Index | Documentos 2008

Enlaces relacionados

 

La ocupación es responsable del deterioro de los derechos y de las condiciones de vida de las mujeres

Mujer iraquí y ocupación

* Souad N. al-Azzawi

BRussels Tribunal (www.brusselstribunal.org), 19 de diciembre de 2007
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 14 de enero de 2008
Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Consuelo Delgado
 

“La nueva Constitución iraquí redactada por EEUU incluye leyes y normas que dejan mucho margen a la conjetura y a la interpretación de los clérigos y de las figuras religiosas. Esto ha supuesto, y continuará suponiendo, un deterioro seguro y rápido de los derechos de las mujeres, ya que la mayoría de las antiguas leyes que protegían a las mujeres ahora son discutibles con esta Constitución más ‘flexible’.”


 

Las mujeres iraquíes han luchado por sus derechos durante siglos, pero no fue hasta la década de 1960 cuando se llevaron a  la práctica algunas mejoras en los derechos constitucionales de las mujeres. Durante los años setenta y ochenta, los derechos de las mujeres mejoraron de forma significativa al proporcionarles mejores oportunidades respecto a: la educación, la participación política, la igualdad de oportunidades en el trabajo, la asistencia sanitaria y el desarrollo de leyes y normas para asegurar una vida mejor a las mujeres y a las niñas iraquíes.

El deterioro de los derechos de las mujeres en Iraq comenzó durante las sanciones económicas integrales impuestas por EEUU y Naciones Unidas (NNUU) a los iraquíes durante los noventa. En 2003, la invasión de Iraq llevada a cabo por EEUU y sus aliados trajo como consecuencia la reducción de los derechos de las mujeres al igual que [el deterioro de] otros sectores de la sociedad iraquí, las infraestructuras y la calidad de vida en general.

Para determinar el alcance del impacto de la ocupación estadounidense en los derechos y en las condiciones de vida de las mujeres se distribuyó una encuesta —que constaba de 21 preguntas (ver Anexo)— en dos grandes ciudades: en el distrito bagdadí de Karrada, y en el área de Kudsiya en Damasco (Siria), donde viven más de 200.000 refugiados iraquíes. Las 150 mujeres que respondieron a la encuesta pertenecían a otras tantas familias u hogares compuestos por un total de 502 iraquíes.

El análisis estadístico de las preguntas de la encuesta detectó un empeoramiento peligroso de la seguridad que ha provocado que las mujeres iraquíes abandonen sus trabajos de tal forma que el 85% de las mujeres con estudios está sin empleo (hay que tener en cuenta que la mayor parte de este porcentaje posee una educación reglada). El estudio también indica que el 36% de las familias analizadas viven sin ningún ingreso o con unos ingresos muy bajos de alrededor de 100 dólares al mes o menos, lo que ha llevado a las mujeres y a los niños a realizar trabajos sin cualificación o a mendigar. Asimismo se ha hallado que 87 familias [del total de las encuestadas] cuentan con alguna víctima en la familia debidas bien a las fuerzas de ocupación o bien a la violencia sectaria. La tasa de mortalidad en esta población desplazada objeto de análisis es del 193 por mil. Este alto índice de mortalidad es un indicador del genocidio perpetrado entre la población que ha emigrado o está desplazada. El número de desaparecidos entre los miembros de las familias representa el 12,7% y además se calcula que el 20% de los estudiantes de las familias de las mujeres encuestadas están teniendo problemas y van mal en la escuela. De ellos, un porcentaje abandona el colegio definitivamente.

La ocupación es totalmente responsable del deterioro y la destrucción de las vidas de las mujeres y de los derechos en Iraq. Las mujeres iraquíes bajo la ocupación necesitan el auxilio de sus hermanas de las organizaciones internacionales de mujeres en el extranjero para protegerlas y proteger sus derechos. Ellas también ellas tienen derecho a resistir al ocupante por cualquier medio disponible para recuperar sus vidas perdidas y asegurar una vida mejor para ellas mismas y sus familias.

Una historia de emancipación

Con anterioridad a 1920, los derechos de las mujeres iraquíes no estaban verdaderamente reconocidos en el Imperio Otomano. Iraq estuvo ocupado durante cuatro siglos bajo este imperio, que no supuso prácticamente ningún avance en los derechos de las mujeres. Esta situación no mejoró mucho bajo los gobiernos tribales y religiosos durante la ocupación británica y el periodo colonial de 1920 a 1958.

En 1958, Iraq se convirtió en una república y, por primera vez en su historia, los derechos de las mujeres comenzaron a mejorar cuando el gobierno del general Abdul-Karim Kasim, apoyado por el Partido Comunista Iraquí, hizo una enmienda a la ley de estatus personal para garantizar la igualdad de los derechos de herencia y de divorcio. Esta ley de estatus personal también transfirió de los tribunales religiosos a los civiles los asuntos de divorcio, herencia y matrimonio y proporcionó protección a la infancia.

