Index | Documentos 2010   | Análisis y opinión

Enlaces relacionados

Generaciones de niños y niñas han crecido bajo la guerra, las sanciones y la ocupación

 

Violaciones de los derechos de la infancia en Iraq

 

Souad N. al-Azzawi*

 

Tribunal BRussells (www.brusselstribunal.org), febrero de 2010

IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 15 de marzo de 2010

Traducido para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

 

 

Durante dos décadas, los niños iraquíes, junto con otros miembros de la sociedad iraquí, han estado sujetos a gravísimas violaciones de los derechos humanos. Estas violaciones empezaron con la destrucción de todos los servicios civiles y la infraestructura civil iraquí, llevadas a cabo por la agresión angloestadounidense a Iraq durante la guerra del Golfo de 1991 y, tras ello, mediante las brutales sanciones económicas que impidieron al pueblo de Iraq tener alimentos, agua potable, sanidad, educación y seguridad. Como resultado de todo lo anterior, durante la década de 1990, en Iraq murieron más de medio millón de niños menores de cinco años. Los trece años de sufrimiento bajo el embargo, terminaron con la invasión estadounidense de Iraq en 2003, que ha traído otra forma de sufrimiento. Como si las bajas por el excesivo uso de la fuerza durante las operaciones militares no fueran suficientes, los ataques invasores consistieron en la destrucción sistemática y el pillaje de los servicios civiles y de la infraestructura social: centros de salud, colegios y universidades, complejos industriales, etc.”

 

 

Varias generaciones de niños y niñas iraquíes han nacido y crecido bajo extremas condiciones: las secuelas de la guerra de 1991, el largo período de sanciones desde 1990 y la invasión y ocupación a partir de 2003. En la foto, operativo represivo de fuerzas estadounidenses en Bagdad en 2007.

 

Durante dos décadas, los niños iraquíes, junto con otros miembros de la sociedad iraquí, han estado sujetos a gravísimas violaciones de los derechos humanos. Estas violaciones empezaron con la destrucción de todos los servicios civiles y la infraestructura civil iraquí, llevadas a cabo por la agresión angloestadounidense a Iraq durante la guerra del Golfo de 1991 y, tras ello, mediante las brutales sanciones económicas que impidieron al pueblo de Iraq tener alimentos, agua potable, sanidad, educación y seguridad. Como resultado de todo lo anterior, durante la década de 1990 [1], en Iraq murieron más de medio millón de niños menores de cinco años. Los trece años de sufrimiento bajo el embargo, terminaron con la invasión estadounidense de Iraq en 2003, que ha traído otra forma de sufrimiento. Como si las bajas por el excesivo uso de la fuerza durante las operaciones militares no fueran suficientes, los ataques invasores consistieron en la destrucción sistemática y el pillaje de los servicios civiles y de la infraestructura social: centros de salud, colegios y universidades, complejos industriales, etc. [2]. Tal y como se afirma en el informe de la UNAMI de noviembre de 2006, Iraq se puede describir como “[…] una nación que ha sido sometida a la barbarie desde la invasión estadounidense de 2003” [3].

 

Bajo la ocupación estadounidense, la falta de seguridad, la violencia sectaria, la degradación del sistema sanitario, la pobreza, los encarcelamientos multitudinarios, los cortes de agua potable, la carencia parcial o total de suministro eléctrico, la contaminación y la carencia de alcantarillado todo ello contribuyó a las gravísimas violaciones de los derechos de los niños además de a un drástico incremento en la tasa de mortalidad infantil. Los datos demuestran que uno de cada ocho niños en Iraq muere antes de cumplir los cinco años [4].

 

Las fuerzas de ocupación estadounidense y las del gobierno iraquí nombradas por la ocupación han violado escandalosamente el cumplimiento de sus obligaciones más esenciales respecto a los niños iraquíes, de acuerdo a la Convención de Naciones Unidas [NNUU] y del Comité de la Cruz Roja sobre los Derechos del Niño en su resolución 25 de la Sesión 44ª de noviembre de 1989 [5]. La convención fue ratificada por 194 países miembros de NNUU, a excepción de Estados Unidos y Somalia. Responsables del Comité de Cruz Roja enfatizan la necesidad de proteger el derecho de los niños a la vida y a su desarrollo físico, mental y espiritual en un entorno seguro. La ocupación anglo-estadounidense ha violado los derechos de los niños de manera continua y sistemática.

