¿Consideran ustedes a la corriente de Moqtda as-Sáder y su Ejército del Mahdi una fuerza resistente?

R. Al igual que a Al Qaeda, categóricamente no. Pese a posiciones iniciales de colaboración con la resistencia (incluida la participación de brigadas de la resistencia en los combates de Nayaf [contra los estadounidenses en 2005]), la corriente de Moqtada as-Sáder se ha involucrado interesadamente en el proceso político auspiciado por los ocupantes, y milicias del Ejército del Mahdi están implicadas en los escuadrones de la muerte y en la escalada [de violencia] sectaria  (ellas son responsables, por ejemplo, de la muerte de 5.000 baazistas en el sur de Iraq, entre otros crímenes).

As-Sáder es un joven religioso que ha heredado el prestigio nacional de su padre, pero que no tiene coherencia política alguna. Es una baza más de Irán en Iraq.


En octubre de 2007 las organizaciones armadas nacionalistas y las islamistas 
establecieron sendos frentes militares, en un claro movimiento hacia
 la convergencia sobre el terreno de la resistencia armada

El papel de Irán

P: ¿Existe una guerra civil entre sunníes y shiíes?

R: Iraq no vive una situación de guerra civil en el ámbito social, sino de confrontación política a varios niveles y entre determinados actores en su intento de dominación de nuestro país [7]. Esta pugna se expresa como lucha sectaria entre Al Qaeda y las milicias [confesionales shiíes], pero igualmente hay enfrentamientos entre grupos shiíes [por el control del sur del país] o entre grupos sunníes que participan o se oponen al proceso político.

P: ¿Qué papel desempeña Irán en este panorama?

R: El papel iraní en Iraq es negativo. Irán se ha aprovechado de las circunstancias que vive nuestro país y del hecho de que los iraquíes estaban implicados en su lucha contra la ocupación para intentar, a través de sus partidos [iraquíes] allegados (algunos con dirigentes iraníes), intervenir en los asuntos de Iraq.

[Desde el inicio de la invasión] Irán ha intervenido de forma abusiva en Iraq a través de sus tramas de seguridad e inteligencia, proveyendo de armas [a las milicias confesionales shiíes], por medio asimismo de escuadrones de la muerte [directamente] iraníes o vinculados a las milicias de los partidos shiíes, como el Partido ad-Dawa [del primer ministro al-Maliki], la Brigadas de Badr [del Consejo Supremo Islámico en Iraq, CSII] o el Ejército del Mahdi [de Moqtada as-Sáder], entre otros. Irán ha logrado crear un área de influencia [en el centro y sur del país [8]] porque uno de sus objetivos es tener una zona bajo su poder en Iraq y en el conjunto de la región árabe, principalmente en los países del Golfo.

Por otra parte, Irán ha aprovechado la presencia estadounidense para ejercer presión sobre Washington a fin de obtener réditos políticos en su programa nuclear y militar [9]. Pero este segundo objetivo no es más importante que el primero mencionado de crear una zona de influencia en Iraq: ambos convergen.

P: ¿Cómo se beneficia Irán de la crisis sectaria en Iraq?

R: Irán se beneficiaría enormemente del cisma sectario [en Iraq entre shiíes y sunníes]. Por eso ha alentado a los partidos shiíes confesionales, militar y económicamente, a crear y desarrollar milicias y escuadrones de la muerte. Les ha entregado millones de dólares y armas con tal fin. Estos partidos y milicias pasaron a matar iraquíes de la otra confesión: si tu identidad indica que eres de otra rama del Islam serás asesinado; por el mero hecho de ser de otra confesión encarcelan a muchas personas y después de dos o tres días los matan brutalmente, arrojando su cadáver en la calle.

Por otra parte, [tramas de los servicios de información de] Irán apoya al sector de Al Qaeda en Iraq que perpetra atentados indiscriminados en calles, mercados, escuelas…, asesinando igualmente a miles de iraquíes inocentes [shiíes y de otras confesiones], para atizar el enfrentamiento sectario y así decir que los sunníes matan a los shiíes y viceversa.