Después de aquello, las mujeres y las niñas iraquíes comenzaron a disfrutar relativamente de más derechos que muchas de sus congéneres en Oriente Medio [1]. El apuntalamiento básico de la igualdad de las mujeres se halla incluido en la Constitución provisional iraquí, que fue redactada por el partido Baaz en 1970 [2]. El artículo 19 declara que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, con independencia del sexo, sangre, lengua, origen social o religión [3].

La entrada de mujeres y niñas de las áreas rurales en centros de alfabetización, en cumplimiento de la legislación de 1979 para erradicar el analfabetismo, hizo que las mujeres iraquíes adquirieran un nuevo nivel de educación, trabajo y empleo. Junto con otras leyes laborales, las oportunidades en el sector de la administración pública, las ayudas por maternidad y rigurosas leyes contra el acoso en el puesto de trabajo permitieron que las mujeres iraquíes se implicaran más en el desarrollo de sus carreras profesionales [4].

En 1980, las mujeres [iraquíes] consiguieron el derecho al voto y a poder presentarse a un cargo público. En 1986 Iraq fue uno de los primeros países en ratificar la Convención sobre la eliminación de toda forma de discriminación contra las mujeres.

Durante la década de 1990, las sanciones impuestas por EEUU y NNUU a Iraq tuvieron un gran impacto en las mujeres y los niños de Iraq. La quiebra económica de las familias trajo consigo un aumento del analfabetismo femenino ya que muchas familias no podían permitirse enviar a sus hijos al colegio. Si se comparan las cifras dadas por la UNESCO, hacia el año 1987 aproximadamente el 75% de las mujeres iraquíes sabían leer y escribir pero a finales de 2000 el porcentaje de estas mujeres cayó en picado hasta menos del 25% [5]. Las criminales sanciones económicas generales impuestas a Iraq no sólo prepararon la situación para que el agresor estadounidense ocupara Iraq y se hiciera con las reservas de petróleo, sino que también significaron un parón en el significativo avance de los derechos de las mujeres y de las mejores condiciones de vida que habían conseguido tras cientos de años de lucha.

Hacia finales de los años noventa, las restricciones económicas empujaron a las mujeres a abandonar sus trabajos y volver a su papel tradicional en el hogar. La tremenda presión y la carga que las mujeres iraquíes han tenido que soportar desde las sanciones ilegales es algo indescriptible, pues han visto obligadas a alimentar a sus hijos sin tener ningún alimento, a cuidar a los familiares enfermos sin disponer medicinas y a enterrar a sus seres queridos como un triste adelanto de lo que sería la invasión estadounidense de Iraq.

Las mujeres iraquíes demostraron ser unas trabajadoras incansables, responsables y entusiastas cuando se les dio la oportunidad de tener una educación adecuada y de disfrutar de sus derechos.

Hacia finales del año 2000, muchas mujeres iraquíes que trabajaban como científicas, ingenieras, médicas, artistas, poetas, periodistas y educadoras demostraron que no sólo podían ser iguales a los hombres sino más responsables ante su reto histórico como una mitad importante e imprescindible de la sociedad.

Las mujeres iraquíes bajo la ocupación

Al igual que otros sectores de la sociedad, las vidas, los derechos y el entorno vital de las mujeres iraquíes cambiaron drásticamente durante la invasión de Iraq (marzo-abril de 2003) debido a las operaciones militares [6]. Decenas de miles de hombres, mujeres y niños iraquíes fueron asesinados y heridos, y las familias quedaron destrozadas como consecuencia del uso de armas convencionales y de otro tipo de armas prohibidas internacionalmente como fósforo blanco, napalm, uranio empobrecido, bombas de racimo, agentes y gases químicos [7-10]. Se calcula que como resultado de las operaciones militares de ocupación durante el periodo de marzo de 2003 a agosto de 2004 hubo cerca de 100.000 muertos [11].

Debido a la continua presencia de las fuerzas de ocupación bajo mando estadounidense y al desmoronamiento intencionado de la seguridad, la economía y los servicios públicos, la vida de las mujeres iraquíes es ahora peor que nunca. Una de las muchas razones son las nuevas enmiendas hechas a la Constitución y a las leyes de estatus personal por el gobierno de ocupación. La mayoría de los partidos políticos designados por la ocupación están compuestos por clérigos y fundamentalistas religiosos que tienen sus propias explicaciones e interpretaciones sectarias de la sharia [ley] islámica. A menudo, estas interpretaciones entran en conflicto entre una facción y otra o son contradictorias. La nueva Constitución iraquí redactada por EEUU incluye leyes y normas que dejan mucho margen a la conjetura y a la interpretación de los clérigos y de las figuras religiosas. Esto ha supuesto, y continuará suponiendo, un deterioro seguro y rápido de los derechos de las mujeres, ya que la mayoría de las antiguas leyes que protegían a las mujeres ahora son discutibles con esta Constitución más ‘flexible’.