 

Aquí demostraremos que la ocupación estadounidense violó los derechos de los niños en todos sus aspectos, incluido el derecho a la sanidad, la educación, la seguridad, la unidad familiar y el derecho que tienen los niños de no ser separados de sus padres al ser éstos detenidos, encarcelados o exiliados. En esta investigación, la situación y las violaciones de los derechos de los niños perpetradas por la ocupación estadounidense se presenta poniendo el acento en los niños refugiados en Siria.

 

Infancia y sanciones (1990-2003)

 

Durante las sanciones económicas impuestas a Iraq, al país se le negó el derecho a importar equipamiento, medicamentos, material escolar, material sanitario, etc. Las sanciones económicas fueron impuestas por los gobiernos de EEUU y Reino Unido mediante la resolución de NNUU 661 de 1990. El comité de sanciones en NNUU estaba dominado por EEUU y Reino Unido, que insistieron en el bloqueo de los artículos más esenciales relacionados con los derechos humanos [6].

 

Las sanciones constituyeron una forma de guerra contra los niños de Iraq ya que según UNICEF, la tasa de mortalidad de los niños menores de cinco años durante las sanciones, excedió la cifra de 4000 niños al mes [7]. Esto supone doblar la tasa de mortalidad existente antes de las sanciones. Un total de medio millón de niños menores de cinco años murieron de 1990 a 1998 [8]. La investigación llevada a cabo por UNICEF en agosto de 1999 [9] indica que Iraq estaba frente a una “catástrofe humana”; otros estudios relacionados demostraron que el incremento de la tasa de mortalidad infantil se debió especialmente al bloqueo de los cargamentos de vacunas para los niños iraquíes contra la difteria y la fiebre amarilla; a la falta de alcantarillado y agua potable, consecuencia del embargo de los productos químicos necesarios para el proceso de purificación del agua; a la privación de leche y alimentos que ayudan a reforzar el sistema inmunitario de los niños; al bombardeo y la destrucción de la mayoría de las infraestructuras relacionadas con la vida de los civiles, como las estaciones eléctricas, las redes de comunicación, los hospitales, los sistemas de alcantarillado y procesamiento del agua, etc., todas ellas tendentes a procurar un deterioro de las condiciones de vida [10].

 

Otros ataques contra los niños iraquíes durante las sanciones fueron los frecuentes bombardeos y asesinatos consecuencia de las incursiones aéreas anglo-estadounidenses en la zona de exclusión aérea, al sur y norte de Iraq. Los ataques más importantes ocurrieron entre mayo de 1998 y 2000, en los que las fuerzas aérea y naval de EEUU llevaron a cabo 36.000 incursiones en la zona sur de Iraq, de las cuales 24.000 fueron misiones de combate [11]. A todo esto hay que sumar la atrocidad del bombardeo del refugio de Amiriya, en Bagdad, el 13 de febrero de 19991, con el uso de la nueva bomba antibúnker [12]. El resultado fue la cremación de más de 300 niños refugiados dentro del búnker para proteger sus vidas.

 

La contaminación de Iraq por la utilización de munición con uranio empobrecido durante la guerra del Golfo de 1991. La exposición a estos contaminantes tiene como consecuencia el padecimiento de determinadas enfermedades como, linfomas, leucemia, malformaciones congénitas y otras [13, 14]. En la población del sur de Iraq y entre los veteranos de EEUU e Iraq se registró un incremento cuantioso de esas enfermedades.

 

El 26 de septiembre de 1995, el programa petróleo por alimentos de NNUU informó de que 2,4 millones de niños iraquíes menores de cinco años estaban a punto de sufrir una malnutrición grave [15]. En octubre de 1999, UNICEF informó de que en abril de 1997 prácticamente la totalidad de la población infantil iraquí estaba afectada por el cambio, mesurable, de su alimentación que los llevaba hacia la malnutrición, la cual situó la tasa de mortalidad infantil iraquí en la más alta del mundo [16]. En 1989, UNICEF declara la tasa de alfabetismo en Iraq en el 95% de la población y en un 93% el acceso de la población al moderno sistema sanitario del país [17]. A los padres se los multaba si no llevaban a sus hijos al colegio. Iraq alcanzó un nivel en el que los indicadores básicos de medida del bienestar del conjunto de la población, incluidos los niños, era uno de los mejores del mundo [18]. Después del embargo de 1991, el sistema educativo en Iraq se deterioró de forma drástica debido a la carencia de material, fondos para las escuelas y a la gran dificultad para mantener el nivel internacional y los programas.

 

Cuando a la embajadora estadounidense ante NNUU Madeleine Albright le preguntaron si consideraba que la muerte de medio millón de niños iraquíes menores de cinco años era un precio que merecía la pena haber pagado, contestó: “[…] Sí, es un precio que merece la pena haber pagado” [19]. Esta respuesta da índice del grado de desesperación de EEUU y de Reino Unido por controlar los campos petrolíferos en Iraq y en el mundo entero.