El objetivo estratégico prioritario de Irán -que es político, ni popular ni social- es crear un abismo entre los sunníes y shiíes para dividir Iraq. Irán busca controlar la región que se extiende del centro al sur de Iraq, introducirse y manipular el país gracias a sus colaboradores. Y ello concuerda con la reciente propuesta del Congreso estadounidense de dividir nuestro país.

La propuesta de la resistencia

P: ¿Cuáles son las demandas de la resistencia? ¿Están ustedes dispuestos a negociar con EEUU?

R: Hemos reiterado que si EEUU quiere negociar con la resistencia debe primero reconocer los derechos de Iraq. Estos derechos no son los derechos del partido Baaz ni de determinadas personas: son los derechos de Iraq y de sus futuras generaciones. EEUU debe reconocer que la resistencia nacional iraquí, con todas sus formaciones, tanto armadas como políticas, es el representante único y legítimo del pueblo iraquí. Teniendo en cuenta que en Iraq hay en la actualidad un proceso político [establecido por los ocupantes], diré que quiénes están implicados en el actual régimen de ocupación de nuestro país tienen aún la oportunidad [de abandonarlo] y deben incorporarse a las fuerzas políticas que rechazan la ocupación, deben dejar el proceso político y formar parte de esta resistencia para ser también representantes legítimos del pueblo iraquí. El hecho de que la resistencia es el representante legítimo de Iraq y no los partidos iraquíes asociados a los ocupantes lo confirma, por ejemplo, la última encuesta de opinión elaborada en el conjunto de Iraq por la [cadena de televisión estadounidense] CNN y la revista USA Today. La encuesta muestra que ocho de cada diez iraquíes apoyan la resistencia, es decir, que el 80% de iraquíes apoya la lucha [armada] contra la ocupación [10]. Es una prueba de que la resistencia es el representante legítimo y único de Iraq.

La segunda de las condiciones [para abrir una negociación con EEUU] es su retirada completa y sin condiciones de Iraq, tal y como estipula la legislación internacional: el invasor debe retirarse de la zona que ocupa. La tercera, la anulación de todas las leyes promulgadas en el marco de la ocupación, como la ley de desbaazificación, de disolución del Ejército iraquí y de las anteriores fuerzas de seguridad, o la ley de petróleo y gas [11], así como las leyes que tienen que ver con la situación económica del país bajo el dominio estadounidense, etc. En suma, todo el proceso político establecido en el marco de la ocupación debe ser anulado porque es ilícito, así como las disposiciones internacionales con el que se procurado legitimarlo.

Nuestra cuarta condición tiene que ver con las indemnizaciones por los iraquíes que murieron a causa de las guerras, de la invasión y del embargo [impuesto a Iraq entre 1991 y 2003], debido a acusaciones falsas y a mentiras que los mismos estadounidenses han reconocido. Los estadounidenses deben pagar indemnizaciones por el millón y medio de iraquíes que murieron como consecuencia del embargo y por el millón de iraquíes que han podido morir desde el inicio de la ocupación [12]. Hablamos de alrededor de 2.500.000 iraquíes muertos, sin contar el número de heridos y minusválidos y la destrucción material causada.

Finalmente, EEUU debe liberar a los prisioneros [13] y poner fin a los asaltos, detenciones y persecuciones de iraquíes inocentes, y a la violación de las mujeres y niños.

Si los estadounidenses aceptan estos derechos, entonces estaremos dispuestos a mantener un diálogo con ellos, no para discutirlos sino para aplicarlos, sin hacer concesiones. Si los estadounidenses no reconocen estos derechos, reitero ante la comunidad internacional en general y ante la sociedad estadounidense en particular que la resistencia iraquí seguirá luchando, generación tras generación, sean cuales sean los sacrificios, hasta liberar a Iraq totalmente de la ocupación y de sus secuelas, de los colaboradores, del sectarismo y del terrorismo.

P: Recientemente usted desmentía al ex primer ministro Iyad Alawi, quien afirmó que había contactos entre EEUU y la resistencia que usted representa.

R: Efectivamente, es falso. Nos constan los intentos de los estadounidenses de abrir canales de comunicación con la resistencia, pero no ha habido diálogo alguno. No lo habrá, como ya he dicho, hasta que EEUU no reconozca los derechos legítimos de Iraq que acabo de enumerar.