La ocupación es responsable del deterioro de los derechos y de las condiciones de vida de las mujeres por lo siguiente:

1.   Contrariamente a las Convenciones de Ginebra, se arresta, detiene y maltrata a las mujeres iraquíes y se las obliga a colaborar con las fuerzas de ocupación y a informar contra la resistencia [12].

2.   Se ha producido un aumento de las agresiones sexuales, torturas y violaciones de los derechos de las mujeres por parte de las fuerzas de EEUU en Iraq [13].

3.   La mayoría de las mujeres ha perdido sus empleos. El 70% de las mujeres iraquíes que antes trabajaban ahora están desempleadas por diferentes razones. Antes de la invasión, las mujeres constituían más del 40% del total de los trabajadores del sector público [14].

4.   El desmantelamiento de las fuerzas de seguridad y policía iraquíes ha provocado un incremento de la violencia y de los delitos contra las mujeres. Las mujeres ya no salen de casa si no van acompañadas por algún familiar [15].

5.   Las mujeres han sufrido la gran pérdida de sus seres queridos debido al asesinato injustificado de iraquíes a manos de los soldados estadounidenses, que se han dotado a sí mismos de inmunidad y no se les puede juzgar. Se calcula que el número total de muertos en Iraq desde el comienzo de la invasión en 2003 es de 1.127.552 [16] debido a diferentes causas. La mayoría de estas muertes se debe al uso de una fuerza y violencia excesivas por parte de las tropas de ocupación y a la creación intencionada de una guerra civil sectaria por parte del ocupante para controlar el país.

6.   Las mujeres iraquíes están perdiendo derechos básicos con la nueva constitución, pues los derechos de las mujeres sólo se llevan a la práctica si no contradicen la sharia, que es interpretada de forma diferente por cada secta [17].

Encuesta y caracterización de la muestra

Con el fin de investigar los efectos de la ocupación y sus consecuencias políticas, económicas, educativas y sociales, se realizó una encuesta mediante el cuestionario que se muestra en el Anexo 1. La población seleccionada para la encuesta se dividió en dos categorías:

a)  Mujeres iraquíes integrantes de familias de la gran zona de refugiados de Kudsiya en las afueras de Damasco (Siria). Esta población está compuesta en su mayor parte por iraquíes que fueron gravemente amenazados por diversos motivos. 

b)  Mujeres iraquíes de familias del distrito de Karrada en el lado de Rasafa de Bagdad (Iraq). Esta zona es considerada relativamente estable y segura.

La autora [del estudio] y sus ayudantes realizaron los cuestionarios y los distribuyeron aleatoriamente entre las mujeres de las familias de estas zonas; les pidieron que los rellenaran y por último los recogieron para su análisis. Debido al gran miedo de las mujeres, el equipo de estudio sólo recogió 70 cuestionarios de las mujeres de las familias de la zona de Karrada en Iraq, y 80 cuestionarios de las mujeres del área de Kudsiya en Siria. En otras palabras, la encuesta comprendió a 150 familias iraquíes. El análisis estadístico de la encuesta se dividió en las siguientes categorías:

1. Estado civil.
2. Nivel de estudios.
3. Intervalos de edad.
4. Situación laboral.
5. Razones del desempleo actual.
6. Persona que aporta los ingresos en la familia.
7. Ingresos mensuales de la familia.
8. Miembros familiares muertos durante actos violentos o conflictos.
9. Circunstancias de las muertes de los miembros de la familia.
10. Miembros desaparecidos de la familia.
11. Enfermedades crónicas existentes [entre los miembros de las familias] que requieren tratamiento.
12. Existencia de enfermedad crónica entre las mujeres.
13. Familias desplazadas y causas del desplazamiento.
14. Asistencia escolar, fracaso y abandono de los estudios

Tabla 1. Estado civil

Estado civil de las mujeres

Número

Porcentaje

Casadas

80

53%

Solteras

21

14%

Divorciadas

5

3%

Viudas

44

29%

Total

150

100%

La representación gráfica de la Tabla 1 da una idea muy clara del alto incremento del número de viudas entre las mujeres que contestaron el cuestionario. Las causas de este elevado aumento hay que buscarlas en el excesivo número de muertes producidas por las fuerzas de ocupación y por la violencia sectaria creada por la ocupación, como veremos más adelante.

 

Tabla 2. Nivel de estudios

Nivel Educativo

Número

Porcentaje

Analfabetas

2

1,333 %

Sólo leen y escriben

4

2,67 %

Estudios primarios

11

7,33 %

Estudios secundarios

27

18 %

Bachillerato

35

23,33 %

Selectividad

12

8 %

Licenciadas

48

32 %

Título de postgrado

3

2 %

Máster

2

1,33 %

Doctorado

6

4 %

Total

150

99,999 %

Como puede verse en la Tabla 2, las mujeres con estudios superiores representan el 47% de la población de estudio. Si sumamos esta cifra la de mujeres que poseen el título de bachiller, el porcentaje se eleva hasta el 70,6%, lo que demuestra el gran potencial de mujeres con estudios dentro de la población analizada, la mayoría de las cuales se vieron obligadas a abandonar el trabajo por las razones antes mencionadas.