 

Infancia y ocupación

 

Los trece años de sufrimiento y la muerte de más de medio millón de niños menores de cinco años, resultado de las sanciones económicas, terminaron con la invasión anglo-estadounidense de Iraq en 2003. El pueblo y los niños de Iraq se han enfrentado al uso excesivo de la fuerza, técnicas de conmoción y pavor, bombardeos, la destrucción de su infraestructura, la quema y el saqueo de los servicios civiles y de los centros culturales de Iraq, los daños en los centros sanitarios y hospitales y a los asesinatos sectarios propiciados por los servicios secretos de la ocupación [20]. Las fuerzas de ocupación anglo-estadounidenses han cometido de forma continua y sistemática numerosas violaciones de los derechos de los niños iraquíes, las víctimas más importantes de la ocupación, que han tenido como consecuencia el asesinato directo de niños durante las operaciones militares de las fuerzas invasoras, en las que los civiles fueron un objetivo militar en sí mismos. Además, se produjeron bajas entre los niños como consecuencia de los artefactos no detonados en las carreteras por las que circulan los vehículos militares [21]. El asesinato y el maltrato de los niños durante los asaltos de las fuerzas estadounidenses en zonas pobladas como Faluya, Hadiza, Mahmudia, Tal-Afar, Al-Anbar, Mosul así como en la mayoría de las ciudades iraquíes [22]. La masacre de los niños de Hadiza en 2005 [23], las bajas diarias a consecuencia de los coches bomba, los edificios que han volado y otros ataques terroristas contra los civiles, la detención y tortura de niños iraquíes en las cárceles, tanto estadounidenses como del gobierno iraquí, han sufrido palizas, violaciones y torturas [24], y que al igual que en Abu Ghraib y otras cárceles han sido grabadas [25], son buenos ejemplos de los “daños colaterales” entre los civiles y la población infantil.

 

La pobreza, debido al derrumbe de la economía provocado a su vez por la corrupción, ha generado malnutrición aguda en la población iraquí infantil [26]. Tal y como indica el informe Oxfam de julio de 2007, hasta ocho millones de iraquíes precisaron ayuda urgente, ya que casi la mitad de la población vive en “pobreza absoluta” [27]. El sufrimiento infantil se ha visto agravado y ha generado más muertes debido a los castigos colectivos infligidos en ciudades enteras mediante el bloqueo de la entrada de alimentos, provisiones y ayuda médica [28].

 

La contaminación microbiana y la falta de sistemas de recogida de basuras junto con los cortes de agua, que afectan a un 70% de la población [29], han provocado la muerte de uno de cada ocho niños en Iraq antes de cumplir los cinco años. La muerte de los niños en Iraq se atribuye a enfermedades relacionadas con la contaminación del agua, tales como diarrea, cólera, tifus, hepatitis, etc. [30]. Por otro lado, la contaminación y la exposición a otros tóxicos químicos y a munición radioactiva, como las bombas de racimo, el uso de Napalm, fósforo blanco, uranio empobrecido [31], son las causas del dramático incremento en los casos de cáncer, malformaciones en los niños, melanoma y leucemia infantiles. Los niños de zonas como Basora, Bagdad, Nasiriya, Samawa, Faluya, Diwaniya y otras ciudades han padecido un incremento desproporcionado de esas enfermedades [32]. Alrededor de un 24 % de todos los niños nacidos en octubre de 2009 en Faluya padecen malformaciones [33]. El Ministerio de Medioambiente en Iraq apeló a la comunidad internacional para que ayudaran a las autoridades iraquíes a hacer frente al tremendo incremento de los casos de cáncer en Iraq [34].

 

El deterioro del sistema de salud [35] y los asesinatos premeditados de los médicos [36] [37] han provocado un aumento en el número de muertos entre la población infantil. Se calcula que el número de muertes entre la población de Iraq alcanzó los 650.000 desde 2003 hasta 2006 [38]. Otra investigación indica que el número de iraquíes muertos durante el período 2003-2007, es cercano al millón [39] y entre las causas principales de estas cifras se cita específicamente el desmantelamiento del sistema sanitario.