Basora como ejemplo

P: ¿Basora puede ser un ejemplo de Iraq? Después de la retirada parcial de las tropas británicas las milicias iraníes y las fuerzas de seguridad del gobierno actual pelean por el control de la ciudad

R: En principio no creemos en la solución parcial ni en la retirada parcial [de las tropas de ocupación de Iraq]: no aceptamos en absoluto una solución parcial ni una presencia de bases militares en Iraq [14]. Queremos que los invasores, los estadounidenses, los británicos y sus aliados, así como todos los elementos vinculados a ellos, anuncien su retirada completa e incondicional de Iraq.

Pero en una primera etapa, si los estadounidenses o los británicos piensan retirarse de las ciudades [a sus acuartelamientos en bases] para evitar a la población operaciones de castigo, matanzas y tensión diaria, y para no obstaculizar su vida normal, ello puede ser positivo. Sin embargo, tras esta medida de confianza, deben retirarse de todo Iraq sin condiciones, y en el más breve tiempo posible. Esto es posible si los estadounidenses reconocen los derechos de los iraquíes que acabo de mencionar y se sientan en la mesa de negociaciones con la resistencia a fin de elaborar una agenda aceptada por todos para retirarse del país.

Aparte de ello, las maniobras y el hecho de retirar fuerzas de aquí para desplegarlas allá son tácticas dilatorias que rechazamos y que no van a frenar las operaciones crecientes de la resistencia.

Ocupantes y mercenarios

P: ¿Cuál es el papel de los mercenarios en Iraq?

R: Cuando mandos del ejército estadounidense afirman que el número de sus fuerzas [en Iraq] es de 160.000 soldados le están diciendo al mundo y a las sociedades estadounidense y europeas una de sus grandes mentiras

El número de mercenarios que trabajan en el marco de las empresas de seguridad y que luchan junto con las fuerzas estadounidenses  y matan a los iraquíes sin posibilidad de enjuiciarlos y con una cobertura legal, se estima en más de 180.000 efectivos, de los cuales hasta 60.000 podrían ser extranjeros y el resto iraquíes contratados [por empresas privadas de seguridad] [15]. Según se ha informado, [los mercenarios extranjeros] trabajan a cambio de mucho dinero, a veces su salario supera los 30.000 dólares al mes, un salario que supera al del Secretario de Defensa estadounidense. Los mercenarios han cometido crímenes contra el pueblo, han matado a iraquíes inocentes, sólo porque sospechan que hay combatientes escondidos en alguna zona. Recurren para ello a aeronaves, vehículos blindados y armamento pesado. Prueba de ello lo que pasó en la plaza de Nusur en Bagdad [en el barrio de al-Mansur, el pasado septiembre], donde murieron 24 iraquíes sólo por el hecho estar en la calle cuando pasaba un convoy de mercenarios [de la empresa Blackwater]. Según diversas fuentes, mercenarios de todas partes del mundo combaten con el Ejército estadounidense y con los marines. Buena parte de los participantes en la segunda batalla de Faluya [de noviembre de 2005] eran mercenarios.

P: ¿Cuántas operaciones lleva a cabo la resistencia diariamente?

R: La resistencia lleva a cabo en torno a 177 operaciones diarias, según reconocieron los propios mandos estadounidenses hace dos semanas, pero la cifra es mucho mayor: el conjunto de formaciones de la resistencia realiza alrededor de 300 operaciones militares diarias contra las fuerzas estadounidenses y sus aliados internacionales e internos. Los ataques que tienen como objetivo a civiles son perpetrados por las tropas de ocupación, por los mercenarios, por Al Qaeda y por las milicias y los escuadrones de la muerte apoyados por EEUU e Irán.

P: ¿Ayuda la resistencia a los soldados estadounidenses que quieren abandonar sus puestos?

R: Los soldados estadounidenses destinados en Iraq sufren una grave decepción, estamos convencidos de ello. El presidente Bush ha humillado a EEUU en Iraq, ha humillado al pueblo y al ejército estadounidenses. Bush ha dañado la imagen del pueblo estadounidense en el mundo, en la región árabe y en Iraq. Ciertamente, muchos soldados estadounidenses intentan huir del país, y es cierto que los miembros de la resistencia iraquí facilitan su huida [16].