Tabla 3. Intervalos de edad de las mujeres encuestadas

Intervalo de edad

Número

Porcentaje

Menos de 20

6

4%

20-29

20

13,33%

30-39

28

18,66%

40-49

46

30,66%

50-59

36

24%

60-69

12

8%

70 o más

2

1,33%

Total

150

99,98%

Como se puede observar, en los intervalos de edad hay un predominio de las “edades laborales”, de 30 a 60 años, que representan el 73,32% de la población de mujeres estudiadas.

Situación laboral y desempleo

Tabla 4. Situación laboral de las mujeres en la población de

Situación laboral

Número

Porcentaje

Trabajan actualmente

14

9,33%

Jubiladas

6

4%

Desempleadas

78

52%

Han dejado el trabajo

50

33,33%

Estudiantes

2

1,33%

Total

150

99,98%

Estos datos muestran que de las 106 mujeres que podrían optar a un puesto de trabajo dentro de la población de estudio, sólo 14 de ellas trabajan en la actualidad, lo que implica que menos del 15% tiene trabajo y que alrededor del 85% están desempleadas. 

Tabla 5. Principales razones del desempleo actual

Razones

Núm. muestras

Porcentaje

Falta de seguridad

29

42,60%

Desaparición puestos de trabajo sector privado

5

7,30%

Desmantelamiento puestos sector público

2

2,90%

Desbaazificación

7

10,30%

Favoritismo sectario

3

4,40%

Otras razones

11

16,20%

Amenazas de milicias

9

13,20%

Permanecen en casa para cuidar de las víctimas de la ocupación

2

2,90%

Conviene señalar que una razón principal de que las mujeres de la población de estudio abandonen el trabajo es la falta de seguridad debida la violencia sectaria, las fuerzas de ocupación y las milicias criminales.

 

Tabla 6. Proveedor de ingresos en la familia

Proveedor

Número

Porcentaje

Padre

79

52,66%

Madre

30

20%

Ambos progenitores

5

3,33%

Hijo

14

9,33%

Hija

1

0,66%

Familiares

4

2,66%

No hay proveedor

12

8%

Son autosuficientes

5

3,33%

Total

150

99,97%

Como puede observarse, hay un claro descenso de las mujeres que aportan ingresos o que ayudan a la economía familiar, aun cuando el nivel de vida de la familia corresponda al de bajos ingresos o pobreza, como veremos al analizar la siguiente categoría.

También se pudo ver a través de la encuesta que sólo el 73,3% de las personas que aportan ingresos a la familia viven con ella, mientras que el 26,7% restante no vive con la familia por razones de seguridad. Esto supone una carga extra para las mujeres a la hora de hacer frente a las necesidades de la familia por cuanto no existen servicios disponibles y lo que hay es una economía destruida y falta de seguridad para poder solucionarlo.

Tabla 7. Ingresos mensuales de las familias de la población de estudio
 

Ingresos mensuales

(en dólares)

Número de muestras estudiadas

Porcentaje

100

23

15,33%

200-300

71

47,33%

400-500

8

5,33%

600-700

11

7,33%

800-900

0

0

Más de 1.000

6

4%

Ninguno

31

20,66%

Total

150

99,98%

En la Tabla 7 se observa que 54 familias viven sin ningún ingreso o prácticamente sin ingresos con unas entradas de menos de 100 dólares [mensuales]. Ese nivel de ingresos corresponde al 36% de la población de estudio. Si se analiza la tabla con más profundidad, se verá que actualmente el 70% de la población iraquí vive por debajo del umbral de pobreza en uno de los países petroleros más ricos del mundo [18].

De nuevo vemos que las mujeres iraquíes pasan penalidades para alimentar y cuidar a los miembros de la familia bajo estas duras condiciones económicas. En tales condiciones, los niños abandonan la escuela para ayudar a la familia o las mujeres se ven obligadas a mendigar o a realizar trabajos de baja categoría o muy mal pagados. Un creciente número de mujeres iraquíes, tanto en el extranjero como dentro de Iraq, se ven forzadas a prostituirse o incluso a hacer trabajos esclavos para mantener a sus hijos o a su familia.