 

Se calculó que en 2002 dos de cada tres niños iraquíes abandonaban el colegio [40]. Las estadísticas que el Ministerio de Educación publicó en octubre de 2006 indican que sólo un 30 % de los 3,5 millones de estudiantes acuden en realidad al colegio. Antes de la invasión estadounidense, la UNESCO informó que el porcentaje de asistencia al colegio en Iraq era muy cercano al 100 % [41]. El asesinato de los profesores y académicos en Iraq provocó que éstos abandonaran el país. Esta fuga de cerebros y la premeditada destrucción de las escuelas y de todo el sistema educativo es parte de una limpieza cultural e identitaria planificada de la sociedad iraquí [42].

 

El derrumbe del sistema económico, la violencia sectaria, los ataques de las tropas anglo-estadounidenses a la población civil, el asesinato de un miembro de la familia, todo ello son causas que han provocado la pérdida de la inocencia y la falta de cuidados de los niños iraquíes, un derecho de cualquier niño. Los niños iraquíes tienen que enfrentarse a familias desestructuradas, a la pobreza y a una total y absoluta falta de seguridad; se han visto forzados a aportar recursos a sus familias, hundidas en el hambre y la pobreza; tienen que dejar el colegio y enfrentarse a problemas de adultos, tales como el desempleo, el trabajo manual, etc. [43]. Esta situación los expone a las penurias y a otras muchas formas de abusos. La exposición diaria de los niños iraquíes a la violencia ha afectado tanto al desarrollo psicológico como a su carácter.

 

El número de huérfanos en Iraq ha aumentado de forma alarmante. El Ministerio de Trabajo y de Asuntos Sociales calcula que el número de huérfanos en Iraq está alrededor de 4,5 millones [44]. Otros cálculos sitúan la cifra en los cinco millones. Alrededor de 500.000 de estos huérfanos viven en la calle sin tener un hogar ni familia, ni una institución, que se ocupe de ellos. De estos 500.000 huérfanos, 700 está en las cárceles iraquíes y 100 en las prisiones estadounidenses en Iraq [45].

 

Los niños son las mayores víctimas de las familias que se ven obligadas a emigrar. Desde la invasión de Iraq, el número de desplazado internos ha alcanzado la cifra de 2,2 millones. Son personas que se han visto obligadas a desplazarse debido a la violencia sectaria y a la violencia de las tropas estadounidenses. Otros más de dos millones de iraquíes han huido del país [46]. El 20 de noviembre de 2007, el informe de la UNESCO indicaba que el número de niños iraquíes refugiados sólo en Siria era de alrededor de 300.000 [47]. Los problemas de los niños cuyas familias se ven obligadas a emigrar por la fuerza representan una crisis humana real, en la que un gran número de familias no tienen casa, ni ingresos, ni seguridad social, ni educación, ni seguridad de ningún tipo. Decenas de agencias para los refugiados y ONG han apelado a la ayuda internacional para resolver esta crisis. En el cuarto apartado de este informe se presentan algunos de los problemas a los que los niños iraquíes refugiados en Siria se han tenido que enfrentar.

 

Deterioro de las condiciones de vida de los niños iraquíes desplazados


Este estudio se ha llevado a cabo por la autora con la ayuda de la organización La Voluntad de las Mujeres Iraquíes (Iraqi Women’s Will), una ONG iraquí, que lucha por los derechos de las mujeres iraquíes dentro y fuera del país. La autora y su asistente realizaron un cuestionario puerta por puerta a las familias desplazadas. En octubre de 2009, se distribuyeron entre las familias iraquíes ubicadas en la zona de refugiados de Yarmuk, en Damasco (Siria) 300 cuestionarios. Los investigadores visitaron a estas familias para garantizar la fiabilidad de las respuestas y llevar a cabo entrevistas personales.

 

De los 300 cuestionarios distribuidos, sólo se recogieron cumplimentados 120 porque muchas familias tenían miedo de dar información detallada, como los nombres y direcciones de sus hijos por temor a exponerlos a un ataque por parte de las milicias sectarias o de las fuerzas de seguridad del gobierno nombradas por la ocupación. De los 120 cuestionarios, se analizaron en detalle 94 al estar completamente cumplimentados y disponer de todos los datos de los niños que respondieron a los cuestionarios. La edad del estudio de la población infantil entrevistada iba de los 2 a los 18 años. Entre ellos había 44 niñas, o dicho de otro modo, el 45,8 % de los encuestados y 50 niños, o el 53,2 % de los encuestados. El cuestionario cubría los siguientes aspectos:

Identificación completa del niño (nombre, edad, género y lugar de nacimiento)

Situación de los miembros de la familia del niño

Situación educativa del niño entrevistado

Situación económica de la familia del niño

Situación sanitaria del niño

 

Los resultados de las encuestas se muestran a continuación

 

Tabla 1. Lugar de nacimiento de los niños

 

Lugar de nacimiento

Bagdad

Basora

Salah-ad-Dín

Se negaron a contestar

Siria

Núm. de niños

52

7

4

29

2

 

Como se puede ver, la mayoría de los niños desplazados dentro de grupo de estudio provienen de la ciudad de Bagdad, que se enfrentó a la mayor proporción de asaltos, asesinatos y violencia sectaria bajo el régimen de la ocupación.