Pedimos a todos los soldados estadounidenses que huyan de Iraq antes de que sea tarde, que salven sus vidas, porque la resistencia iraquí no va a detenerse hasta expulsar al último de ellos del territorio iraquí.

P: ¿A dónde van estos soldados?

R: Habitualmente huyen por el norte [de Iraq] a través de Turquía hacia Europa. Y otros muchos de los soldados de permiso en EEUU intentan no volver a Iraq pese a los incentivos, las amenazas y la presión ejercida sobre ellos. Por eso, el presidente Bush y el anterior y actual Secretario de Defensa decidieron que las unidades militares estadounidenses que terminan sus misiones en Iraq permanecieran en el país por temor a que sus integrantes no vuelvan.

El peligro de guerra civil

P: ¿En caso de que las tropas estadounidenses se retiren de Iraq, no habría una guerra civil en el país?

R: ¿Puede haber un empeoramiento aún mayor de la situación en Iraq respecto a lo que ocurre ahora en el país con la presencia de los estadounidenses? Como ya he dicho, hay 160.000 soldados estadounidenses y al menos 180.000 mercenarios; en total, 340.000 efectivos. El número de integrantes del llamado Ejército iraquí y de la policía que, según los ocupantes, alcanza medio millón, eleva esa cifra a 840.000 soldados. Hay que añadir a ello las fuerzas aliadas, incluidas las británicas. Hay así en Iraq más de un millón de hombres armados, pero la situación de seguridad va empeorando.

La matanza sigue y la violencia aumenta. La razón de ello es la presencia de los estadounidenses, de los mercenarios, de las milicias y de policías que formaron bandas [mafiosas] y escuadrones de la muerte que asesinan a los iraquíes en las cárceles de forma despiadada, mediante decapitaciones, por ejemplo, entre otros métodos. Esto no ha ocurrido en los tiempos más oscuros de Iraq. La ocupación de Iraq es lo que ha provocado este caos, el enfrentamiento sectario y el terrorismo…,  y, pese a ello, [los estadounidenses] siguen afirmando que han venido aquí para traer seguridad. Los estadounidenses son los responsables del empeoramiento de la seguridad al haber establecido fuerzas [de seguridad] ilegítimas y según criterios sectarios. Estamos seguros que tras la salida de los estadounidenses de Iraq muchas de las estructuras que ha establecido serán derrotadas y destruidas, si no se colapsan antes.

La resistencia nacional iraquí, con todas sus facciones y sus miembros, que van aumentando, tiene la posibilidad y los medios para controlar Iraq y la situación de seguridad en un breve tiempo tras la ocupación.

P: ¿Por qué ha elegido usted el Estado español como su primer destino en Europa y fuera de Oriente Medio?

R: He visitado Madrid invitado por los hermanos y hermanas de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq, que con anterioridad a la ocupación mantuvo actividades de solidaridad con Iraq durante el periodo de las sanciones [impuestas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas] en el marco de la campaña internacional de denuncia del embargo. Tras ello, esta campaña sigue luchando contra la ocupación y apoyando al pueblo iraquí. Por ello, he venido aquí para encontrarme con militantes y amigos españoles y de otros países a fin de aclarar nuestra visión sobre cómo liberarse de la ocupación y sobre cómo ayudar al pueblo iraquí desde una perspectiva política y humana.

Por lo demás, esta invitación no es ajena a la posición mayoritaria de la sociedad española y su humana postura en contra de la guerra y de la ocupación. Mi visita a España es de reconocimiento por la decisión tomada [en 2004] de retirar sus fuerzas de Iraq, una valerosa decisión tomada por el gobierno y avalada por el Parlamento y la sociedad. Ello es motivo de valoración por parte del pueblo iraquí, por cuanto esta medida indica que este país en su conjunto, su sociedad y sus instituciones, concluyeron que la ocupación era un crimen y un error, y que la guerra lanzada contra Iraq no tenía fundamento y era ilegítima, una invasión cuyo único objetivo era destruir este importante país tanto a nivel regional como internacional.

Esperamos que España juegue un papel renovado en apoyar al pueblo iraquí para liberarse de la ocupación y evitar su destrucción.