Violencia: familiares muertos y desaparecidos

De las 150 familias estudiadas, 87 cuentan con familiares que han sido asesinados, siendo 97 el total de personas muertas entre las 502 personas que constituyen la población de estudio (compuesta por 150 hogares). Esto representa una tasa de mortalidad del 19,3% o del 193 por mil. Este elevado índice de mortalidad es comprensible en una población de refugiados sumamente afectada que huyó al convertirse en objetivo de las fuerzas de ocupación o de las milicias sectarias. Cuando se les preguntó cuántos miembros de la familia (sólo de primer grado de parentesco) habían resultado asesinados, se obtuvieron los siguientes resultados:

Tabla 8. Miembros familiares muertos durante actos violentos o conflicto
 

Número de miembros familiares muertos

Número de familias

Porcentaje

1

74

49,33%

2

8

5,33%

3 o más

5

3,33%

Ninguno

63

42%

Total

150

99,99%

Si consideramos que la tasa de mortalidad calculada es representativa de los dos millones de iraquíes desplazados en el interior y de los dos millones y medio de refugiados en el extranjero, el número total de muertos en estas poblaciones tan afectadas por la ocupación y la violencia sectaria es de 868.500 muertos. Este número parece razonable si la cifra se compara con la calculada por la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg: una tasa de mortalidad de 654.956 hasta julio de 2006. Si consideramos que el periodo que va de julio de 2006 hasta julio de 2007 fue el más sangriento de los años de ocupación, el número total de muertos calculado en este estudio es razonable comparado con otras cifras calculadas para toda la población del país. Esta cifra se calcula en 1.127.552 [personas muertas]. Este fuerte aumento de la mortalidad se debe a la violencia, que puede considerarse la expresión del actual genocidio iraquí si las cifras se comparan simplemente con otros índices de genocidio en la historia [19].

Tabla 9. Circunstancias de las muertes de los miembros de la familia

Causa de la muerte

Número de víctimas

Porcentaje

Fuerzas de ocupación durante la tortura

16

16,5%

Fuerzas de ocupación durante disparos aleatorios

1

1,03%

Víctimas de la tortura en el Ministerio del Interior

6

6,2%

Muertes selectivas por parte de las milicias

40

41,12%

Muertes aleatorias por parte de las milicias

19

19,6%

Falta de seguridad (secuestro y asesinato)

2 (mujeres)

2,06%

Falta de seguridad

4 (hombres)

4%

Coches bomba

9

9,27%

Total

97

99,88%

 

Como puede verse, el porcentaje más elevado de muertes por asesinato es el causado por las milicias sectarias, seguido por el excesivo uso de la violencia por parte de las fuerzas de ocupación.

El número total de miembros desaparecidos en las familias de la población de estudio es de 66 víctimas. Las causas de la desaparición se muestran en la siguiente tabla:

 

Tabla 10. Miembros familiares desaparecidos
 

Circunstancias de la desaparición

Número de desaparecidos

Porcentaje

Salieron y nunca regresaron

35

53,3%

Secuestros sectarios

6

9,09%

Accidentes debidos a falta de seguridad

7

10,6%

Prisión injustificada

15

22,72%

Mujeres que se llevaron en sustitución de otros miembros familiares

3

4,54%

Total

66

99,95%

 

La Tabla 10 muestra que la mayoría de los casos de personas desaparecidas se debe a razones no definidas y se trata de hombres jóvenes que salieron de casa para ir al instituto, a la universidad, al trabajo, etc., y nunca regresaron; una forma terrible de perder a un ser querido.

Las víctimas desaparecidas representan el 13,12% de la población de estudio. Los maridos, hermanos, hermanas e hijos desaparecidos generan un verdadero trauma a las mujeres de las familias.

Deterioro de la situación cotidiana

 

Tabal 11. Enfermedades crónicas existentes que requieren un continuo tratamiento especial
 

Miembro familiar enfermo

Núm. casos

Padre

18

Madre

69

Ambos progenitores

13

Hijos

11

Las enfermedades crónicas en las familias de las mujeres constituyen una carga adicional y una fuente de constante estrés, dado el inadecuado sistema sanitario [que ahora existe] o la falta de ayudas económicas para los iraquíes dentro o fuera de Iraq.

 

Tabla 12. Existencia de enfermedad crónica entre las mujeres de la población de estudio
                    

Tipo de enfermedad

Núm. casos

Porcentaje

Psicológica

16

10,6%

Psicológica junto con otra enfermedad

28

18,6%

Tiroides

3

2%

Úlcera

1

0,66%

Hipertensión arterial

1

0,66%

Esterilidad

1

0,66%

Migrañas

1

0,66%

Parálisis

4

2,66%

Ninguna

95

63,33%

Total

150

99,83%

 

Un continuo cambio del entorno vital, la pérdida de miembros de la familia y las duras condiciones de vida, contribuyen a acentuar más la presión que sufren las mujeres en la familia. Ello ha traído consigo muchos problemas psicológicos, tales como depresión, estrés postraumático, problemas derivados de la falta de atención, etc.
 