 

Tabla 2. Causa de la muerte de los padres del grupo de estudio

 

Núm. Progenitores muertos

Causas

Porcentaje

29

Asesinados por las milicias sectarias y los escuadrones de la muerte

67.4

6

Asesinados por bandas criminales

13.9

4

Asesinados por coches-bomba

9

3

Asesinados directamente por las fuerzas de ocupación estadounidenses

6.9

1

Asesinados directamente por las fuerzas de seguridad iraquíes

2.8

43

Total

100

 

De la tabla 2 y de las respuestas del resto de los miembros del grupo de estudio, podemos concluir lo siguiente:

 

El 43,6 % de las familias de los niños del grupo de estudio abandonaron Iraq por temor a perder sus vidas después del asesinato de miembros de su familia más cercana o debido a la detención ilegal de otros miembros por las fuerzas de ocupación.

El 12,8 % de las familias de los niños del grupo de estudios se vieron forzadas a abandonar sus barrios.

El 11,7 % de los niños del grupo de estudio abandonaron el país por la carencia de servicios, seguridad y por la forma en que se aplica la ley.

 

 

Fuentes de ingresos de las familias

 

Tabla 3. Situación económica de las familias de los niños del grupo de estudio

 

Núm. de familias

Procedencia de los ingresos

Porcentaje %

21

Pensión de jubilación de uno de los progenitores

22,3

24

A cargo de la mujer con ayuda del programa de Naciones Unidas

25,5

17

Sólo subsidio de Naciones Unidas

18,1

7

Todas las anteriores

7.5

4

A cargo de los padres con subsidio de Naciones Unidas

4.2

21

Ayuda de Naciones Unidas, trabajo infantil y venta de objetos personales

22.4

94

Total

100

 

La tabla 3 muestra que las familias de los niños del grupo de estudio no tienen unos ingresos regulares. La mayoría de las familias vendieron sus casas y otras pertenencias en Iraq para iniciar una vida como refugiados. Tiempo después se vuelve muy difícil seguir manteniendo a los niños sin un trabajo y sin tener cualquier tipo de seguridad económica. Algunas familias reciben una pensión de jubilación del padre o del abuelo, si vive con ellos, que oscila entre los 200 y los 400 dólares al mes. Otra fuente de ingresos de algunas familias es el apoyo económico de NNUU que ronda los 100 dólares al mes más 10 dólares más por hijo. Por todas estas razones, muchos niños del grupo de estudio tienen que trabajar para ayudar al mantenimiento de sus familias.

 

Como también se puede apreciar en la Tabla 3, la situación económica de la generalidad de esas familias está muy por debajo del nivel de vida medio, a pesar de que la mayoría de los padres de estos niños tienen titulaciones universitarias y ejercen como profesores, ingenieros, etc. En conclusión podemos afirmar que la mayor parte de estas familias no pueden procurarse las necesidades más básicas como alimentos de calidad, atención médica y una vivienda digna.

 

Situación educacional de los niños

 

Debido a que los niños del grupo de estudios proceden de familias con estudios, la encuesta indica que a pesar de sus problemas económicos, esas familias intentan mantener una buena educación para sus hijos. La tabla 4 muestra los indicadores educativos de los niños

 

Tabla 4. Nivel educativo de los niños del grupo de estudio

 

Núm. de niños

Nivel educativo

Porcentaje

50

Educación Infantil

53,2

17

Educación Primaria

18

6

Educación Secundaria

6,4

21

Abandonan el colegio para trabajar o sus familias no pueden asumir los gastos

22,4

94

Total

100

 

Como se aprecia en la tabla 4, el 22,4 % de los niños no pueden continuar su educación por las dificultades económicas extremas que padecen las familias y que provoca que los padres sean incapaces de mantener la educación de sus hijos ni siquiera en instituciones gratuitas que Siria ofrece a los refugiados iraquíes, porque no pueden tampoco afrontar gastos básicos como material escolar o las tasas del transporte escolar. Otros niños se ven obligados a trabajar para ayudar al mantenimiento de sus familias.

 

Hemos visto que para muchas familias refugiadas iraquíes el hecho de que los niños continúen sus estudios es un lujo que no se pueden permitir en la lucha diaria para alimentarlos y vestirlos con una ayuda económica muy precaria.