 


Notas de IraqSolidaridad:

1. “Con el Congreso estadounidense empeñado en dividir Iraq, no hay ningún otro tema que discutir o debatir hoy; el momento decisivo ha llegado y cada uno debe escoger su trinchera. […] La insistencia de EEUU e Irán en impulsar y apoyar el podrido sentimiento sectario (fitna) en Iraq y la sistemática destrucción de cada una de las vidas humanas en nuestra patria han sido pasos relacionados entre sí diseñados para trazar el camino que cree el escenario adecuado para dividir Iraq. […] Por lo tanto, compañeros, el tiempo de discutir se ha terminado. Hacemos un llamamiento a todas las facciones de la resistencia iraquí y a todas las fuerzas patrióticas iraquíes a:
1. La inmediata unidad de todas las facciones de la Resistencia. La falta de unidad entre todos los grupos de la resistencia y basarse en la interpretación ideológica, es una laguna peligrosa que podría dividir la resistencia en lugar de unificarla. […] EEUU ha explotado esta ruptura en [la provincia de] al-Anbar para golpear a todas las facciones de la resistencia con el pretexto de combatir a Al Qaeda. En el pasado cada uno —incluidos aquellos que difunden la fe islámica—, solía enfrentarse con los no musulmanes para acelerar la victoria. En la época actual la gente no se desembaraza del colonialismo a menos que sea mediante una alianza global lo que incluye a todas las fuerzas anticolonialistas, ya sean laicos o ateos, como ocurrió en Vietnam. Por tanto ¿comprenderán quienes solían utilizar el criterio de la fe para dividir la Resistencia y el movimiento patriótico iraquí que esto es exactamente de lo que se sirve la ocupación para quedarse en lugar de obligarles a una retirada? Nuestro partido, sin embargo, hace un llamamiento sincero a todas las organizaciones combatientes para dejar de lado sus diferencias y conseguir una verdadera unidad entre todos los combatientes y transformar los grupos anteriormente creados en una única unidad de combate que incluya a todas las facciones sin excepción. Este es el requisito más importante para logra la victoria, frustrar y debilitar la ocupación estadounidense y las tácticas de Irán para dividir la resistencia.
2. Dejar de lado cualquier diferencia ideológica entre las facciones de la resistencia de ahora en adelante porque en este momento cualquier desavenencia se convierte en sectarismo (fitna). Este es el motivo por el cual todos debemos evitar la desconfianza y la crítica entre nosotros. Las fuerzas patrióticas iraquíes que sustentan la resistencia deben unirse en un Frente único que incluya a todas y cada una de ellas de verdad. Retrasarlo es un signo de inconsciencia sobre lo que está ocurriendo en Iraq y de no saber cómo enfrentarse a los peligros. […]” (Traducción del inglés de Paloma Valverde, texto original en inglés en: www.uruknet.info?p=36819 .).
2. Véase en raqSolidaridad: Programa Político del Partido Baaz: El Programa de la Resistencia y la Independencia. El Baaz reafirma su compromiso con un Iraq democrático e integrador a través de la resistencia  y Rabia El Hashim: Los baazistas recuperan sus fuerzas y ofrecen un programa común nacional a la Resistencia .
3. Véase en IraqSolidaridad: Creado el Frente Patriótico Nacionalista e Islámico de Iraq: La resistencia armada se coordina bajo la dirección del Consejo Militar Supremo de los 'Muyahidines' .
4. Véase en Rebelión: Comunicado del Frente de Liberación Nacional de Iraq: 22 grupos de la resistencia iraquí se reunen en Bagdad .
5. Seis grupos armados confesionales islamistas, igualmente opuestos a Al Qaeda, anunciaron el 11 de octubre de 2007 la formación de su propio frente militar, que incluye al Ejército Islámico en Iraq, al Ejército de los Muyahidines, a Ansa al-Sunna, al Ejército de al-Fatihín, al Frente Islámico para la Resistencia Iraquí (Jami) y a Hamás Iraquí. Las Brigadas de la Revolución de 1920 han quedado fuera, tras varias escisiones internas provocadas por la participación de algunas de sus unidades en operativos contra Al Qaeda en coordinación con tropas de EEUU, por ejemplo en Diyala. En su comunicado de 14 puntos la nueva alinaza islamista se compromete a continuar la lucha armada contra los ocupantes. Su decisión fue anticipada por un llamamiento de la Asociación de Ulemas Musulmanes -la máxima institución religiosa sunní- a la unificación de los grupos armados dejando al margen sus discrepancias sobre el sistema político (el carácter islámico o no del Estado) del futuro Iraq.