Tabla 13. Familias desplazadas y causas del desplazamiento
 

Causas del desplazamiento

Núm. de familias

Porcentaje

Desplazamiento a la fuerza

18

12%

Falta de seguridad

40

26,66%

Amenazas personales

12

8%

Ataques de las tropas estadounidenses

4

2,66%

Asesinatos de científicos/profesores

6

4%

Desplazados internos

11

7,33%

No desplazados

59

39,33%

Total

150

99,98%

 

Las 80 familias desplazadas en la zona de Kudsiya, en Siria, son sólo unas cuantas de las miles de familias similares que se hallan actualmente en Siria, Jordania y en otros países. La mayoría de ellas viven sin medios económicos y con un sistema sanitario casi inexistente que no puede atender las enfermedades y discapacidades crónicas. Las esposas, madres, hermanas e hijas sacrifican su educación, su vida social y su carrera por la supervivencia, de sus familias. Gracias a George Bush y a la ocupación estadounidense de Iraq, las condiciones de vida de las mujeres iraquíes dentro del país y en el extranjero son ahora peores de lo que nunca lo han sido en la historia de Iraq.

Como ya hemos dicho, el número total de miembros de las familias de la población de estudio es de 502, con un reparto de 248 Hombres 248 y 254 mujeres. De ellos, el número de estudiantes es de 318 (172 Hombres y 146 mujeres). De esta cifra, el número total de estudiantes que tienen problemas escolares es de 64, que se reparten como sigue:

·    Sexo masculino: 40 (el 23,2% del total de estudiantes de género masculinos en la población de estudio).

·    Sexo femenino: 24 (el 16,4% del total de las estudiantes de género femenino de la población de estudio).

Dentro de Iraq, el elevado número de estudiantes Hombres con problemas escolares se debe principalmente al hecho de que están siendo objeto de secuestros, encarcelamiento, ataques, asesinatos, etc., de modo que tienen que cambiar constantemente de domicilio o esconderse. En las zonas de refugiados, los estudiantes Hombres tienden a faltar a la escuela para ayudar económicamente a sus familias y realizar trabajos de baja categoría.

 La Tabla 14 muestra que un importante factor o causa del fracaso escolar de los estudiantes es el daño emocional por la muerte de familiares y la incapacidad de concentrarse debido a la violencia a la que están sometidos constantemente los niños y adolescentes.

Tabla 14. Asistencia escolar, fracaso y abandono de los estudios

Causas del fracaso

Num. casos

Porcentaje

Falta de asistencia

7

10,94%

Técnicas de enseñanza deficientes

5

7,81%

Distracción e incapacidad para centrarse

10

15,62%

Diferencias del currículo escolar

15

23,43%

Daño emocional como consecuencia de la muerte de uno o más familiares

19

29,68%

Ataques y encarcelamiento de algún familiar

8

12,5%

Total

64

99,98%

 

 

Tabla 15. Causas del abandono escolar

Causas del abandono escolar

Núm. Casos*

Porcentaje

Falta de seguridad

60

37,7%

Necesidades económicas

15

9,37%

Desplazamiento forzado

37

23,12%

Migración

33

20,62%

Bombardeo de la casa (por tropas estadounidenses)

5

3,125%

Asesinato de algún miembro familiar por las milicias

8

5%

Incapacidad para aprender

2

1,25

Total

160

99,98%

(*) La población de estudio se compone de 160 estudiantes: 94 chicos y 66 chicas

Los abandonos de escolares Hombres suponen el 54,6% del total de estudiantes masculinos de la población de estudio. Los abandonos escolares femeninos representan el 45,2% del total de estudiantes femeninas de la población de estudio. Una vez más observamos que el porcentaje de abandonos entre los escolares Hombres es superior al de las mujeres porque los Hombres no permanecen en sus zonas de residencia para mantenerse alejados de las milicias, de las tropas estadounidenses y de la policía.

También se observa que la situación de los hijos de las familias que han sufrido el desplazamiento forzoso dentro de Iraq es peor que la de los hijos de las familias que emigraron fuera del país, porque estas últimas han matriculado de nuevo a sus hijos en los países vecinos mientras que las primeras prefieren mantenerlos alejados de la escuela por su propia seguridad.

Conclusiones

El análisis estadístico de los datos recogidos de una población de 150 familias, compuesta por 502 miembros, indica lo siguiente:

1.   Las principales causas del desplazamiento de la población desplazada objeto de estudio son las amenazas personales, la falta de seguridad y los desplazamientos forzosos provocados por las milicias o las fuerzas de ocupación.

2.   La tasa de desempleo entre las mujeres de la población de estudio es del 85%.

3.  El 47% de las mujeres del estudio tienen algún título de educación superior, incluido el doctorado. Si a esta cifra se suma la de mujeres con bachillerato, el porcentaje se eleva hasta el 70,6%.

4.  Las razones más importantes del desempleo son la falta de seguridad y la violencia sectaria en el país.

5.   A pesar de todas las titulaciones y de la experiencia laboral, sólo el 20% de las familias cuenta con que la madre proporcione algún tipo de ingreso a la economía familiar.

6.   Alrededor del 36% de las familias no tienen ingresos o perciben menos de 100 dólares al mes. Las mujeres y los niños se ven obligados a mendigar, a realizar trabajos ínfimos o incluso a trabajar como prostitutas para alimentar a sus familias.