 

Salud y asistencia sanitaria

 

Unido a los problemas educativos y económicos a los que se enfrentan las familias, las encuestas indican graves problemas de salud entre los niños del grupo de estudio.

 

Tabla 5. Problemas de salud de los niños del grupo de estudio

 

Núm. de niños

Problemas de salud

Porcentaje

5

Malformaciones congénitas

5,3

5

Leucemia y problemas respiratorios

5,3

2

Discapacidades debido a heridas provocadas por operaciones militares

2,2

32

Enfermedades mentales y psicológicas

34

44

Total

46,8

 

Esta tabla indica que el 46,8 % de los niños del grupo de estudio se enfrentan a graves problemas de salud. Las enfermedades mentales y psicológicas constituyen el número más alto de las enfermedades a las que se enfrentan esos niños. La causa principal de este hecho es la violencia de las fuerzas de ocupación, los asaltos y la muerte y los asesinatos de los miembros de la familia, muchas veces delante de los niños. Otra causa de inestabilidad mental es el drástico cambio en las condiciones de vida de esos niños.

 

Las encuestas además revelan que sólo 21 de los 44 casos de salud aquí documentados recibieron algún tipo de tratamiento médico de parte del Creciente Rojo, la UNICEF o el sistema hospitalario gratuito sirio. En otros casos, el tratamiento médico o no estuvo disponible o no pudieron permitírselo.

 

Conclusión

 

Durante dos décadas, el gobierno estadounidense y sus aliados llevan cometiendo genocidio contra la población iraquí, incluida la población infantil [48, 49]. El genocidio planificado comenzó con la imposición de las brutales sanciones económicas que ahogaron al país y terminaron con la ocupación de Iraq. Durante este período, el gobierno estadounidense ha cometido actos criminales intencionados, de manera repetida y de forma premeditada contra el pueblo de Iraq. Crímenes contra los civiles, incluidos los niños. Estos crímenes abarcan la destrucción de la infraestructura civil esencial, someter a la población y a los niños al hambre, la contaminación medio ambiental con sustancias tóxicas y radioactivas, el inicio y la promoción de las masacres sectarias, el asesinato y la tortura de las fuerzas de ocupación y el desplazamiento forzoso de cinco millones de iraquíes.

 

El excesivo e innecesario uso de la fuerza contra la población civil y el ataque intencionado contra los niños, incluso contra los no nacidos debido al uso de armas químicas, es una prueba del plan premeditado para despoblar Iraq. Esta despoblación trabaja a favor de algunas minorías pro-ocupación como los kurdos. Bajo la protección de la ocupación anglo-estadounidense y el Mossad, afincado en el Kurdistán iraquí desde 1991, los kurdos ha extendido su territorio mediante el asesinato, los bombardeos y los secuestros de árabes, turcomanos, cristianos, asirios y yasidíes en los territorios vecinos de Kirkuk, Diyala, Kut, Mosul y otras zonas dentro del plan territorial de expansión kurdo. Los niños de esas zonas viven en una situación de caos total, violencia y terror.

 

No podemos olvidar que la despoblación de los países del Tercer Mundo, cuyas tasas de crecimiento de población son muy altas, está en los planes de la política exterior estadounidense. Henry Kissinger escribió: “[…] La despoblación debe ser la prioridad de la política exterior de EEUU respecto al Tercer Mundo [50]”.

 

El asesinato directo o indirecto de cerca de tres millones de iraquíes desde 1991 [51, 52] para controlar sus recursos y provocar grandes cambios demográficos es un acto criminal. La comunidad internacional debe detener este genocidio, que sólo verá su fin cuando las tropas estadounidenses abandonen Iraq y reparen la destrucción y el terror que llevan cultivando contra el pueblo iraquí desde hace dos décadas [53].

 

Texto original en inglés en: http://www.brusselstribunal.org/pdf/IraqiChildrenSuffering2010.pdf

 

Notas de la autora:

 

1. John Pilger, "Squeezed to death", The Guardian, 4 de marzo de 2000, disponible en inglés en: http://www.guardian.co.uk/theguardian/2000/mar/04/weekend7.weekend9 .

2. John Pilger, “Killing the Children of Iraq –A Price Worth Paying?", documental de la cadena británica ITV sobre la devastación y las sanciones contra Iraq, lunes 6 de marzo de 2000.

3. Idem.

4. Hind Al-Safar, Iraqi Crisis Report, . 237."Suffer the children; number of children dying is higher than when the country was under sanctions", 16 de noviembre de 2007, disponible en inglés en: http://www.iwpr.net/?p=icr&s=f&o=340692&apc_state=henpicr .