6. Véase en IraqSolidaridad: Alí al-Fadhily: El Pentágono fracasa en su intento de aprovechar a su favor la creciente oposición popular a la actuación de Al-Qaeda. Se disuelve el Consejo de Salvación de al-Anbar, auspiciado por EEUU .
7. “[...] ¿Por qué se perpetran tantas matanzas de forma organizada en Bagdad? La respuesta es que las milicias confesionales del Badr [del Consejo Supremo Islámico de Iraq, dirigido por al-Hakim], el Ejército del Mahdi [de Moqtda as-Sáder] y el partido ad-Dawa, formaciones apoyadas todas ellas por Irán (en algunas zonas dirigidas directamente por iraníes) quieren controlar Bagdad porque saben que los estadounidenses están perdiendo la batalla ante la resistencia y que, por lo tanto, si controlan Bagdad pueden controlar todo el país. Las milicias sectarias creen que los crímenes podrían llevar a los patriotas iraquíes a abandonar la ciudad. Aunque es la propia ocupación la responsable de lo ocurre en Iraq, Irán también proporciona un enorme apoyo a estas milicias. Afortunadamente, la resistencia ha podido desbaratar su proyecto gracias a la ayuda popular de la que goza. Por ello, os aseguro que la guerra civil y sectaria, tal como la planifican EEUU e Irán para camuflar su impotencia en Iraq, no tendrá lugar gracias a la cohesión social y nacional de nuestro pueblo” (entrevista en al-Wahda, 11-12-2006, reproducida en Hicham Awda: Entrevista a Abú Mohamed, portavoz del Partido Baaz. Los baazistas confirman el cierre de los contactos con EEUU y su compromiso con un Iraq democrático .)
8. Véase en IraqSolidaridad:  Ghaith Abdul-Ahad: Las tropas británicas se inhiben ante el dominio de la ciudad por las milicias confesionales shiíes. “Bienvenidos a Teherán”: Irán asume el control de Basora .
9. Véase en IraqSolidaridad:  EEUU e Irán han establecido un comité bilateral sobre la seguridad en Iraq.  Carlos Varea: La Administración Bush asume que su permanencia en Iraq depende de la actitud de Teherán. EEUU e Irán inician en Bagdad negociaciones sobre Iraq  .
10. Véase en IraqSolidaridad:  Global Policy Forum (X): La sociedad iraquí cree que EEUU está provocando deliberadamente una guerra civil para permanecer en el país La opinión pública iraquí y el coste económico de la ocupación .
11. Véase en IraqSolidaridad: James Cogan: Al-Maliki, sometido a fuertes presiones de EEUU y con una grave crisis interna. El gobierno iraquí aprueba un nuevo borrador de la ley de petróleo .
12. Cifra establecida a partir de la estimación media de 650.000 iraquíes muertos hasta 2006 aportada por la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (Maryland, EEUU) y la Facultad de Medicina de la Universidad al-Mustansiriya de Bagdad, véase en IraqSolidaridad:   Nota Informativa de la CEOSI: 650.000 iraquíes muertos a consecuencia de la ocupación, el 2,5% de la población. Nuevo informe de las universidades Johns Hopkins de EEUU y al-Mustansiriya de Bagdad .
13. Más de 40.000, según la última cifra oficial reconocida por los ocupantes y del gobierno iraquí. Véase en IraqSolidaridad:  Informe de ‘Global Policy Forum’ (III): Los ocupantes han mantenido a miles de detenidos iraquíes en cárceles clandestinas. Detenciones y cárceles: absoluta indefensión de los presos .
14. Véase en IraqSolidaridad:   Informe de ‘Global Policy Forum’ (I): Al inicio de 2007 había en el país 55 grandes instalaciones estadounidenses. Las bases de EEUU en Iraq y la nueva embajada en Bagdad .
15. Integradas estas fuerzas en el llamado Servicio de Protección de Instalaciones o Fuerzas de Provisión de Seguridad, autorizadas en su día por Paul Bremer, véase en IraqSolidaridad:   http://www.nodo50.org/iraq/2006/docs/represion_16-05-06_2.html y Dahr Jamail y Ali al-Fadily: El Servicio de Protección de Instalaciones acoge a los 'escuadrones de la muerte'. El 70% de las fuerzas de la policía iraquí está infiltrado por milicias sectarias y mafias .
16. Véase en IraqSolidaridad:  Tim McGirk: Matanza en Hadiza. El pasado 19 de noviembre los 'marines' asesinaron a 15 civiles en Hadiza y Noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq .

 

Entrevista con Abu Mohamad en La Vanguardia de 15 de octubre de 2007: y

Entrevista con Diagonal: y

Entrevista en la Cadena SER


Programa Político del Partido Baaz: El Programa de la Resistencia y la Independencia. El Baaz reafirma su compromiso con un Iraq democrático e integrador a través de la resistencia 

Rabia El Hashim: Los baazistas recuperan sus fuerzas y ofrecen un programa común nacional a la Resistencia

Creado el Frente Patriótico Nacionalista e Islámico de Iraq: La resistencia armada se coordina bajo la dirección del Consejo Militar Supremo de los 'Muyahidines' .

Alí al-Fadhily: El Pentágono fracasa en su intento de aprovechar a su favor la creciente oposición popular a la actuación de Al-Qaeda. Se disuelve el Consejo de Salvación de al-Anbar, auspiciado por EEUU

Hicham Awda: Entrevista a Abú Mohamed, portavoz del Partido Baaz. Los baazistas confirman el cierre de los contactos con EEUU y su compromiso con un Iraq democrático

Ghaith Abdul-Ahad: Las tropas británicas se inhiben ante el dominio de la ciudad por las milicias confesionales shiíes. “Bienvenidos a Teherán”: Irán asume el control de Basora

Carlos Varea: La Administración Bush asume que su permanencia en Iraq depende de la actitud de Teherán. EEUU e Irán inician en Bagdad negociaciones sobre Iraq

Global Policy Forum (X): La sociedad iraquí cree que EEUU está provocando deliberadamente una guerra civil para permanecer en el país La opinión pública iraquí y el coste económico de la ocupación

James Cogan: Al-Maliki, sometido a fuertes presiones de EEUU y con una grave crisis interna. El gobierno iraquí aprueba un nuevo borrador de la ley de petróleo

Nota Informativa de la CEOSI: 650.000 iraquíes muertos a consecuencia de la ocupación, el 2,5% de la población. Nuevo informe de las universidades Johns Hopkins de EEUU y al-Mustansiriya de Bagdad

Informe de ‘Global Policy Forum’ (III): Los ocupantes han mantenido a miles de detenidos iraquíes en cárceles clandestinas. Detenciones y cárceles: absoluta indefensión de los presos

Informe de ‘Global Policy Forum’ (I): Al inicio de 2007 había en el país 55 grandes instalaciones estadounidenses. Las bases de EEUU en Iraq y la nueva embajada en Bagdad

Dahr Jamail y Ali al-Fadily: El Servicio de Protección de Instalaciones acoge a los 'escuadrones de la muerte'. El 70% de las fuerzas de la policía iraquí está infiltrado por milicias sectarias y mafias

Tim McGirk: Matanza en Hadiza. El pasado 19 de noviembre los 'marines' asesinaron a 15 civiles en Hadiza

Noticias relacionadas con las tropas de ocupación en Iraq

*Entrevista realizada por la CEOSI a Abu Mohamad durante su estancia en Madrid. Abu Mohamad, de 53 años, es médico y anteriormente impartía clases en la Universidad de Bagdad. IraqSolidaridad ha publicado una entrevista con Abu Mohamad del periódico jordano ‘al-Wahda’ de 11 de diciembre de 2006:  Hicham Awda: Entrevista a Abú Mohamed, portavoz del Partido Baaz. Los baazistas confirman el cierre de los contactos con EEUU y su compromiso con un Iraq democrático

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2007