7.   De las 150 familias estudiadas, 87 han sufrido la muerte de algún miembro de la familia. Existe un elevado índice de mortalidad del 193 por mil, lo cual indica la práctica de genocidio entre la población desplazada o que ha emigrado. La población de estudio es un grupo sumamente afectado al ser objetivo tanto de las fuerzas de ocupación como de las milicias sectarias. El número total de muertos entre los 4,5 millones desplazados internos o forzadas a emigrar, tanto dentro como fuera del país, se calcula en 868.500.

8.   El mayor porcentaje de muertos se debe a la acción de las milicias sectarias, seguido de la muerte por el uso excesivo de la violencia de las fuerzas de ocupación.

9.   Los 66 miembros desaparecidos de las familias estudiadas representan el 12,69% del total de miembros de la población de estudio, la mayoría de los cuales salieron de casa para ir a la escuela, la universidad, el trabajo, etc. y nunca volvieron. Otros fueron capturados por guardias o fuerzas de seguridad y no hay ninguna información sobre su paradero actual.

10. La carga de los miembros de la familia que padecen enfermedades crónicas recae directamente sobre las espaldas de las mujeres, ya que el sistema sanitario de Iraq ha dejado de existir desde el comienzo de la invasión.

11. Alrededor de un tercio de las mujeres del grupo de estudio ha desarrollado algún tipo de enfermedad psicológica o enfermedad relacionada con el estrés.

12. El 20% de los estudiantes de las familias analizadas sufren fracaso escolar. Las principales causas son el daño emocional por la muerte de uno o más miembros de la familia y la incapacidad para concentrarse.

13. El 50% de los estudiantes de la población analizada ha abandonado sus estudios. Las principales causas son: la falta de seguridad y el desplazamiento o la migración forzosa. El abandono de los estudiantes masculinos es superior en número al de las chicas.

La conclusión principal es que la ocupación estadounidense de Iraq ha provocado intencionadamente el desmoronamiento catastrófico del tejido social, de los servicios e infraestructuras civiles, del sistema educativo y sanitario, y de la seguridad. Todo ello tiene un impacto directo negativo en las condiciones de vida y en los derechos de las mujeres en Iraq.

La ocupación de Iraq ha hecho retroceder a las mujeres a la Edad Media. Con el fin de la ocupación, las mujeres iraquíes tendrán mejores oportunidades de reconquistar lo que previamente habían conseguido.


Anexo 1 (Cuestionario entregado para la realización del estudio)

Este cuestionario se utilizará en una investigación. Por favor, conteste todas las preguntas sinceramente y con claridad. Gracias.

1. Sexo: Hombre     Mujer 
2. Estado civil: Soltero  Casado  Divorciado  Viudo
3.
Edad:
4. Nivel de estudios: Analfabeto   Sólo sabe leer y escribir   Estudios primarios   Estudios secundarios   Bachillerato   Selectividad   Licenciado   Título de Postgrado    Máster  Doctorado 
5. Situación laboral: Trabajador   Jubilado   Ama de casa  Desempleado  por las siguientes razones: Falta de seguridad   Desmantelamiento de instituciones del sector público   Desbaazificación   Otras  Especificar:
6. Proveedor de ingresos en la familia: Padre   Madre  Hijo   Hija   Familiares  Nadie
7. ¿Vive con la familia la persona que proporciona los ingresos? Sí   No
Si es que “No” ¿está actualmente en Iraq   o en el extranjero  ?
8. Número de miembros de la familia: Varones        
Mujeres
9. Fuente de ingresos familiares: Salario (diario, semanal, mensual)   Jubilación   Ayuda caritativa  Otra 
10. Nivel de ingresos familiares: Por debajo de 100 dólares   200-300 dólares   400-500 dólares   600-700 dólares   800-900 dólares   1.000 dólares o más
11. Número de hijos actualmente en edad de estudiar:
Hombres          Mujeres
12. Número de estudiantes que van mal en los estudios:
Hombres         Mujeres   
Por las siguientes razones: Falta de asistencia  Técnicas de enseñanza deficientes   Falta de concentración debido a la poca seguridad   Diferencia del currículo escolar para la familia desplazada o emigrada  Otras  Especificar:
13. Número de abandonos escolares en la familia:
Hombres         Mujeres
Por las siguientes razones: De seguridad   Económicas   De salud  Migración   Desplazamiento forzoso   Cambio de currículo escolar   Otras  Especificar:
14. ¿Ha resultado muerto algún miembro de su familia? Sí  No
Si es que “Sí” fue debido a: Explosiones   Muerte aleatoria por las fuerzas de ocupación  Muerte aleatoria por las fuerzas gubernamentales   Muerte selectiva por parte de las milicias   Muerte debida a la falta de seguridad   Otras  Especificar:
15. ¿Hay algún miembro desaparecido en su familia? Sí   No 
Si es que “Sí” fue debido a: Secuestro sectario o falta de seguridad   Detención a la fuerza por fuerzas gubernamentales o de ocupación   Salió y nunca regresó
16. ¿Alguna mujer de la familia ha sido detenida en sustitución de otros miembros familiares a los que se buscaba? Sí   No
Si es que “Sí” fue detenida por: Fuerzas estadounidenses   Fuerzas gubernamentales Milicias
17. ¿Hay alguna enfermedad crónica en la familia que requiera un tratamiento especial? Sí   No  
Si es que “Sí” quién es el miembro familiar enfermo: Madre   Padre   Uno de los hijos 
18. ¿Qué tipo de enfermedad es? Cancerígena   Malformación congénita   Amputación de algún miembro   Enfermedades crónicas (coronaria, hipertensión arterial, asma)   Problemas psicológicos   Otra  Especificar:
19. Fecha del descubrimiento de la enfermedad: ¿Antes de la ocupación o después?
20. ¿Hay algún partido [político] que ayude a costear el tratamiento? Sí   No 
Si es que “Sí” por favor especifique el partido:
21. Ha abandonado Iraq debido a: Desplazamiento forzoso   Falta de seguridad  Amenaza personal   Otro  Especificar:
 