5. Convención de los Derechos del Niño, Documento de Naciones Unidas, disponible en español en: http://www2.ohchr.org/spanish/law/crc.htm .

6. Joy Gordon, "Sanctions as Siege Warfare", The Nation Magazine, 4 de marzo de 1999, disponible en inglés en: http://www.thenation.com/doc/19990322/gordon .

7. UNICEF, "Iraq Child and Maternal Mortality Survey, 1999: Informe preliminar, disponible en inglés en: http://www.fas.org/news/iraq/1999/08/990812-unicef.htm .

8. UNICEF, 1999: "Iraq Press Room: Iraq Surveys show humanitarian emergency". Information Newsline, 12 de agosto de 1999, disponible en inglés en: http://www.unicef.org/newsline/99pr29.htm .

9. Ibídem. 

10. Richard Garfield, "Morbidity and Mortality among Iraqi Children from 1990 through 1998: Assessing the impact of Gulf War and Economic Sanctions", julio de 1999, disponible en inglés en: http://www.casi.org.uk/info/garfield/dr-garfield.html .

11. Véase nota 1.

12. Kathy Kelly, Raising Voices, “The children of Iraq 1990-1999 In: Iraq under Siege”, edición de Anthony Arnove, South End Press, 2000.

13. Rita Hindin, Doug Brugge y Bindu Panikkar, "Teratogenity of Depleted Uranium Aerosols: A review from and Epidemiological Perspective", Environmental Health: A Global Access Science, 2005, disponible en inglés en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16124873 .

14. Yaqoub A. et al. "Depleted Uranium and Health of People in Basrah: An epidemiological evidence”, The Medical Journal de la Universidad de Basora (MJBU), Vol.17, no.1 y 2, 1999, Iraq.

15. Programa petróleo por alimentos, Naciones Unidas, "Iraq: Children Severe Nutritional Risk”, 26 de septiembre de 1995.

16. CANESI, Canadian Network to End Sanctions on Iraq, "The Consequences of the War of Bombing and Sanctions Waged Against the People of Iraq Over the last 10 Years", disponible en inglés en: http://www.canesi.org/Engl/impact.html .

17. Véase nota 1.

18. Ibídem.

19. Ibidem.

20. Anup Shah, "Effects if Iraq's Sanctions", 1998, actualizado el 2 de octubre de 2005, disponible en inglés en: www.globalissues.org/article/105/Effects_of_sanctions .

21. Robert Fisk, "Somebody is trying to provoke Civil War in Iraq", Information Clearing House, 3 de febrero de 2006, disponible en inglés en: http://www.informationclearinghouse.info/article12137.htm .

22. Refugees Studies Center, Forced Migration, “Iraq’s Displacement Crises: The Search For Solutions", Image Productions ISSN 1460-9819, disponible en inglés en: http://www.fmreview.org/iraq.htm .

23. A.K. Gupta, "Is the US Committing genocide in Iraq?", The Independent, 7 de octubre de 2007, disponible en inglés en: http://www.indypendent.org/2007/10/19/is-the-us-committing-genocide-in-iraq/ .

24. Tony Perry y Julian E. Barnes, "Photos Indicate Civilians Slain Execution Style", Los Angeles Times, 27 de mayo de 2006, disponible en inglés en: http://articles.latimes.com/2006/may/27/world/fg-marines27 .

25. Haifa Zangana, "Children of Iraq between Direct Targeting and Slow death", Al Kudis Al-Arabia, 2 de mayo de 2009, Londres. http://81.144.208.20:9090/pdf/2009/05/05-01/qra.pdf

26. Sherwood Ross, "US and Allies Tortured Kids in Iraqi Prisons", True Blue Liberal, 8 de noviembre de 2008, disponible en español en: http://www.aporrea.org/imprime/n123839.html . 27. Michael Haas, "Children and Unlamented Victims of Bush’s War Crimes", Information Clearing House, 1 de mayo de 2009, disponible en inglés en: http://www.informationclearinghouse.info/article22529.htm .

27. Oxfam GH, “Rising to the Humanitarian Challenge in Iraq”, Oxfam Briefing Paper, 105, 30 de Julio de 2007, disponible en inglés en: http://web.mit.edu/humancostiraq/reports/oxfam_iraq.pdf .

28. Véase nota 27.

29. Jean Ziegler, "US Troops Starve Iraqi Citizens", BBC News, 15 de octubre de 2005, disponible en inglés en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/4344136.stm .

30. Karl Vick, "Children Pay Cost of Iraq’s Chaos", The Washington Post, 21 de noviembre de 2004, disponible en inglés en: http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/articles/A809-2004Nov20.html .

31. Sarah Meyer, "What kind of Incendiary Bombs were used Against Civilians in Iraq", Global Research California, 14 de noviembre de 2005, disponible en inglés en: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=1226 .

32. IICPH, "Iraqi Children: Victims of War", 1 de marzo de 2007, disponible en inglés en: http://iicph.org/news_0701-iraqi-children .

33. Martin Chulov, "Huge Rise in Birth Defects in Falluja". The Guardian, edición on line, 13 de noviembre de 2009, disponible en inglés en: http://www.guardian.co.uk/world/2009/nov/13/falluja-cancer-children-birth-defects

34. “Iraqi Minister if Environment Appeals to Japanese Government for Assistance in Dealing with DU Contamination", Tokyo Newspapers, 9 de octubre de 2008 (Edición en ingles)

35. Dahr Jamail, "Iraqi Hospitals Ailing under Occupation", Globalresearch.org, 13 de febrero de 2006, disponible en inglés en: http://dahrjamailiraq.com/iraqi-hospitals-ailing-under-occupation .

36. Brussells Tribunal, "Attacks on and Military Occupation of Hospitals and other Medical Facilities", disponible en ingles en: http://www.brusselstribunal.org/healthworkers.htm

37. Ibidem.

38. Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health."Updated Iraq Survey Affirms Earlier Mortality Estimates", 11 de octubre de 2006, disponible en inglés en: http://www.jhsph.edu/publichealthnews/press_releases/2006/burnham_iraq_2006.html .

39. "US Invasion and Occupation Killed One Million In Iraq", Information Clearinig House, AFP, 30 de enero de 2008, disponible en inglés en: http://www.informationclearinghouse.info/article19245.htm .

40. Dahr Jamail y Ali Al-Fadhily, "2 of 3 Iraqi Children No Longer in School", 18 de diciembre de 2006, disponible en inglés en: http://www.albionmonitor.com/0612a/copyright/iraqschoolattendance.html .

41. UNESCO, “UNESCO and Education in Iraq Fact Sheet", 28 de marzo de 2003, disponible en inglés en:

42. http://portal.unesco.org/fr/ev.php-URL_ID=11216&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html .

43. Véase nota 21.

44. UNICEF, "Iraqi Schools Suffering from Neglects and war", Nota de prensa, Amán-Ginebra, 15 de octubre de 2004, disponible en inglés en: http://www.unicef.org/media/media_23630.html 

45. Ibídem .

46. Véase nota 21.

47. Dirk Adriaensen en Cultural Cleansing in Iraq, autores: Raymond W. Baker, Sheren T. Ismael, Tareq Y.Ismael, Pluto Press, 2009.

48. Voices of Iraq."Occupation’s Toll: 5 Million Iraqi Children Orphaned", AlterNet/World. 18 de diciembre de 2007, disponible en inglés en: http://www.alternet.org/world/70886/?page=entire .

49. Informe UNESCO de 20 de noviembre de 2007, "300 000 Iraqi Children Taking Refuge in Syria”, disponible en inglés en: http://www.un.org.sy/forms/stories/viewStories.php?id=31 .

50. Gideon Polya, "Passive Genocide in Iraq", Countercurrents.org, 11 de marzo de 2005, disponible en inglés en: http://www.countercurrents.org/iraq-polya110305.htm .

51. Ian Douglas. "US Genocide in Iraq", 2007, disponible en inglés en: http://www.brusselstribunal.org/pdf/NotesOnGenocideInIraq.pdf .

52. Lonnie Wolf, "World Depopulation is Top NSA Agenda”, Club of Rome, The Haig-Kissinger Depopulation Policy, disponible en ingles en: http://educate-yourself.org/nwo/nwopopcnsaglobal2000report10mar81.shtml

53. David Goodner, "American Genocide in the Middle East: Three Million and Counting", GlobalResearch.ca, 13 de agosto de 2007, disponible en ingles en: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=6531 .

 

* La Dra. Souad N. al-Azzawi fue vicerrectora de Asuntos Científicos de la Universidad de Al-Mamoun de Bagdad. Catedrática de Ingeniería Medio Ambiental de esa misma Universidad fue galardonada con el premio 2003 “Futuro Libre de Energía Nuclear” por su trabajo sobre contaminación medioambiental en Iraq tras la Guerra del Golfo

 

Documento original en inglés en:

http://www.brusselstribunal.org/pdf/

IraqiChildrenSuffering2010.pdf

 

 

 

CEOSI | www.iraqsolidaridad.org | 2010