Notas de IraqSolidaridad:

1. Observatorio de Derechos Humanos, “Background on Women’s Status in Iraq Prior to the Fall of the Saddam Hussein Government”, noviembre de 2003.
2. Idem.
3. Ibid.
4. Ibid.
5. Ibid.
6. Véase en IraqSolidaridad: Peter Beaumont: Cambios legislativos y agresiones de las milicias sectarias degradan la vida de las mujeres.
7. Sarah, M., “What Kind of Incendiary Bomb Was Used Against People in Iraq”, Global Research, Ca., 14 de noviembre de 2005.
8. Flounders, S., “Iraqi Depleted Uranium Nightmare”, Portland Independent Media Center, agosto de 2003.
9. “War in Iraq Forces: Weapons”: http://cnn.com/ .
10. Peterson, S., “Remains of Toxic Bullets Litter Iraq”, Christian Science Monitor, 18 de mayo de 2003.
11. Douglas, I. “Notes on Genocide in Iraq: http://www.brusselstribunal.org/ .
12. Hassan Ghali, “Iraqi Women Under Occupation”, http://brusselstribunal.org .
13. Dahr Jamail, “The Desperate Plight of Iraqi Women Under US Occupation”, The Easter Republic, Volumen 6, número 4, 2004.
14. Marjorie P. Lasky, “Iraqi Women Under Siege”, Code Pink, Women for Peace, Global Exchange, 2005.
15. “Total Number of Iraqi Slaughters”: http://www.justforeignpolicy/.
16. Khalif Deen, “Women May Lose Basic Rights Under New Constitution”, Inter Press Service, 22 de julio de 2005.
17. Damien Cave, “Oxfam Report Growing Humanitarian Crisis in Iraq”, The New York Times, 31 de julio de 2007.
18. Gilbert Burnham, Riyadh Lafta, Shannon Doacy y Les Roberts, “Mortality After the 2003 Invasion of Iraq: A Cross-Sectional Cluster Sample Survey”, Lancet, 14 de octubre de 2006. http://www.brusselstribunal.org/.
19. Véase en IraqSolidaridad: Nota Informativa de la CEOSI: Nuevo informe de las universidades Johns Hopkins de EEUU y al-Mustansiriya de Bagdad

 

Texto original en inglés en:  www.brusselstribunal.org/

Peter Beaumont: Cambios legislativos y agresiones de las milicias sectarias degradan la vida de las mujeres

Nota Informativa de la CEOSI: Nuevo informe de las universidades Johns Hopkins de EEUU y al-Mustansiriya de Bagdad

 

*  La Dra. Souad N. al-Azzawi es profesora asociado de Ingeniería Medioambiental. A principios de los años 80, la Dra. Souad al-Azzawi abandonó Iraq con sus tres hijos para estudiar Geología e Ingeniería Medioambiental en la Escuela de Minas de Colorado (EEUU), donde obtuvo el Doctorado por una investigación sobre la contaminación del agua en Colorado provocada por la generación de energía nuclear. Inmediatamente después, en enero de 1991, regresó a Iraq en plena guerra del Golfo y fue nombrada directora del programa de doctorado de ingeniería medioambiental de la Universidad de Bagdad. En 1996, a pesar de que la comunidad científica iraquí estuvo aislada del resto del mundo durante los años posteriores a la guerra del Golfo de 1991, la Dra. al-Azzawi pudo realizar un estudio sobre la radioactividad en el suelo, el agua y el aire en la región sur de Iraq por uranio empobrecido. El estudio identificó la dosis de radiación efectiva total que los civiles y las tropas estadounidenses recibieron durante la guerra del Golfo (el estudio está disponible en inglés en: http://www.brusselstribunal.org).  Tras la invasión de Iraq, la Dra. Souad al-Azzawi se convirtió en profesora asociada de la Universidad Mamún de Ciencia y Tecnología.

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2008